Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Arte de la Política

Indiscutiblemente los países más exitosos son aquellos donde los políticos gobernantes de ambos lados, derecha e izquierda, rigen con confianza, transparencia y claridad

La vida y el arte rara vez son de color blanco o negro.  Asimismo, la política es mucho más compleja que la izquierda y la derecha. Pero la tendencia histórica ha sido una simplificación excesiva:   estás con nosotros o contra nosotros.
 
Sin embargo cuando miramos los resultados históricos de las elecciones en democracias genuinamente libres y abiertas, estos tienden a cambiar desde la izquierda a la derecha y de nuevo a la izquierda con el paso del tiempo. Lo llamo el tedio de los diez años. Siempre hay excepciones porque el mundo es un lugar complejo, y diferentes grados y estilos de ‘’democracia libre y abierta’’ existen. Pero esta tendencia subyacente es aún, usualmente visible. 

Sugiere que una población libre, abierta y democrática promedio es por naturaleza centrista en sus políticas. Entonces, luego de aproximadamente  una década de políticas de derecha, el deseo natural es de una medida de izquierda y viceversa; un giro político subconsciente diseñado para balancear la política y las políticas de su país. Entonces, ¿por qué los partidos políticos de centro generalmente son incapaces de ganar las elecciones? ¿Talvez  parecen demasiado comprometedores? O talvez porque las personas temen la emergencia de una dominación centrista lo que, a su vez,  podría llevar a un gobierno autoritario, el cual en su extremo, es dañino y difícil de quebrar. 
Las políticas de derecha e izquierda siguen siendo populares porque ellas tienden a ser más claras y más decisivas. Sin embargo, tal como tu doctor te dirá, ¡todos los extremos pueden ser malos para tu salud!

La clave es el balance. Indiscutiblemente los países más exitosos son aquellos donde los políticos gobernantes de ambos lados, derecha e izquierda, rigen con confianza, transparencia y claridad. Pero también donde ellos reconocen que su tiempo es siempre limitado y, por tanto, usan su tiempo en el poder para incluir algunas prioridades, ideas o políticas de la parte de oposición. Puedo imaginar que algunos deben pensar que esto no sólo es contra intuitivo, sino también loco. Pero tragarse el orgullo personal y el orgullo del partido político extendiendo una mano solo para el diálogo, sino además para ayudar genuinamente a la oposición a producir algunas de sus políticas , permite que la parte gobernante ayude a moldear y balancear la introducción de las políticas de la oposición (la cual, si la tendencia histórica es correcta, será introducida de igual forma cuando ellos retornen el poder). También provee una plataforma para avances sustanciales de largo plazo que están dirigidos a los mejores intereses del país mientras que también promueve instituciones gubernamentales sólidas y la gobernanza. Es la definición de estadista. 

Esto, por supuesto, no es fácil y se necesita de un  verdadero coraje político. Pero la habilidad de llegar a las otras partes políticas en beneficio de los intereses a largo plazo del país es lo que separa a los países exitosos de los países sin éxito, permitiéndoles introducir sus propias políticas dentro y fuera del gobierno, mientras recortan cualquier elemento extremo de las políticas del partido de oposición. 
Para que este estilo de políticas funcione el enfoque debe estar dirigido hacia el futuro y no hacia el pasado. Un enfoque en el futuro es lo que ayuda a construir esperanza nacional, prosperidad y éxito. Este es el verdadero arte de las políticas y el mundo podría hacer mucho más con él.
 


*Embajador del Reino Unido en El Salvador.