EPAPER Desalojos Costa del Sol | Caso Cosavi | Palacio Nacional | Torneo Clausura 2024 | Espectáculos

Luis Parada y Celia Medrano, candidatos presidenciales de Nuestro Tiempo: urge devolver a cotizantes sus ahorros

Los candidatos de Nuestro Tiempo aseguran que para restablecer la independencia desconocerían a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia

Por Jessica García | Sep 04, 2023- 21:25

Fórmula de candidatos presidenciales para elecciones 2024 de Nuestro Tiempo, Celia Medrano a vicepresidenta y Luis Parada en busca de la Presidencia. Video EDH


Con 65 y 57 años de edad, Luis Parada y Celia Medrano, respectivamente, se afiliaron a Nuestro Tiempo, y tras haber conformado el movimiento social SUMAR, entendieron las necesidades del país en tanto a la deuda pública, sistema de pensiones, crisis alimentaria, poca transparencia, un estado de derecho socavado y vulneraciones a derechos humanos que reconocen dañan al país. El Diario de Hoy conversó con ellos para conocer sus opiniones.

¿Considera posible que se haga una nueva negociación de la deuda previsional y revertir el impago durante cuatro años de intereses y capital que se estableció con la conversión de certificados?

Luis: Debe hacerse inmediatamente, es injusto para los pensionados que se estén robando.

Es tirar un problema del presente y tirarlo al futuro a costa de los pensionados.

El Estado no debe estarle quitando los fondos a los pensionados, ya que eso disminuye sus pensiones para cuando las necesiten. Ponen en peligro los ahorros de todos, la estabilidad de la gente.

Celia: A la gente que ha tenido que brindar una cuota mensual durante 30-40 años para garantizar ahorros para sus pensiones, lo primero que debe hacer el gobierno es entender que ese no es su dinero, es dinero que ya dio cada trabajador para garantizar que su vejez esté libre de hambre y de limitaciones.

Puedes leer | Fórmula presidencial de Nuestro Tiempo asegura no competirá contra partidos, sino contra desinterés electoral

La primera decisión que deben de tomarse es regresarle a los pensionados sus ahorros y de darle la seguridad que su dinero nadie se los esté tocando. Es una decisión ineludible.

¿Cómo afrontarían la deuda pública?

Luis: Saneando los gastos descontrolados en el Bitcoin, y el gasto en propaganda. Este gobierno gasta mucho más en propaganda que en hacer obras. Gastan más en hacerle creer a la gente que están haciendo obras que en hacer las obras mismas.

Hay que promover la inversión extranjera, con eso se recaudan más impuestos y esta se está contrayendo porque la economía salvadoreña no está creciendo.

Celia Medrano busca la vicepresidencia por parte del partido Nuestro Tiempo. Foto EDH/ Menly Gonzalez


Celia: Hay que tener tres prioridades: avanzar en la seguridad alimentaria, hemos dejado de ser un país que es capaz de garantizar la alimentación a partir de su propia producción.

Debe de trabajarse en políticas que garanticen equidad, sobre todo a los sectores más vulnerables. La mayoría de la población salvadoreña está en el sector informal y esas personas no tienen pensión, seguridad social.

Tomar decisiones inmediatas y tomar decisiones para garantizar sostenibilidad de beneficiar a esa población mayoritaria, que en su mayoría son mujeres, debe de ser una prioridad de este gobierno.

Un tercer elemento, es el garantizar la institucionalidad de los organismos de control al poder.

¿Cuáles son las políticas públicas sociales y económicas que urgen en el país?

Luis: La primera política pública que hay que asumir es tener una verdadera planificación económica que no existe en este gobierno. Y una para crecer la economía hay más trabajo y hay más dinero para toda la gente, para quienes están recortando tiempos de comida.

La economía salvadoreña está en un estado muy débil. La economía tiene que crecer, tiene que incentivar la inversión extranjera que trae buenos trabajos.

Hay que apoyar la agricultura, este gobierno la ha dejado abandonada y prefiere importar alimentos de México. Eso es urgente, porque la gente está aguantando hambre.

Celia: Una prioridad, una vez que conozcamos cómo realmente se han manejado las finanzas públicas por parte de esta gestión, será de determinar que el país no puede seguir endeudándose, no solo hay malgasto de fondos públicos, sino que está basado en generar más deuda.

El Salvador es el país más endeudado de Centroamérica y tenemos un nivel de endeudamiento mayor que en las dos gestiones anteriores gubernamentales que tanto se han criticado.

¿Eso qué significa? Le han robado a este país la capacidad de seguir endeudándose para poder asumir responsabilidades públicas; y en segundo lugar, se ha planteado una situación muy dura respecto a la deuda que habrá que pagar y es una deuda adquirida cara, porque como no hay garantía de parte de quienes prestan ese dinero a nivel internacional, El Salvador ha perdido credibilidad en su capacidad de pago, y por lo tanto, cuando presta, presta a un interés más caro.

Lo principal deberá ser medir el daño causado en función de dejar de endeudarnos y de generar opciones que permitan el ingreso de fondos públicos sobre las bases legales puestas a esas prioridades: educación, salud y generación de empleos.

Luis Parada competirá por la Presidencia de El Salvador, de parte del partido Nuestro Tiempo. Foto EDH/ Menly Gonzalez


¿Cuáles son los ministerios públicos o autónomas que más urgen de cambios de administraciones?

Luis: Es la falta de un ministerio de planificación o una secretaría técnica que antes había existido y ahora no existe, porque las grandes decisiones, especialmente en el área económica, tienen que ser tomadas por gente profesional que tengan la capacidad de poder crear políticas de Estado que van a llevar al desarrollo de todo el país.

Eso es lo más urgente de reactivar y tiene que estar en Casa Presidencial. El presidente no es el que a su antojo o al de unos pocos asesores venezolanos va a tomar todas las decisiones para el país y las toman con el hígado, con el impulso, con el celular. Por eso es que está El Salvador tan mal, por la falta de planificación.

Celia: Ninguna cartera pública, ni siquiera ninguna instancia que por ley debería de actuar de manera independiente lo está haciendo, hay una autocracia, una partidocracia claramente establecida y eso nos hace daño a todos.

Entonces, lo primero que se debe decidir si se quiere realmente gobernar en función de la gente es elegir a personas ante cualquier cartera del Estado sobre la base de su perfil profesional, de su carrera profesional, de su ética. Mientras eso no se haga cualquier función pública estará contaminada con procesos adulterados de selección.

La transparencia es una parte fundamental de las políticas anticorrupción. Video EDH

Diferentes organizaciones señalan retroceso en la transparencia y en la rendición de cuentas, ¿mantendría el mecanismo de reservas a la información?

Luis: La transparencia es una parte fundamental de las políticas anticorrupción, porque sin transparencia es que suceden todas las cosas debajo de la mesa y por eso hubo tanto énfasis en crear instituciones y leyes de acceso a la información pública.

Es necesario una Corte de Cuentas que de verdad haga su trabajo, que no le tenga miedo al Ejecutivo, que haya un sistema judicial independiente, que cuando haya alguna mala acción de algún funcionario llevada por una Fiscalía independiente del Ejecutivo se pueda hacer justicia en ese caso.

La corrupción hay que atacarla en el momento en que sucede y empezar con nosotros mismos, el ejemplo viene de arriba para abajo con los funcionarios más altos.

Celia: La corrupción no solo sirve para ocultar el beneficio de quienes tienen poder en contra de el beneficio en proyectos sociales.

Si se oculta información sobre gasto público, sobre los currículos, hojas de vida, de los funcionarios que son electos casi de manera secreta, las personas no tienen la información necesaria de qué se está haciendo, cuáles son las prioridades reales.

El tema de la corrupción y la falta de información que permita detectar de manera oportuna esa corrupción tiene además el objetivo de enriquecimiento ilícito.

La corrupción nos afecta a todos y la única manera de poder contrarrestar es garantizando que funcionen los mecanismos institucionales para que controlen a todos los que pueden hacer uso de fondos públicos de manera independiente y adecuada y se garantice que la población tenga la información suficiente de qué está haciéndose con su dinero.

¿Buscaría el restablecimiento de la independencia de poderes? Considerando que al inicio de su gestión aún estarían los magistrados de la Sala de lo Constitucional puestos por Nuevas Ideas.

Luis: Hay que restablecer la independencia de los poderes lo más pronto posible y el primer paso va ser quitar a los magistrados usurpadores que están actualmente y traer nuevamente a los que fueron electos de acuerdo a la Constitución; ese es el primer paso para regresar a la institucionalidad.

Es indispensable crear esa estabilidad jurídica. Es paradójico que vamos a llegar al poder Ejecutivo precisamente a eliminar la gran concentración de poder que ahora existe en el Ejecutivo, porque eso es insostenible y no es saludable para una república.

Es una vergüenza el ver cómo se trata a esa gente que debería ser independiente, el ver cómo el presidente de la órdenes al fiscal.

Celia: La confianza y la credibilidad en las instituciones es fundamental. Actualmente una persona que sea víctima de una arbitrariedad, de una ilegalidad, de un abuso sabe que desde los poderes que controlan en Casa Presidencial se controlan los demás.

Que la ciudadanía tenga otra vez confianza en que quien vaya a denunciar una arbitrariedad del presidente puede ir a la Sala de lo Constitucional y esperar una resolución justa, imparcial a su demanda, basado en que si lo hecho por el presidente es legal o no es legal, es arbitrario o no es arbitrario sobre la base de la ley. La ciudadanía no tiene esa confianza y hay que devolverla.

Es la Asamblea Legislativa, la que sea electa en 2024 la que tiene que tomar decisiones, pero no quiere decir que desde el Ejecutivo no podamos tomar acciones y abrir diálogos y entendimientos con los otros órganos de Estado con un solo objetivo: que la institucionalidad funcione al servicio de las personas.

Fórmula de candidatos presidenciales para elecciones 2024 de Nuestro Tiempo: Celia Medrano para vicepresidenta y Luis Parada para presidente. Foto EDH/ Menly Gonzalez


¿Qué opina de la política de seguridad pública implementada por el actual gobierno y qué cambios haría para combatir el crimen sin violentar los derechos humanos?

Luis: La gente está experimentando bastante seguridad, eso es bueno, pero lo que tenemos que asegurar es que sea sostenible en el tiempo y para eso que sea sobre bases legítimas, verdaderas.

Segundo, que se resuelvan las causas estructurales, de las pandillas. Entonces, lo que se busca es la sostenibilidad de las políticas de seguridad. ¿Cómo se logran? Con un mandatario aliado al pueblo con la verdad, al examinar como gobierno entrante cómo se sostiene la seguridad que experimentan los salvadoreños; y lo segundo, no hay soluciones mágicas, las únicas mágicas son las fraudulentas y como todo fraude, no dura mucho tiempo.

Además, resolviendo las causas estructurales que son la pobreza extrema, la exclusión, y la destrucción de la familia.

Celia: No existe una política adecuada de seguridad pública que pase y que legitime, institucionalice la violación a los derechos de los salvadoreños. No puede existir una política en seguridad pública basada en el miedo de las personas de que cuando quieran voz crítica, cualquier señalamiento, cualquier protesta que pueda surgir se le aplique un régimen que ya no tiene nada de excepcionalidad.

Es falso que funcione y que sea sostenible una política en materia de seguridad pública que legitime, promueva, admita la violación de los derechos de las salvadoreñas y salvadoreños.

No existe una política adecuada de seguridad pública que pase y que legitime. Video EDH

¿Cómo sería su relación con los gobiernos de grandes potencias como Estados Unidos, China y la Unión Europea?

Luis: La relación de El Salvador con los Estados Unidos va mucho más allá de las relaciones diplomáticas y económicas, son relaciones de pueblo.

Tantos inmigrantes que hemos hecho nuestra casa en EE.UU. estamos mezclados de una forma que solo las familias están mezcladas, entonces debemos de mantener y tener buenas relaciones con los EE.UU., pero no relaciones basadas en chantaje “o me aguantan el berrinche o les mando más caravanas de migrantes”. Eso es lo que ha estado haciendo el gobierno actual.

El respeto de los poderes del Estado, esos valores los deberíamos de compartir con países como Estados Unidos, y en realidad con todos los países con los que tengamos relaciones diplomáticas.

Podremos mantener una excelente relación con el gobierno y el pueblo de los Estados Unidos, basada en el respeto mutuo, compartir valores democráticos e intereses comunes.

La razón nuestra, tanto con los Estados Unidos como la comunidad europea y otros países democráticos puede ser de esa misma forma.

Quiero mantener relaciones con países democráticos y condenar acciones como la invasión de Rusia a Ucrania, que este gobierno no ha hecho.

Celia: No podemos plantearnos de primer momento no tener relaciones diplomáticas con diferentes Estados del mundo, sin embargo, esa relación no puede estar sobre la base del silencio de grandes hechos que no deberíamos permitir en El Salvador, y por lo tanto en otras partes del mundo.

El silencio de El Salvador respecto a lo que ocurre en Nicaragua avergüenza .

Con que la canciller no condene a Nicaragua en eventos internacionales solo es un signo de que está consciente de que aquí estamos cometiendo las mismas violaciones y los mismos hechos.

No me plantearía en un primer momento un rompimiento de las relaciones diplomáticas con China, porque dentro de esa configuración geopolítica es necesario tomar decisiones con una visión de que el mundo ha cambiado.

Me inclino por un gobierno que entienda que las relaciones diplomáticas en esta nueva orientación deben estar orientadas al multilateralismo y no de manera unilateral con determinados Estados.

La contienda electoral y lo que no debenrepetir

El abogado y exmilitar Luis Parada y su compañera de fórmula, la defensora de derechos humanos, Celia Medrano aseguran que no compiten con ningún partido político en específico, sino que más bien se muestran como una alternativa para quienes no simpatizan con ningún partido político.

Para los candidatos de Nuestro Tiempo el principal error que cometieron los gobiernos en el pasado fue el no resolver los problemas de la gente y que fallaron en no erradicar la corrupción; lo que consideran es el cáncer original que ha minado la confianza de la gente en que los partidos políticos.

KEYWORDS

Celia Medrano Elecciones Elecciones Presidenciales Entrevista Luis Parada Nuestro Tiempo Política Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad