Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Caída del rublo y crudo hacen colapsar a Rusia

el Banco central de rusia ya no quiere respaldar su propia moneda. Y en tanto ya se habla de que muchos inversionistas han decidido abandonar ese país

Caída del rublo y crudo hacen colapsar a Rusia

Caída del rublo y crudo hacen colapsar a Rusia

Caída del rublo y crudo hacen colapsar a Rusia

Por más millones que el Banco Central de Rusia gastó en el último año para respaldar el rublo, la moneda nacional del país soviético se desplomó ayer a los mínimos históricos, frente al dólar y al euro, convirtiéndose en la divisa con peor evolución este año.

El rublo se devaluó solo el lunes un 10 %, sin precedentes desde la peor caída que la moneda había tenido, que tuvo lugar en 1998, cuando Rusia cayó en default. Ayer, el desplome se acentuó brutalmente con una pérdida del 20 %: llegó a un nivel inédito de 100 rublos por euro y 80 rublos por dólar, lo informaron distintos medios internacionales en Europa y en América Latina.

Las razones del hundimiento no solo obedece a motivos económicos, sino también políticos. El diario español El País anotó ayer que la combinación de la caída del precio del petróleo junto con la imposición de sanciones financieras sobre las grandes empresas energéticas de la nación rusa están hundiendo la economía del gobierno de Putin.

Solo las exportaciones de petróleo desde el país soviético representan el 68 % de sus ingresos. El barril del crudo ha caído de $100 a $58 desde junio pasado.

Por otra parte, la crisis económica de Rusia está dándose en un contexto de gran tensión política con Occidente, luego del rol de la capital soviética, Moscú, en la crisis ucraniana: cuando Rusia desplegó tropas e intervino la península de Crimea, situada al sur de Ucrania, lo que le acarreó sanciones económicas por parte de Estados Unidos.

Esta situación política podría agravarse aún más, debido a que el presidente estadounidense, Barack Obama, aseguró ayer que sancionará la nueva ley que fue aprobada el lunes pasado por el Congreso, la cual autoriza al Gobierno de Estados Unidos la primera concesión de material letal al Gobierno de Kiev, capital de Ucrania (ver nota secundaria).

Por todo lo anterior, "la economía rusa se está adentrando en la tormenta perfecta", advierte el digital de España elpais.com. En palabras del analista Heinz Rüttimann, de Julius Baer (un banco privado con sede en Zúrich, Suiza): "Rusia está en medio de una tormenta perfecta. Le dañan las sanciones económicas, el precio del petróleo se hunde, los tipos de interés se disparan y la economía vuelve a la recesión".

La suma que el Banco Central ruso ha gastado durante 2014 para sostener al rublo en los mercados lo ha obligado a recurrir a más de $93 mil millones de sus reservas de oro y de moneda extranjera, según lo indicó ayer una publicación del periódico digital argentino ambito.com, conocido como Ámbito Financiero y que se especializa en temas de economía.

Para apuntalar la moneda, esas reservas han disminuido desde $509,000 millones desde inicios de año hasta $416 mil millones para diciembre.

En un intento por evitar que el rublo siga hundiéndose, el Banco Central de Rusia decidió el lunes elevar su tasa clave de interés referencial al 17 %, luego de que la había aumentado el jueves pasado al 10.5 %, casi el doble de cómo estuvo al comenzar el año (5.5 %).

Esa medida para revertir la tendencia a la baja del rublo, no obstante, fue calificada de "tardía" por el mismo ministro ruso de Economía, Alexéi Uliukáev, según lo cita una publicación del sitio electrónico del periódico español ABC. El funcionario, además, reconoció que la caída del valor del rublo obligará a revisar los pronósticos macroeconómicos.

Según el mismo medio de comunicación, el índice RTS de la Bolsa de Moscú, entre tanto, cayó hasta el 17 %, tocando los mínimos desde marzo de 2009; y el presidente ruso, Vladimir Putín, ordenó al Gobierno y al Banco Central tomar medidas urgentes contra los especuladores, aquienes acusa junto a Occidente por la caída de los precios de petróleo y de la devaluación del rublo.

Uliukáev tambén acusó a los especuladores del desplome de la moneda e inclusive recomendó a los ciudadanos a no cambiar de divisa, quienes estaban desesperados por convertir sus rublos en dólares; aunque las medidas para estabilizar la situación en incrementar la liquidez de la moneda rusa no contemplan, de momento, la implentación de controles de divisas para frenar las salidas.

Las pérdidas a raíz de los últimos acontecimientos económicos en los mercados rusos podrían derivar en que Rusia sufra una contracción del 4.7 % al 4.5 % de su Producto Interno Bruto (PIB), en lo que el Banco Central advvirtió se considera el pronóstico oficial más pesimista, si los precios del barril de petróleo siguen manteniéndose alrededor de los $60.

"Incluso en las peores pesadillas no podríamos imaginar hace un año lo que está pasando", cita lancion.com.ar al número dos del Banco Central, Sergei Chvetsov.

Los rusos tienen más difícil que nunca hacerse con productos extranjeros: sus precios se han disparado y en muchos casos ya estaban vetados por las "contransanciones" ideadas por Moscú para responder a las medidas punitivas que le impuso la UE.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación