EPAPER Lluvias en El Salvador | Bitcoin | Selecta | Espectáculos

Carlos Abarca cumple un año desaparecido, familia lamenta poco apoyo del Estado

Hoy 1 de enero se cumple un año desde que Carlos Abarca fue visto por última vez en la zona de la colonia Monserrat. Su familia lo sigue buscando.

Por Lissette Lemus | Ene 01, 2023- 11:01

Foto EDH / Cortesía

“Hoy cumplimos un año, 365 días y noches de incertidumbre, recorriendo hospitales, parques, terminales, delegaciones, calles, municipios, sin ubicarte”. Con esas palabras llenas de dolor y angustia, la familia de Carlos recordó que el joven lleva un año desaparecido, sin una respuesta del Estado. 

La vida de la familia Abarca cambió drásticamente el 1 de enero de 2022, cuando Carlos Ernesto Santos Abarca, de 22 años de edad, salió a las 9 de la mañana, vestido con ropa deportiva y una botella de agua, para correr en los alrededores de la Colonia Monserrat, en el municipio de San Salvador.

Para la familia de Carlos eso no era algo extraño, debido a que Carlos practicaba deporte desde pequeño, y en el último año, había encontrado en el ejercicio una manera de sobrellevar su padecimiento psiquiátrico diagnosticado durante la pandemia.

Pasadas unas dos horas, la familia temió que algo hubiera pasado a Carlos, debido a que no regresó en el tiempo que usualmente lo hacía, y en efecto, Carlos nunca volvió. 

En ese momento comenzó el calvario de la familia Abarca, que se ha extendido durante todo un año, sin tener una respuesta de autoridades del Estado que los lleve al paradero del joven. 

“Decidimos luchar (...) desde el primer día que desapareció Carlos, en la búsqueda imparable que tenemos aún con una profunda herida en el alma y sin respuesta estatal hasta la fecha”, publicó la familia en la cuenta de Twitter creada para la búsqueda del joven. 

Tras la desaparición de Carlos la familia no ha dejado de buscarlo, ni un solo día. Eneida Abarca tuvo que dejar su empleo a tiempo completo y quedarse a medio tiempo para ser la vocera de la búsqueda de su hijo. 

La búsqueda inició con largas caminatas de día y noche por las calles de San Salvador, incluso en lugares peligrosos, junto a Ricardo Santos, padre de Carlos, y Virma Abarca, tía del joven desaparecido. 

Los tres familiares salen por las tardes, las noches y los fines de semana hasta que el cansancio los vence y regresan a sus casas, con las manos vacías. En sus recorridos pegan afiches con una foto de Carlos e información sobre su desaparición. 

Pasadas las primeras semanas, su búsqueda se extendió por otros municipios: San Marcos, Zacatecoluca, Panchimalco, Quezaltepeque, Armenia, Jayaque y a cualquier lugar donde tengan una pequeña pista, que ellos consideran que los puede llevar al paradero de Carlos.

DE INTERÉS: Virma tuvo un triste cumpleaños por su sobrino desaparecido

Las acciones de búsqueda de la madre de Carlos también incluyen visitas regulares a las oficinas de Medicina Legal, para verificar en los álbumes de aquellos cadáveres que han sido levantados como no identificados. 

El pasado 16 de diciembre, Eneida publicó que realizaba su visita número 141 al módulo seis de Medicina Legal.

“No hay rastros de Carlitos” dijo su madre, quien aprovechó para hacer un llamado al gabinete de Seguridad del Gobierno para que sumen esfuerzo humano y técnico para encontrar a su hijo.

La insistencia de la familia por encontrar a Carlos ha provocado malestar en algunas de las personas de las instituciones públicas asignadas al caso. 

Los parientes han denunciado a través de redes sociales que la madre de Carlos incluso ha sido bloqueada en las aplicaciones de chats por la fiscal del caso.

“Nuestra triste realidad: la no empatía de la fiscal asignada al caso, aún tienen bloqueada a la madre de Carlos y cuando llega a la institución a solicitar los avances o diligencias realizadas, nunca la encuentra, ello no nos detendrá en la búsqueda”, publicó la familia el pasado 21 de diciembre. 

Virma Abarca, tía de Carlos, ha salido todos los días a buscarlo, incluso en su cumpleaños número 57, la señora lo pasó recorriendo las calles de San Salvador con la esperanza de encontrar a su amado sobrino. 

El 26 de febrero de 2022, día en el que Virma cumplía años, recorrió la 25a. Avenida Sur pegando afiches con la foto e información sobre su sobrino.

“Este es un día triste, doloroso, angustioso, no tengo motivos para celebrar. Solo quisiera hallarlo”, expresó Virma, mientras se esforzaba por no llorar, sin lograrlo.

La señora relató que ama a Carlos como si fuera su hijo y que eso la impulsa a salir cada día a buscarlo por las calles de San Salvador y otros municipios. 

El tiempo que ella dedicó en su vida a jugar basquetbol y practicar atletismo le ha permitido tener una buena condición física.

Carlos es estudiante universitario de segundo año en Psicología y recibía clases en una escuela de idiomas.

Los familiares explicaron, además, que el joven necesita de medicación por trastorno afectivo bipolar (TAB). Un tratamiento que había comenzado después de la cuarentena por la pandemia de la COVID-19.

En su tiempo libre, el joven universitario disfrutaba jugar basquetbol y correr. Su familia asegura que no detendrá su lucha hasta dar con su paradero. “Iniciamos 2023 a continuar con tu búsqueda hasta el último suspiro y última gota de sudor”, expresaron en este nuevo año.

Este 1 de enero de 2023 se cumple un año que Carlos Abarca no se sabe del paradero del joven de 22 años. Su familia lo sigue buscando y lamenta el poco apoyo del Estado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Desaparecidos Sucesos Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad