Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alta producción crudo de Rusia bota los precios

Rusia subió su producción hasta los 10.66 millones de barriles diarios, lo que ha llevado a que los precios continúen bajando.

Con la caída en los precios del barril de crudo, Rusia e Iraq se han visto bajo la necesidad de elevar su producción de petróleo; sin embargo, ha sido este incremento de producción el que ha llevado a que los precio sigan bajando.

Rusia subió su producción hasta los 10.66 millones de barriles diarios el mes pasado, el nivel de producción más alto en las últimas dos décadas aunque la caída de los precios está dañando su economía, puesto a que su principal fuente de ingresos es el crudo.

En el caso de Iraq, este es el segundo mayor productor del cartel, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), siendo Arabia Saudí el principal. El país planea incrementar sus exportaciones en enero y el diciembre vendió 2.94 millones de barriles diarios, venta más alta desde 1980.

Esta movida por parte de Rusia ha llamado la atención de inversores que desean comprar el petróleo ruso, aunque el país continúa sufriendo de un crisis económica, especialmente en una baja de 3.7 % del mercado bursátil con empresas energéticas y el dólar que se ha apreciado un 2 % (hasta 60 rublos).

En un mercado tan fluctuante, inversores se han acercado nuevamente al mercado ruso debido a su tentadora producción, otro factor es que muchos inversores apuestan a que para finales de 2015 el barril de petróleo podría sobrepasar los 90 dólares.

De acuerdo con las predicciones de Goldman Sachs y HSBC esto podría ser una realidad, sin embargo, no descartan la posibilidad que el precio continúe bajando hasta llegar a los 43 dólares por barril.

Con la nueva producción de Rusia, el Kremlin llega a niveles no vistos desde la década de los ochenta, no obstante, expertos de Saxo Bank explica que esta masiva producción causaría que el barril de petróleo Brent caiga por debajo de los 50 dólares. Actualmente, Rusia cuenta con el 12 % de las reservas mundiales de petróleo y es el segundo mayor productor de este recurso en el mundo.

Por otra parte, Rusia logró recuperar el 30 % de sus activos de petróleo y gas, los cuales estaban en manos de financieros occidentales. Esta recuperación se debe en parte a la depreciación del rublo.

Con la caída del rublo, Moscú logró recuperar la mayor parte de sus activos y logró recibir ganancias por un valor de 20,000 millones de dólares en unos pocos días.

Esta ha sido una gran jugada por parte de Rusia, ya que tras la caída precipitada del rublo, muchos creían que el país llegaría a una crisis económica severa, generándose una quiebra, y aunque los precios de las acciones de las empresas energéticas cayeron, los inversores las vendieron antes de que se depreciaran más.

Según la publicación de la agencia de noticias rusa InSerbia, los ingresos del petróleo y el gas permanecerán en Rusia y con esto el rublo crecerá por si mismo, sin necesidad de gastar las reservas de divisas y oro. La agencia añadió que esta ha sido una gran estrategia por parte del Gobierno Ruso.

Otra baja en precios de combustibles en el país

El Ministerio de Economía anunció ayer nuevas reducciones en precios de referencia para los rombustibles, que estarán vigentes del 6 al 19 de enero de 2015.

Las nuevas variaciones permitirán que la gasolina especial disminuya $0.18 en las zonas centro y occidente y $0.19 en el oriente del país; la gasolina regular disminuirá $ 0.21 en la región central y oriental, y 0.20 en el occidente; y el diésel disminuirá $0.18 en las áreas del país.

El nuevo año arranca con una nueva caída de los precios del petróleo, hasta ayer se había reportado una baja de 5 % llevando los precios a su nivel más bajo desde 2009 (53 dólares el barril de Brent y menos 50 dólares el barril de crudo de Texas).

Casi tres horas después de la apertura de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), el crudo WTI, de referencia en el mercado de Estados Unidos, llegó a tocar un mínimo de 49.95 dólares el barril.

Ese nivel representa un 5.2 % de caída desde el precio del cierre del pasado viernes. El barril del crudo de Texas se mantenía por encima de 50 dólares desde el cierre del 29 de abril de 2009, cuando llegó a 50.97 dólares.

El WTI terminó el año pasado a 53.27 dólares, con una pérdida anual del 45.9 % y con una reducción del 50 % desde el máximo anual anotado en 2014.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación