Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La niña Lilian

Más valientes como usted necesitamos. Salvadoreñas que, aunque no tengan, los tengan bien puestos, no para salir chipusteadas a otras tierras, sino para decir y hacer algo por mejorar la nuestra

Desde que mi tío Neto comenzó su blog, hace casi diez años, su último post de la semana es de chistes buenísimos. Por algo el post se titula “hoy es viernes, a reír se ha dicho”. Esta excelente idea nació, pues al igual que la revista Reader’s Digest, mi tío es un fiel creyente que la risa es remedio infalible. Tanta razón.

 Póngale coco. ¿Verdad que los viernes nos reímos más? Es porque estamos a punto de romper la rutina, de cerrar una semana laboral, de divertirnos con familia y amigos. TGIF dicen los gringos, los bares, supermercados y restaurantes. Tanta razón.

Hablando de viernes y de reírnos, sí que me maté de la risa con el video de la doñita vs. ANDA. Harta de que le llega y llega la factura, pero nacas del vital H2O que le cobran y cobran, la doña le dijo a los de ANDA lo que piensan los que solo aire les sale del chorro.

Doña Lilian se llama la señora, y no tiene pelos en la lengua. Buen ojo tuvo el reportero que la entrevistó en Apopa. Señora de unos setenta y la Juana, de hermoso pelo blanco, con un toque de Loving Care morado, y una caja de lustre aguda y sincera, con la cual mandó a los de ANDA a comer ya saben qué.

Lo más probable, estimado lector, es que doña Lilian le apareció en su teléfono una mañana de viernes; que, al verla también se murió de la risa, le dio play varias veces, la comentó con sus allegados, y de inmediato le dio Like, Comment o Share, suficiente pólvora, para que la señora de Apopa hiciera hervir las redes sociales.

El post de doña Lilian, sin duda, hirvió más que el del pastor que predicaba infidelidad responsable, y el de Munguía Payés, vestido de David Bowie (QDDG), en su entrada triunfal al ENADE.

De la noche a la mañana, doña Lilian pasó del anonimato al vox y Facebook populis. Mentes creativas comenzaron a volar: Explosiones de memes, fregadera de los DJ, reportajes del tema en noticieros, ¡hasta camisetas impresas con el florido mensaje a los de ANDA!

Pero más allá de hacernos reír, y reflejar el sentimiento de los que no reciben agua, la heroína de Apopa habló por todos los salvadoreños decepcionados y preocupados por el rumbo que lleva nuestro país; por el 58 % que aplaza la gestión del presidente; por el 79 % que quiere salir chipusteados.

En los 80 nos fuimos por la guerra, ahora nos vamos por las maras. Somos tan exitosos cruzando el río, que hay tantos salvadoreños en Los Ángeles como en San Salvador. ¡Ni a Donald Trump le tenemos miedo! Pero entre más lejos estemos de la tierra emproblemada que nos vio nacer, más añoramos nuestro calorcito.

Añoramos el calorcito de la cocina de la abuela adonde, a fuego lento, se cocían los manjares muy nuestros; el calorcito de la mesa del comedor en familia, con frijolitos y queso duro blandito; añoramos lo galán que pasábamos con la cherada; nuestras muecas, y tantas formas de expresarnos.

Bien dicho, doña Lilian; su expresión, sin tapujos, fue remedio infalible de bálsamo (y ejercicio de abdomen de tanto reírnos), en un comienzo de año con tanto tropiezo, tanta desgracia.

Más valientes como usted necesitamos. Salvadoreñas que, aunque no tengan, los tengan bien puestos, no para salir chipusteadas a otras tierras, sino para decir y hacer algo por mejorar la nuestra. 

Sus fans esperamos que los de ANDA la hayan escuchado para que, finalmente, no se tenga que lavar su pelo blanco-morado con huacal.

*Colaborador de El Diario de Hoy.
calinalfaro@gmail.com