Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alianza del Pacífico dificulta integración

Se ha cuestionado en que se constituya como una ventana al difícil proceso de integración regional en Latinoamérica.

Diferencias políticas e ideológicas han dificultado la integración de la región. Foto edh

Diferencias políticas e ideológicas han dificultado la integración de la región. Foto edh

Diferencias políticas e ideológicas han dificultado la integración de la región. Foto edh

MÉXICO. La Alianza del Pacífico resucita la viabilidad de la integración comercial de América Latina tras el fracaso de otros bloques regionales como el Mercosur o la Comunidad Andina (CAN), según expertos consultados.

Con este grupo creado en 2012 por Colombia, Chile, México y Perú, cuyas economías están orientadas a la exportación, renace la "viabilidad de la integración comercial" en la región, dijo Rodrigo Salazar, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

La Alianza no tiene la rigidez de otros bloques de integración económica como la CAN o el Mercosur, a los que "no les ha ido bien", al primero por una "clara divergencia de opiniones tanto políticas como económicas" y al segundo porque sus dos principales socios, Argentina y Brasil, no respetan los acuerdos, dijo.

El Mercosur, formado por Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela, es una unión arancelaria que "no vale nada" y que empieza a comportarse como un "frente político" con decisiones "lamentables", indicó.

Entre ellas, añadió Salazar, la suspensión de Paraguay como miembro del Mercosur por la polémica destitución en 2012 del entonces mandatario paraguayo, Fernando Lugo, un hecho que Venezuela consideró una ruptura del orden democrático.

Dicha destitución "siguió al punto la Constitución paraguaya", en cambio en Venezuela la transición del mandato de Hugo Chávez a Nicolás Maduro "en cada paso fue anticonstitucional y, sin embargo, el bloque no sólo no dice nada, sino que apoya activamente" al Gobierno venezolano, apuntó.

Otro grave problema del Mercosur, según Salazar, es la ausencia de mecanismos para resolver disputas. Cuando Argentina y Brasil "sienten problemas (económicos), cierran fronteras" subiendo aranceles sin que Uruguay y Paraguay, los más afectados, puedan hacer nada, refirió.

En relación con el bloque andino, creado en 1969, señaló que "está muerto" no por la salida de Venezuela sino "porque sus reglas y la posición política de sus integrantes eran poco flexibles" frente al interés de dos de sus miembros, Colombia y Perú, de establecer un tratado de libre comercio con Estados Unidos.

"El problema es que el mercado estadounidense es tan atractivo que no hay forma de que un bloque latinoamericano pueda competir con esa alternativa", afirmó el experto, quien insistió en que esos dos mecanismos de integración están "de capa caída".

En cambio, la Alianza apuesta a la integración con Asia a través de Estados Unidos, sin que ello implique dejar de mirar hacia la región.

Por el contrario, cada vez son más las voces dentro de la Alianza y del Mercosur que hablan de un acercamiento entre los dos bloques, que sostendrán su primer diálogo tras la cumbre de mañana entre los presidentes de Colombia, México, Chile y Perú en el balneario mexicano de Punta Mita. EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación