Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

“Aquí ya se come cereal transgénico y no pasa nada” , Marcelino Samayoa

Señalan que se debe evitar el rechazo sin fundamentos del uso de transgénicos y buscar las regulaciones necesarias.

La roya del café está afectando gravemente a las cosechas, causando grandes pérdidas.

La roya del café está afectando gravemente a las cosechas, causando grandes pérdidas. | Foto por Archivo

La roya del café está afectando gravemente a las cosechas, causando grandes pérdidas.

Los representantes del sector agrícola coinciden en que es necesario avanzar en una investigación exhaustiva y en un diálogo entre diferentes sectores para poder incorporar la semilla transgénica en el país.

Para el director ejecutivo de la Asociación Salvadoreña de Beneficiadores y Exportadores de Café (Abecafé), Marcelino Samayoa, el principal problema radica en la venda ideológica que por años han mantenido  ciertos sectores sociales.

“No querer pasar a sembrar con transgénicos por temor a daños en la salud es como decir que no se quiere pasar de cocinar con leña a gas. Aquí la gente come pollo a los que les inyectan hormonas y no ha pasado nada, comen cereales que son elaborados a base de transgénicos y no pasa nada”, apuntó Samayoa.

En este sentido, dijo que en lugar de rechazar la propuesta, se deben brindar las herramientas al productor para buscar la tecnología adecuada y la capacitación en el tema.

El café, al igual que la producción de granos básicos en el país, se ha visto afectado por las inclemencias del tiempo y el ataque de plagas como la roya, la broca y la antracnosis, y aunque se han incorporado variedades resistentes, no se ha logrado garantizar que la producción mejore significativamente.

“Los transgénicos tienen que venir, es cierto que no es una cosa que va de ahora para mañana, eso implica fuertes inversiones, pero si el sector cafetalero aporta 50 centavos por la exportación de cada quintal de café, habría que preguntar qué se está haciendo con ese dinero que es para investigación”, agregó Samayoa.

El problema que vislumbran los representantes del sector, es que mientras el Gobierno se niega a reabrir el tema, la producción tanto de granos básicos, como de café, continúa en decadencia.

Para este año, el mismo Ministerio de Medio Ambiente ha presentado informes de la inestabilidad climática a la que se verá sometido el territorio salvadoreño. El clima  no pinta un panorama alentador al igual que los tres años anteriores.

Precisamente el ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, dijo días atrás que, dadas las circunstancias que enfrenta el país con el fenómeno de El Niño, solamente el 60 % del territorio nacional tendría las condiciones adecuadas para realizar la primera siembra de este año. Esto mantiene nuevamente en alerta a los agrícultores, quienes deberán  buscar alternativas para alimentar a sus familias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación