Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Algunos países de Latinoamérica recibirán menor impacto de El Niño

La sostenibilidad fiscal de algunos países ayudará a que estos puedan lanzar las medidas necesarias para no ser afectados.

Latinoamérica está mejor preparada para superar fenómenos naturales como las sequías.

Latinoamérica está mejor preparada para superar fenómenos naturales como las sequías.

Latinoamérica está mejor preparada para superar fenómenos naturales como las sequías.

De acuerdo a un análisis elaborado por la calificadora de riesgo Moody's, los gobiernos latinoamericanos han fortalecido su posición fiscal desde que inició el año, lo que les permitirá afrontar de mejor manera el fenómeno de El Niño.

Explican que "indiscutiblemente de lo severo que sea El Niño en el 2014, los gobiernos en Latinoamérica están en una mejor posición fiscal para manejar la situación".

Según Moody's la balanza pública se ha fortalecido en comparación a lo que era hace 15 años, esto ayudaría a mitigar el impacto que el fenómeno podría tener sobre la capacidad crediticia de los gobiernos.

Esto es consecuencia de una baja en los déficit fiscales y endeudamiento, así como también de la acumulación de activos que estarán disponibles para pagar por reparaciones de infraestructura.

No obstante, la fortaleza fiscal vista en los seis países latinoamericanos (Brasil, Chile, Colombia, Panamá, Paraguay, Perú) en donde se podrían experimentar efectos negativos relacionados a El Niño, se posiciona entre moderada y muy fuerte, según indica Moody's.

Más importante es que al evaluar la posición fiscal de los países versus el daño que causaría el fenómeno se puede ver que este sería mínimo o moderado dependiendo del país.

Lo interesante está al analizar a Perú, uno de los países que está más expuesto a riesgos por parte de El Niño en Latinoamérica. En el informe se establece que Perú será de los países que tendrá menor impacto al momento de enfrentar la sequía. No sólo esto, pero podría ver disminución en el sector de pesca y la infraestructura también podría dañarse.

Debido a que en los últimos años el país ha incrementado su posición fiscal y ha llegado a tener sostenibilidad en sus finanzas, el país dispone de un fondo necesario para poder tratar con emergencias nacionales.

En Brasil, por otra parte, se verán sequías que disminuirán el desempeño agrícola en algunas partes del país. Sin embargo, se esperan altos niveles de lluvias en la parte sur de la nación, lo que implicaría mayor generación de energía y un mejor desempeño en el cultivo de soya.

Bancos con menor riesgo

En el pasado, los bancos en la región han visto pérdidas en préstamos a los sectores de pesca y agricultura durante la época de El Niño. Pero desde 1998, los bancos ha desarrollado un mejores prácticas para el manejo de riesgos como estos, lo que ayudaría a mitigar los efectos para el evento del 2014.

Aunque el fenómeno dañe cultivos, el efecto neto a los bancos será neutral. En parte se debe a que los precios globales han incrementado y esto ha mitigado las pérdidas económicas por baja cosecha.

No obstante se debe tomar en consideración que los bancos de estos países también poseen márgenes de interés alto de los préstamos a agricultores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación