Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Agricultura de América Latina y el Caribe crece en un contexto económico desafiante

Especialistas del IICA, la FAO y la CEPAL presentaron un análisis sobre los desafíos y oportunidades para el agro de la región, durante un foro técnico de alto nivel realizado en México.

ctv-f5b-paquetes-agricolas

En Centroamérica y otras regiones tropicales se experimentaron fuertes pérdidas en cereales, café y otros cultivos como consecuencia de la sequía y la aparición de plagas y enfermedades. | Foto por elsalv

Cancún- La agricultura de América Latina y el Caribe (ALC) se ha desarrollado dentro de un contexto macroeconómico retador; sin embargo, gracias a los incrementos en su productividad, el agro logró crecer más que el resto de sectores en los últimos años.

Así lo establece la IV edición del documento “Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en las Américas 2015-2016: Una mirada hacia América Latina y el Caribe”, elaborado de manera conjunta por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

La desaceleración de Europa y algunas de las economías emergentes ha traído consigo una caída en la demanda mundial, lo cual, aunado a la contracción de los precios internacionales de materias primas e hidrocarburos, afectará el crecimiento económico mundial, el cual se espera que sea solo de un 3.5% para el 2015. Se espera además que el crecimiento en ALC se contraiga 0.3%, el nivel más bajo desde la crisis de 2009.

Pero, dentro de ese panorama desafiante, la agricultura Latinoamericana y del Caribe crece a mayor ritmo que la economía en su conjunto.

El informe fue presentado ayer en la Riviera Maya, México, durante la 18a sesión de la Junta Interamericana de Agricultura (JIA), en el marco del Encuentro de Ministros de Agricultura de las Américas 2015.

Alejandro Flores, de la FAO expuso una síntesis de las tendencias y perspectivas de los sectores agrícola, ganadero, forestal, pesquero y acuícola en América, con énfasis en ALC.

En su criterio, la producción y difusión de este material es solo un ejemplo de las tantas acciones conjuntas que se pueden emprender en beneficio de las sociedades a las que sirven estas instituciones.

Por su parte, Adrián Rodríguez, de la CEPAL presentó las principales tendencias en temas de índole social, como bienestar rural, género, pobreza, desigualdad de ingresos y juventud rural, así como en institucionalidad agrícola en ALC.

“Existen coincidencias en el desarrollo de políticas en la región en temas como fomento de la productividad y la competitividad, la promoción de la equidad y el aumento de los ingresos de los productores pobres, y la sostenibilidad de los recursos naturales y el cambio climático, también hay importantes innovaciones en la región, como programas de agricultura baja en carbono, desarrollo de institucionalidad para atender el cambio climático y el establecimiento de grupos técnicos de trabajo a nivel regional”, afirmó.

La agricultura regional crece con excepciones importantes

Según el estudio, la agricultura del continente presentó dos realidades durante 2013 y 2014. Las regiones norte y sur del continente americano, favorecidas por las condiciones del clima y el incremento en las áreas dedicadas a estos cultivos, lograron récords en la producción y el comercio de cereales y oleaginosas, durante el 2012 y el 2013.

En Centroamérica y otras regiones tropicales se experimentaron fuertes pérdidas en cereales, café y otros cultivos como consecuencia de la sequía y la aparición de plagas y enfermedades.

Aunado a esto, durante el período se dio un aumento en la competencia por parte de algunas naciones asiáticas y africanas para los países tropicales en los mercados internacionales de productos como banano, piña, café, yuca y cacao, entre otros.

En el informe también se analiza la actividad ganadera y pesquera de la región. Además se analiza el estado actual de las políticas agrícolas en diversos países de la región, donde se destaca la importancia de redoblar esfuerzos por modernizar los marcos de políticas, enfatizando la importancia de que estas vayan más allá de los enfoques sectoriales tradicionales.

“Si quieren incrementar la productividad de su agricultura de manera sustentable e incluyente, los países deben avanzar en la construcción de políticas que fomenten la productividad y la competitividad, que promuevan la equidad y el aumento de los ingresos de los productores más necesitados y que aseguren la sostenibilidad de los recursos naturales y la adaptación de su agricultura al cambio climático”, aseguró Miguel García, Representante del IICA en los Estados Unidos y coordinador por parte del IICA en la publicación.

En un escenario donde las posibilidades de incorporar nuevas tierras a la producción agrícola son limitadas, la CEPAL, la FAO y el IICA coinciden en que el aumento en la productividad total de los factores es la mejor apuesta para lograr el crecimiento, la equidad, la estabilidad y la sostenibilidad del sector en ALC.

Para enfrentar esta realidad, los especialistas recomiendan, entre otras cosas: Fortalecer la capacidad rectora del estado, mejorar la gestión educativa y las capacidades del recurso humano, fortalecer la inversión en investigación, desarrollo e innovación (I-I+D), fortalecer las políticas comerciales, mejorar la capacidad emprendedora y asociativa de los productores.

“Son muchas recomendaciones, no pretendemos que todas se apliquen, damos nuestro aporte para que ustedes las adapten, las valoren y acudan a estas instituciones si lo requieren”, concluyó García.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación