Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alemania abre otro parque eólico marino

La inversión de la obra alcanza los 2,000 millones de euros

El parque eólico se ubica en la isla de Borkum. foto edh/archivo

El parque eólico se ubica en la isla de Borkum. foto edh/archivo

El parque eólico se ubica en la isla de Borkum. foto edh/archivo

BERLÍN. Se trata del mayor parque eólico marino de Alemania y acaba de ser inaugurado por el ministro liberal de Economía, Philipp Rösler: "Esto es todo "Made in Germany" y ofrece numerosas oportunidades", afirmó el joven ministro y vicecanciller durante la ceremonia de inauguración.

El parque se encuentra situado en el Mar del Norte, a cien kilómetros de la costa, y cuenta con una potencia instalada de 400 megavatios (MW). El proyecto está perfectamente alineado al deseado apagón nuclear anunciado por gobierno de la canciller democristiana Angela Merkel luego de la catástrofe de Fukushima.

Bautizado como Bard Offshore 1, el parque se ubica específicamente al noroeste de la isla de Borkum y cuenta con ochenta molinos que han requerido una inversión de 2,000 millones de euros y ha debido superar numerosos contratiempos.

En medio de una campaña electoral en la que Merkel va a por su segunda reelección sostenida por una coalición entre liberales y democristianos, la presencia de Rösler no ha hecho más que dejar claro el respaldo del Gobierno federal a este tipo de energía renovable.

El director de la compañía constructora Bard, Michael Baur, destacó las particularidades del proyecto, al señalar que «nunca hasta ahora se había instalado un parque a 100 kilómetros de la costa, donde las aguas tienen 40 metros de profundidad». El directivo se mostró convencido de que sin estas instalaciones eólicas sería imposible el apagón nuclear que ha programado Alemania para 2020, y reclamó un marco legal que dé confianza a los inversores.

Baur elogió la visión empresarial y el valor de Bard al emprender este proyecto sin experiencia práctica previa, lo que hizo que el parque estuviera cerca del fracaso poco después de empezar a construirse, en 2010.

De cara a las próximas elecciones del 22 de septiembre, Baur señaló que «si el nuevo Gobierno mantiene la decisión tomada en 2011 de apagar las nucleares, tiene que convertirse en un aliado seguro y constructivo de este tipo de energía lo antes posible. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación