Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

UE buscará proteger a ahorristas en caso de quiebras bancarias

La Unión Europea analiza legislación para que los ahorristas sean los últimos que pierdan su dinero en caso de crisis bancaria.

BRUSELAS. Los ahorristas deberían ser los últimos en sufrir las pérdidas cuando un banco quiebra, según una propuesta que está siendo discutida por los países de la Unión Europea y a la que Reuters tuvo acceso, que protegería a los depositantes del tipo de problemas que enfrentan en Chipre.

La idea surge mientras los países miembro finalizan un nuevo proyecto de ley de la UE que podría hacer que las pérdidas de los ahorristas más grandes sean una característica permanente en futuras crisis bancarias.

Responsables de la UE, sin embargo, están nerviosos porque un régimen de este tipo hará entrar en pánico a los ahorristas, animándolos a retirar su dinero.

En el documento, que describe el proceso de "rescate interno" (que los ahorristas asuman pérdidas) y otros pasos para hacer frente a los bancos con problemas, responsables en Bruselas dicen que sería prudente poner a los ahorristas por detrás de todos los tenedores de bonos cuando se repartan las pérdidas en un caso de quiebra bancaria.

Los pequeños ahorristas, con menos de 100,000 euros, serán protegidos en cualquier caso. Pero los responsables también plantean la posibilidad de permitir excepciones nacionales para pérdidas de grandes ahorristas en su país si un banco quiebra.

Con este compromiso, esperan recuperar la confianza tras un intento fallido a principios de año para imponer las pérdidas a los depositantes en Chipre -algo que inicialmente se dirigió también a los pequeños ahorristas aunque más tarde se modificó-.

Un trato más favorable para grandes depositantes en la nueva legislación de la UE, que dibuja cómo tratar con los bancos en problemas en un régimen que podría empezar en 2015, cuenta con el respaldo del Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

Irlanda, que ocupa la presidencia rotativa del bloque, está presionando para estas concesiones antes de la cumbre de ministros de finanzas de la UE en mayo. "Esto podría significar que no están excluidos de las medidas de rescate, pero otros acreedores podrían absorber las pérdidas antes por su capacidad", dijeron los responsables en el documento fechado el 29 abril. Pero antes de suavizar las disposiciones los diplomáticos de la UE necesitan convencer a Alemania, que sigue siendo escéptica sobre hacer estas concesiones, de acuerdo con una fuente familiarizada con las conversaciones. Las autoridades han tratado de hacer ver las pérdidas que sufrieron los depositantes de bancos chipriotas como un hecho aislado, pero los expertos creen que esto supone un cambio en el enfoque con que Europa trata a los bancos en problemas, cargando a los contribuyentes que ya han sido perjudicados en rescates anteriores. "Después de Chipre, varios países querrían más claridad", dijo una fuente implicada en el tema. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación