Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Advierten a EE. UU. de riesgo de colapso en Petrocaribe

Una crisis en Venezuela dejaría sin recursos y altamente vulnerables a los miembros del acuerdo Petrocaribe y otros socios comerciales, señalaron varios analistas

Una falta de liquidez en la petrolera estatal PDVSA perjudicaría a los miembros de Petrocaribe. foto edh / Archivo

Una falta de liquidez en la petrolera estatal PDVSA perjudicaría a los miembros de Petrocaribe. foto edh / Archivo

Una falta de liquidez en la petrolera estatal PDVSA perjudicaría a los miembros de Petrocaribe. foto edh / Archivo

Varios analistas instaron al gobierno de los Estados Unidos a preparar un plan de contingencia para enfrentar un eventual fin súbito del programa petrolero venezolano Petrocaribe, que subsidia a países del Caribe y Centroamérica.

El director del Centro de Política de Energía y Medio Ambiente de la Universidad de Texas en Austin, Jorge Piñón, instó a pensar en el tema, "porque si eso sucede, las luces se pueden apagar en algunos de esos países literalmente".

Al participar en un foro auspiciado por la organización Consejo del Atlántico, Piñón dijo que aunque el escenario sea a mediano plazo, "la pregunta desde ahora es cómo vamos a responder a esa situación una vez que ese suministro se detenga".

La iniciativa Petrocaribe, establecida en 2006 por el entonces presidente venezolano Hugo Chávez, prevé el suministro de petróleo y derivados al Caribe y Centroamérica a precios de referencia, con 50 por ciento de ventas amparadas en créditos de largo plazo.

Según Piñón, el hecho de que parte de ese dinero no llegue de inmediato a las arcas de Venezuela, sumado a las políticas socialistas y populistas, han colocado a Petróleos de Venezuela (PDVSA) en una "delicada situación" en cuanto a flujo de dinero.

Piñón agregó que la cuestión para PDVSA ha cobrado mayor relevancia debido al desafío de elevar su producción de crudo por encima de los 2.7 millones de barriles diarios.

David Goldwyn, presidente de la firma Goldwyn Strategies LLC y autor de un reporte sobre los prospectos de Petrocaribe, dijo que los países caribeños deberían modificar su dependencia del petróleo para generar energía eléctrica usando gas natural.

Goldwyn dijo que pese al suministro de crudo a través de Petrocaribe, Estados Unidos se ha convertido en la principal fuente de suministro de derivados petroleros gracias al incremento en su producción.

"Ahora es el momento para que la administración (del presidente estadounidense Barack) Obama ayude a la transición de la región, de hidrocarburos al gas natural, creando una 'red fiscal' si el apoyo por parte de Venezuela se termina", agregó.

El reporte de Goldwyn recomendó a Washington desarrollar una gama de políticas para ayudar a los países del Caribe y Centroamérica a transformar su actual esquema de producción de energía eléctrica.

Ello se hace necesario "dada la posibilidad de que el apoyo financiero por parte de Venezuela para las importaciones energéticas a la región se puedan erosionar de manera rápida", como resultado de la situación económica o por un cambio de gobierno.

La calificadora de riesgo Moody's advirtió en abril que la situación financiera en Venezuela se volvía insostenible, incrementando el riesgo de un colapso que dejaría vulnerables a los miembros de Petrocaribe. "Si esos riesgos se materializan, algunos socios comerciales de Venezuela se verán afectados en diferente medida", expresó la calificadora en un comunicado.

Pese a los informes de los detractores de Petrocaribe, varios países de la región, incluido El Salvador, avanzan en un proceso de integración a la iniciativa energética.

Honduras se encuentra renegociando los términos del acuerdo energético tras haber sido suspendido como miembro en 2009, debido al golpe de Estado que depuso a Manuel Zelaya.

Costa Rica, anunció hace unas semanas, el interés por ingresar a Petrocaribe para enfrentar los altos precios del combustible. El aviso ha generado críticas por parte de gremiales del sector privado, las cuales proponen liberalizar el sistema estatal de petróleo para aminorar los precios al consumidor.

Mientras tanto El Salvador avanza en la redacción de un acuerdo de cooperación energética en el cual se definirán cuotas de petróleo, plazos de financiamiento, intereses y metodologías de pago con bienes y servicios.

Ante todas las preguntas y dudas generadas por la negociación, las autoridades de los Ministerios de Economía y Relaciones Exteriores ya han explicado los primeros detalles del acuerdo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación