NOTICIAS | Militarización de SoyapangoNOTICIAS | Isla TasajeraNOTICIAS | Reforma de pensionesDEPORTES | Qatar 2022

Golpes a la libertad de expresión: el signo más claro del deterioro democrático

Daniel Zovatto, reconocido politólogo, advierte que la intolerancia hacia las voces disidentes es un signo importante de cómo se está muriendo la institucionalidad.

Por Ricardo Avelar | Jul 24, 2022- 22:15

Los periodistas han estado limitados en las conferencias informativas. Foto EDH / Archivo

Uno de los signos más notorios y determinantes de que una democracia se encuentra en franco deterioro es la intolerancia a las voces disidentes. Así lo afirmó recientemente el politólogo argentino, Daniel Zovatto.

En los países cuyos gobiernos coquetean con el autoritarismo, es común que las voces críticas enfrenten consecuencias y hasta persecución por contradecir las narrativas que los oficialismos intentan imponer.

El Salvador es uno de esos rincones del mundo que parece estar transitando rápidamente hacia un modelo cada vez más cerrado, acaso autoritario. Y es, además, uno de los lugares donde el disenso se responde con agresividad y no con apertura y tolerancia.

Jefe de bancada de Nuevas Ideas y secretario de Prensa de Bukele en Lista Engel

A Nayib Bukele no le gustan las voces disonantes. Tampoco disfruta de responder preguntas incómodas. Así lo ha demostrado durante los últimos tres años.

Actos de intolerancia

En los tres años de administración Bukele, ha habido un marcado retroceso en la libertad de expresión. Esta intolerancia a las críticas además coincide con otros signos autoritarios, como la concentración del poder, el bloqueo a la transparencia y la amalgama entre los intereses partidarios con el Estado en general.

Aquellos que desde diferentes plataformas —política partidaria, ejercicio profesional o desde la de sociedad civil— han mostrado posturas diversas a las del oficialismo se enfrentan a ejércitos de usuarios en redes –algunos reales, muchísimos falsos– que les insultan, acosan y amenazan.

Espacio cívico: cerrado por autoritarismo de Nayib Bukele

Además, chocan con los insultos y ataques de funcionarios del oficialismo y en ocasiones, hasta del mismo presidente. Algunos de los críticos incluso se han expuesto a acoso, al uso del músculo del Estado en su contra y hasta a amenazas de persecución penal.

La bancada de Nuevas Ideas aprobó una reforma que castiga a los medios que divulguen información relacionada con las pandillas. Foto EDH / Archivo

Los periodistas salvadoreños no corren mejor suerte con el oficialismo. En tres años, su trabajo ha sido obstaculizado por un bloqueo sistemático de información y por funcionarios que rehúyen a someterse al escrutinio de la prensa no alineada con el gobierno.

También ha habido numerosas amenazas, ataques, acoso y hasta agresiones físicas contra quienes han hecho preguntas o reportajes incómodos al gobierno. Al menos cuatro periodistas han tenido que salir del país por temor a represalias por sus publicaciones, las cuales contradicen la narrativa triunfal de Bukele y su círculo.

Reformas al Código Penal son "mordaza", denuncian organizaciones y gremio de periodistas

Asimismo, a finales de 2021 trascendió que más de 30 periodistas salvadoreños habían recibido una advertencia en sus teléfonos celulares sobre posibles intervenciones por parte de actores estatales.

Tras numerosas auditorías por organizaciones internacionales, se determinó que habían sido víctimas de hackeo con el poderoso software de espionaje Pegasus. Este software, de fabricación israelí, solo se vende directamente a gobiernos.

Y no solo medios y organizaciones de sociedad civil se ven afectadas por el cierre de espacios y los golpes a la libertad de expresión. Cada ciudadano ha perdido significativamente la capacidad de saber cómo se ejecutan los fondos que aporta con sus impuestos. Esto, pues el gobierno de Nayib Bukele se ha tomado al Instituto de Acceso a la Información Pública, responsable de garantizar la transparencia.

El Instituto de Acceso a la Información Pública es una de las instituciones que dejó de responder a la ciudadanía. Foto EDH / Archivo

Además, la bancada oficialista impuso a un fiscal que cerró investigaciones de posible corrupción en el gobierno actual y a magistrados que han dejado de velar por los derechos fundamentales desde la Sala de lo Constitucional.

El cierre institucional es notorio y no es abstracto. Sus efectos son claros: la ciudadanía está indefensa y disentir es cada vez más peligroso.

Llama a prestar atención

El politólogo argentino Daniel Zovatto llama a los ciudadanos a prestar atención a alertas tempranas de declive democrático.

“La experiencia comparada también demuestra que la manera más efectiva de hacer frente a las amenazas democráticas es no cometer el error de subestimarlas, y enfrentarlas de manera firme, oportuna y en el ámbito interno”.

Daniel Zovatto, politólogo argentino

Además, recuerda que las democracias no mueren de un día para otro, de manera abrupta, “sino que se van deteriorando de manera gradual y progresiva desde adentro”.

KEYWORDS

Autoritarismo Bancada De Nuevas Ideas Libre Expresión Nayib Bukele Política Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad