EPAPER Lluvias en El Salvador | Bitcoin | Selecta | Espectáculos

Gobierno dice que sí pagará sus deudas. "No estamos pensando en caer en impago"

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, afirmó que no hay probabilidad de no pagar sus compromisos fiscales, pese a lo que advierten agencias de calificación y análisis financiero internacionales.

Por Karla Arévalo | May 26, 2022- 10:24

Según Alejandro Zelaya, aún no es el momento para emitir los Bonos Volcán por el desplome en el valor del Bitcoin. Foto: Archivo

El dinero que recibe el gobierno en concepto de impuestos u otros ingresos no es suficiente para cumplir sus obligaciones financieras como pago de empleados públicos o ejecución de proyectos. Por lo que cada año debe prestarle dinero a inversionistas extranjeros o a los bancos locales para pagar sus gastos anuales.

Sin embargo, esas deudas tienen fecha de vencimiento. De acuerdo a la cifra más reciente del Banco Central de Reserva (BCR), el gobierno central tiene una deuda total de $17,129.46 millones hasta marzo. Y, el pago más próximo que debe hacer de su deuda es en enero del 2023, fecha en la que debe pagar $800 millones. El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, está seguro que podrá pagar es cifra.

Este jueves, en una entrevista televisiva en Diálogo con Ernesto López, Zelaya dijo que contrario a lo que “los profetas del caos” dicen, haciendo referencia a economistas, El Salvador sí podrá cumplir con ese pago aunque no dio detalles de dónde obtendrá el dinero.

“No hay ninguna probabilidad, y de verdad lo digo, no estamos pensando en caer en impago (no pagar) como algunos profetas del caos siempre lo anuncian. Vamos a poder pagar el bono del 2023 ($800 millones)”, dijo el ministro de Hacienda. Agregó también que $800 millones “pareciera que es mucho”, pero en realidad no lo es si se compara con el Presupuesto General de este año que asciende a $7,967.7 millones.

“Si cumplimos con nuestras obligaciones con nuestros socios en los peores momentos de la pandemia por qué no lo haremos ahora”, añadió.

 

Made with Flourish

Sin embargo, no solo los economistas han hablado de un posible impago de las deudas del gobierno. Las calificadoras de riesgo como Moody’s han advertido a inversionistas que debido a la situación financiera del país, el riesgo de que El Salvador no pague es "muy alto".

También, las agencias de análisis financiero como EMFI ya han hablado de que al gobierno le urge recurrir a una fuente de último recurso si no quiere caer en impago.

Fuentes de “último recurso” que el gobierno puede usar para pagar el bono 2023

Por ejemplo, algunas de esas opciones son hacerle préstamos al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el cual ha sido el único ente multilateral que le ha otorgado créditos al país. También, solicitar más deuda por medio de bonos para pagar las deudas más próximas. Pero para ello debe mejorar las condiciones frente a los inversionistas.

Asimismo, la otra opción es pedirle más dinero a los bancos locales, es decir, donde los salvadoreños guardan sus ahorros, algo que ha hecho con frecuencia en los últimos meses. Hasta marzo de este año, la deuda interna del país, es decir, la deuda que tiene con los bancos, las aseguradoras y las AFP’s es de $6,002.59 millones.

Pensiones de los salvadoreños, la otra alternativa

En vista de que al gobierno le cuesta cada vez más conseguir préstamos fuera del país, la agencia EMFI ve las pensiones de los salvadoreños como otra de las opciones en las que el gobierno puede obtener dinero.

El gobierno podría “confiscar”, según la agencia, parte de los fondos en las AFP's en el marco de la reforma de pensiones que ha anunciado desde septiembre 2021 y que hasta el momento continúa en la gaveta.

Pero Zelaya, sin referirse específicamente a la futura reforma de pensiones, dijo este día que "el Gobierno no va a agarrar fondos de pensiones para cubrir sus necesidades, en absoluto, no se está pensando en eso", aseguró.

Puede interesarle: Riesgo de que El Salvador no pague deudas aumentó 490.7% en tres años

Gobierno le resta importancia al FMI

En la misma entrevista, Zelaya dijo que la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), a quien le ha pedido un aproximado de $1,300 millones, es más bien un tema de “acompañamiento y de prestigio” y no tanto por un tema económico.

“Son alrededor de $1,200 o $1,300 millones para tres años. Es decir, alrededor de $400 millones por año. No digo que no sea una cifra que nos va a ayudar, claro que sí, nos va a ayudar, pero no resolvemos el problema fiscal del país. Entonces, no es un tema eminentemente del proceso de financiación”, agregó.

Además: Nicaragua y El Salvador se quedan a la cola del crecimiento económico en Centroamérica

Una de las ventajas de que el gobierno obtenga acuerdos con el FMI es que dicho organismo abre las puertas para otros financiamientos con otros organismos. Sin embargo, después de más de un año de negociaciones, el gobierno sigue sin tener ese acuerdo entre las manos.

“Nosotros no vamos a firmar un recetario; se negocia. Y si en otros países no están acostumbrados a negociar, o algunos otros economistas no están acostumbrados a negociar y agarran cualquier receta que les dan, pues lo harán ellos”, concluyó.

Mientras tanto, las opciones de donde el gobierno puede obtener dinero para sus deudas son varias, y algunas más viables que otras, pero la elección final de una de ellas aún no está clara.

 

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Deuda Externa Deuda Pública Deudas Ministro De Hacienda Negocios Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad