EPAPER Puente de Baltimore | Precios de la gasolina | Eclipse parcial solar | Selecta

60 escuelas en Cabañas fueron beneficiadas con la construcción de sanitarios

Uno de cada cuatro hogares en el país no tiene un sanitario con las condiciones mínimas para funcionar, según la Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples. El 33.3% de la población rural no cuenta con acceso al agua potable, dificultando el acceso a saneamiento.

Por Abigail Parada | Dic 26, 2023- 23:45

En medio del desarrollo y la capacidad que refleja El Salvador para albergar eventos de talla internacional, en pleno 2023 uno de cada cuatro hogares salvadoreños aún debe hacer uso de una letrina y en los casos más extremos del área rural deben caminar largas distancias para defecar en sanitarios compartidos o áreas verdes.

La mayor parte de estos sanitarios no cuenta con las condiciones mínimas para funcionar potenciando el riesgo de enfermedades y focos de infección, sobre todo en las poblaciones más vulnerables como niños y adultos mayores.

Según las estadísticas brindadas por la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) de 2022, detalla que el 6.1% de la población se ve en la necesidad de usar sanitarios compartidos con otras familias para depositar sus excretas.

Datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirman este escenario, según las investigaciones realizadas  el 26% de la población rural no  tiene acceso a un saneamiento adecuado.

Pero está situación no es exclusiva de El Salvador, en la actualidad hay más de 80 millones de personas en latinoamérica que carecen de acceso a agua potable e instalaciones de saneamiento digno, según estimaciones del programa de Monitoreo y Abastecimiento de Agua realizado en conjunto por la OMS y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Escuela-aula-lamina-Zaragoza-74
Detalle de un chorro que funcionaba para suministrar de agua a la comunidad pero que personas desconocidas se robaron el motor que hacía funcionar la bomba que se encontrada al río. Al fondo el centro educativo, en Zaragoza. Foto EDH/ Jonatan Funes
ISSS celebra primer bebé nacido el día de Navidad 2023

Debido a esta situación, se calcula que cada año cerca de 300 mil niños menores de 5 años fallecen a causa de enfermedades gastrointestinales prevenibles, como la diarrea, la cual está relacionada con la falta de acceso a agua segura, servicios de saneamiento e higiene adecuados.

Bajo ese contexto, cada 19 de noviembre se conmemora el Día Mundial del Baño, con el objetivo de generar conciencia sobre la importancia del saneamiento en el desarrollo humano.

Durante el II Encuentro Latinoamericano por el Día Mundial del Baño, en el que participaron empresas como Kimberly-Clark se presentó el proyecto “Un Paso a la Dignidad”, una serie de cápsulas en alianza con Warner Bros Discovery, en las cuales muestran distintos aspectos de la problemática de acceso de agua potable y saneamiento en la región.

El proyecto que inició hace ocho años de la mano de Plan Internacional busca impactar de forma directa en la vida de 10 millones de personas.

En El Salvador este programa se realiza en al menos 60 escuelas entre Cuscatlán y Cabañas, para beneficiar a 192,616 personas a través de talleres para la sensibilización de niñas y niños sobre buenos hábitos de higiene, así como capacitación para maestros, tutores y administradores.

Entre el apoyo recibido por la organización se encuentra la renovación de al menos una instalación sanitaria completa en 18 escuelas, además de acondicionar un total de 30 de ellas con estaciones de lavado de manos.

Anabell Amaya, Directora de País de Plan International El Salvador, detalló que una de las experiencias más conmovedoras dentro de este proyecto fue en una de las escuelas rurales de Cabañas, donde los niños más pequeños hicieron fila para “conocer el sanitario” y saber cómo se debía usar.

“Se instaló todo un sistema de servicios sanitarios para los niños y las niñas menores de 8 años y nos decía una docente del centro escolar es que era tanto la emoción y el impacto que había causado el baño en los niños y las niñas que querían conocer cómo era. Porque no habían tenido un acercamiento con un baño, y podríamos decir que eso no es posible, que eso suceda todavía en el país, pero sí sucede, tenemos todavía familias que no cuentan con un servicio sanitario, como las que conocemos, entonces lo que rescato a esta experiencia es que los niños estaban haciendo cola para poder conocer el baño y se le enseñó ese otro valor clave”, señaló Amaya.

Para la directora de país se vuelve una situación dramática que “el personal docente tuvo que enseñar a los niños y a las niñas a usarlo (sanitarios), porque nunca habían tenido la experiencia de sentarse en un bañito y hacer sus necesidades fisiológicas”, agregó.

letrinas Panchimalco
Foto EDH/ Jonatan Funes
Los capitalinos y sus deseos de año nuevo

Uno de los problemas observados por la directora de Plan Internacional es que las niñas en la zona rural presentan ausentismo presuntamente cuando se encontraban en sus periodo menstrual, esto debido a que las instalaciones de las escuelas no contaban con baños en las condiciones necesarias para que las menores pudieran cambiarse una toalla sanitaria.

Eduardo Nieto, Gerente de Kimberly- Clark para Centroamérica, que este año “tuve la oportunidad hace algunos meses de acompañar al equipo (en El Salvador) a ver en vivo las escuelas donde se trabajó y realmente, es impresionante ver el antes y el después en todo el tema no solo de la instalaciones porque obviamente hubo una inversión detrás de las instalaciones físicas, también en toda la parte educativa hacia los alumnos, la comunidades de padres, eso es lo que buscamos que no sea una inversión donde se llega, se instala un baño se hace una capacitación y se olvida, sino que realmente esto tenga un un mantenimiento por la misma comunidad a largo plazo y que sea sostenible”.

Uno de los casos más impactantes para Nieto fue conocer una de las escuelas rurales ubicada en el limitrofe entre Cabañas y San Vicente donde los alumnos que necesitaban usar un sanitario debían salir de la institución y caminar aproximadamente 150 metros para usar un sanitario, sumado a esto debían trasladar agua en cántaros para poder hacer la limpieza en estos espacios.

Datos de Plan Internacional señalan que durante la ejecución de este programa más de 3 millones de salvadoreños. “En línea con nuestra misión para un mundo más sostenible, Kimberly-Clark asume la responsabilidad de abordar la crisis del saneamiento a través de `Baños Cambian Vidas´, programa que refleja nuestro compromiso de dejar un impacto positivo en los países en los que operamos. En conjunto con las ONG Water for People y Plan Internacional, realizamos aportes que se convierten en recursos, capacitación y estructuras esenciales para generar un impacto a largo plazo en las poblaciones más vulnerables de la región”, señaló Kenneth Hylton, director de Mercadeo en Kimberly-Clark Latinoamérica.

REGRESAR A LA PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Aguas Negras Cabañas Comunidades Educación Sistemas Sanitarios Tratamiento Del Agua Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad