Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

APA: "La burocracia está afectando la agricultura nacional"

Señalan que agricultura local se ve desde la perspectiva ideológica

La agricultura genera miles de empleos para personas con pocos recursos económicos. FOTO EDH /ARCHIVO

La agricultura genera miles de empleos para personas con pocos recursos económicos. FOTO EDH /ARCHIVO

La agricultura genera miles de empleos para personas con pocos recursos económicos. FOTO EDH /ARCHIVO

Uno de los grandes obstáculos que enfrenta la agricultura local es que "se continúa viendo desde una perspectiva ideológica en la que sólo se limitan a entregar plantas de café o paquetes agrícolas, pero no a brindar una verdadera asistencia técnica al productor", según destacó el director ejecutivo de la Asociación de Proveedores Agrícolas (APA), Gustavo Moreno.

La baja en las cosechas de granos básicos y café demuestra que el cambio climático, sumado a la falta de políticas claras en el manejo del agro, están llevando al sector a reducir cada vez más la producción.

Los datos presentados son un fiel reflejo. En 2013, el país produjo 20.4 millones de maíz, mientras que en 2014 se redujo 9 millones de quintales. También la producción de frijol experimentó una reducción de casi un millón de quintales entre 2013 y 2014.

El café es otro tema que no se puede dejar de lado, pues se ha pasado de producir más de 1.5 millones de quintales del aromático hace 3 años, a apenas 800 mil quintales este año.

Para el representante de la gremial, el sector agropecuario tiene una gran importancia para el país y de no tomársele en serio puede generar peligrosas repercusiones.

"El aporte del sector es importante, genera empleo para la gente más pobre por ejemplo. Lastimosamente durante mucho tiempo se han tratado de hacer muchos proyectos pero ninguno ha sido sostenible; hace falta mucho, hace falta un plan, un proyecto de conciencia, es un sector con subsectores y cada subsector tiene desafíos diferentes", afirmó Moreno.

En este mismo tema, el presidente de la Asociación Salvadoreña de Beneficiadores y Exportadores de Café (Abecafé), Marcelino Samayoa, señaló recientemente que con la baja producción - en el parque cafetalero - se está perdiendo miles de empleos y que no se está haciendo nada para evitarlo.

De acuerdo con el representante de la APA, la principal limitante que impide que todos los sectores agrícolas se desarrollen, es que el gobierno no está trabajando de la mano con el sector privado, que es quien cuenta con los recursos para poder capacitar a los agricultores.

"Si la seguimos viendo (la agricultura) desde una perspectiva ideológica, no vamos a salir de nada; lo que necesitamos es la capacitación técnica, exponer experiencias de otros países, traerle al agricultor esa información que es necesaria", destacó.

Según datos de la gremial, uno de los de sectores que más invierte en el país es el agrícola, ya que debe gastar en preparar la tierra, sembrar, fumigar para mantener las plantaciones y en todo el proceso que se requiere para obtener la producción. Por ello es al que más debería buscar incentivársele y buscar que se genere desarrollo.

El Gobierno anunció este año que entregaría 7 millones de plantas de café y 400 mil paquetes agrícolas, además informó que desplegaría 400 técnicos en todo el país para atender a los agricultores, sin embargo, para los representantes del sector, hace falta una verdadera investigación y asistencia.

Tecnología es la gran ausente

Además de la capacitación con la que no cuenta el productor local, el país se está quedando rezagado en la implementación de semillas genéticamente modificadas, de acuerdo con el ejecutivo de la APA.

"El Salvador es el país más atrasado en la región. Mientras otros están abordando temas de incentivos y de experimentar con semillas modificadas, nosotros estamos perdiendo ese empuje", destacó el ejecutivo de la APA.

Si el país implementara el uso de este tipo de semilla, la producción podría incrementar hasta un 100 % más, ahondó Moreno.

Lo que sucede es que se sigue trabajando con semillas supuestamente resistentes a algunos tipos de enfermedades, pero que no se tiene una certeza completa de su rendimiento.

"Aventurarnos a decir que habrá grandes cosechas no se puede, sobre todo porque el país necesita nuevos avances tecnológicos. Este año se va a ver si el productor pudo sembrar para comercializar o sólo para autoconsumo", apuntó.

Organismos internacionales han hecho énfasis en la necesidad de que cada país incremente la producción de granos básicos, hortalizas y frutas, ya que para 2050 se requerirá de un 50 % a un 60 % más de alimentos para 9,300 millones de personas.

El presidente ejecutivo de CropLife Latin America, José Perdomo, ha señalado que se necesita producir más en menos tierra, avanzar hacia un manejo más sostenible del agua, disminuir el desperdicio de alimentos a nivel mundial, contrarrestar los efectos del cambio climático y mejorar el control de plagas, malezas y enfermedades.

Además, ha hecho referencia a que en este escenario de riesgos que vive el planeta, de desafíos y oportunidades, el protagonista es el agricultor en su rol como proveedor de alimentos, el cual no sólo debe elevar el nivel de productividad y calidad, sino también debe buscar reducir costos e igualmente garantizar la inocuidad de alimentos. "Todo esto lo logrará de la mano de la ciencia, la tecnología y la innovación", declaró en el marco de la V Cumbre Mundial de Banano en 2014.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación