EPAPERDonald Trump|Alza precios alimentos|Lluvias en El Salvador|Selecta|Espectáculos

Hombre liberado de prisión tras 15 meses conoce a su hija

Es el tercero de cinco hermanos que ha logrado su libertad luego de estar preso por 15 meses. La familia espera que pronto salgan los dos que aún siguen presos. Él narra las torturas físicas y psicológicas que sufrió

Por Francisco Rubio | Jul 11, 2023- 22:31

Manuel conoció a su hija que nació durante el primer mes de estar preso. La niña tiene un año y dos meses. Foto EDH / Francisco Rubio

Manuel se decidió a utilizar este nombre ficticio para proteger su identidad, ya que una de las razones de no darle su libertad era que podía hablar y contar las cosas que vio dentro del penal de Izalco y el de “La Esperanza”, conocido como Mariona.

Él fue detenido el 6 de abril de 2022 por agentes de la policía mientras se encontraba abriendo un pozo. Los policías llegaron donde él y le dijeron que debía acompañarlos, a lo cual Manuel no se negó, ya que no tenía nada que temer porque no había cometido ningún delito.

Manuel recuerda que estuvo algunos días en las bartolinas de San Vicente, luego fue trasladado al penal de Izalco. “Eran varios buses y todos iban llenos. Al llegar nos recibieron con macanazos por todo el cuerpo. Nos metieron a 10 en una celda pequeña y cada quien se acomodó como pudo. Esa noche nadie durmió por el dolor en todo el cuerpo, por los golpes”, narró Manuel.

Los castigos constantes de los custodios, la suciedad del lugar y la poca alimentación que recibía son algunas de las cosas que más lo horrorizan. “Yo vi morir todos los días a alguien”, afirmó. Según Manuel, los reos morían debido a enfermedades crónicas como insuficiencia renal o problemas cardiacos, pero que la gran mayoría de decesos se debía a los golpes que los custodios dan como castigo por cualquier acción que a ellos no les agrade.

“En una ocasión vi cómo un señor que no estaba estable mentalmente era atacado por un custodio, el señor se defendió y le pegó al agente con una silla. Después de eso lo rodearon todos los custodios para golpearlo. Recuerdo ver el charco de sangre y cómo se lo llevaban”, relató.

Manuel agregó que en el penal de Izalco se escuchaba hablar a los custodios sobre una fosa donde colocaban los cuerpos de los reos que fueran falleciendo a causa de golpes.

“Con Dios van a enfrentar la justicia”, dice Manuel con convicción.

Según el exreo, los custodios durante las noches les rociaban gas lacrimógeno a las celdas para que los reclusos no pudieran descansar, además de dañar psicológicamente a los reos colocando los paquetes alimenticios frente a las celdas, mientras ellos las abrían y colocaban en otras bolsas para luego repartirlas entre ellos. “Solo dan las sobras que ellos no quieren”, agregó.

A pesar del dolor físico y la angustia por no saber si podrá sobrevivir el día siguiente, su mayor pensamiento era su esposa y su hija.

Su esposa tenía ocho meses de embarazo cuando fue detenido, por lo que luego de un mes de estar preso en el penal de Izalco su hija nació con su padre preso por el régimen. Su mayor deseo era salir y conocer a su hija.

Reunión con hermanos

Luego de pasar meses en el penal de Izalco fue trasladado a Mariona. En una ocasión que él se dirigía a su celda, vio a lo lejos a uno de sus hermanos. “No pude evitar llorar, estaba demasiado delgado”, recordó.

La presencia de los custodios no permitió que pudieran entablar conversación, solo pudo averiguar que sus hermanos Chepe y Antonio (Nombres ficticios) se encontraban también en ese penal.

Poco a poco lograron buscar maneras para coincidir en los pequeños recesos que tenían. “Nos encontrábamos cuando nos sacaban un ratito al sol. Nos quedábamos juntos” explicó.

En enero, Chepe y Antonio fueron liberados. A los meses vio un paquete alimenticio con el nombre de otro de sus hermanos, él comenta que no lo podía creer, así que busco la manera de acercarse y lastimosamente encontró que sus otros dos hermanos también estaban detenidos en Mariona.

Liberación y recaptura

Manuel se encontraba enfermo, débil, con hongos en la piel que iban desgarrando su piel cuando fue notificado que sería liberado. Agentes del lugar lo sacaron el 6 de junio y lo llevaron a la Procuraduría de los Derechos Humanos, en la 9a. Calle Poniente y la 11a. Avenida Norte de San Salvador. Le pidieron que firmara un documento, lo cual hizo y supone que era una carta de liberación. Acto seguido le dicen que queda nuevamente detenido, solo que en esta ocasión su delito ya no es “agrupaciones ilícitas” sino “agrupaciones terroristas”.

Fue trasladado de nuevo al penal de Izalco, donde estaría un mes más antes de que por fin fuera liberado definitivamente luego de 15 meses detenido por un delito del cual se le encontró inocente.

Al penal de Izalco llegaron sus padres, uno de sus hermanos que fue liberado y su esposa y su pequeña hija de 14 meses. "Cuando lo vio se emocionó" comentó la madre de Manuel.

"Yo no la conocía y ahora que la miro, ya hasta camina, esta preciosa", comentó él.

Actualmente, Manuel se encuentra muy débil para retornar al trabajo junto a su padre y hermanos, por lo que se encuentra en casa descansando y reponiendo fuerzas, ya que desea continuar sembrando y cuidando la milpa.

Su preocupación ahora es el estado de salud de sus otros dos hermanos, que aún se encuentran detenidos, porque les informaron que recientemente hubo traslados de reos de Mariona para Izalco y temen que los hayan movido.

La madre de los cinco hermanos pide que sean liberados, pues ellos son inocentes. Además, comenta que el esfuerzo económico que han realizado para los paquetes de alimento, medicina y limpieza los ha dejado bastante mal económicamente. “Cuando fuimos a traer a Manuel nos cobraron $120 dólares, aun los debo” comentó la mamá de los hermanos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Capturados Familia Historia Hombre Regimen De Excepción Sucesos Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad