Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La burocracia sigue afectando operaciones

Las empresas navieras dicen que el personal de aduanas no es suficiente para atender las demandas de importadores y exportadores.

El número de personas que trabajan en las oficinas aduanales del país no es suficiente para atender las demandas de importadores y exportadores, considera la Asociación de Representantes de Empresas Navieras y Portuarias (Arenep).

Omar Ramírez, presidente de Arenep, considera que las autoridades aduanales deberían de tomar en cuenta el crecimiento acelerado que ha tenido el comercio intrarregional en los últimos años.

Esa falta de personal, que atienda ágilmente las solicitudes de los empresarios, es el principal problema que a diario enfrentan.

Lo anterior se complica cuando Aduanas pone en vigencia nuevos trámites, pero no ponen más personal para que los procedimientos se efectúen rápidamente.

"Siguen trabajando con la misma cantidad de personas, creemos que ese es el mayor problema", afirmó Ramírez.

El costo para las empresas, detalló el empresario, va desde los viáticos que le pagan a los empleados cada una de las veces que tienen que ir al Puerto de Acajutla, el tiempo que los furgones pasan varados y el almacenaje de la mercadería. Las navieras también incurren en pagos adicionales por el uso de los contenedores o equipos en tiempo adicional. Todo ese calvario que día a día enfrenta el sector privado salvadoreño a la hora de realizar sus trámites de importación y exportación motivó, en febrero pasado, a siete gremiales a crear la Comisión Intergremial del Comercio (Cifácil).

La gremial busca aunar esfuerzos en la búsqueda de la agilización del comercio y reducir la tramitología.

La agenda del gremio incluye mejorar procedimientos aduaneros, agilizar trámites de importación y exportación, trámites institucionales relacionados al quehacer de una empresa y los relacionados al proceso de internacionalización de los negocios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación