EPAPER NOTICIAS | Elecciones 2024 TRENDS | Premios Oscar NOTICIAS | Régimen de Excepción SELECCIÓN | David Dóniga

VIDEO: La casa de Hugo Osorio en Chalchuapa es un oscuro recordatorio para los vecinos

Después de un año y medio de que se conociera el caso de la fosa clandestina, los habitantes del pasaje Estévez no se sienten cómodos con esa vivienda.

Por Yessica Hompanera | Oct 22, 2022- 11:54

VIdeo EDH.

Ha pasado un año y medio desde que la casa 11 del pasaje Estévez en la colonia Las Flores de Chalchuapa en Santa Ana, se convirtió en la casa del horror, luego de revelarse que ahí Hugo Chávez Osorio, un expolicía, asesinó a dos mujeres, a un hombre y que escondía una fosa clandestina con más de 30 osamentas debajo del piso de esa vivienda.

El silencio es una característica del lugar, por su lejanía con el casco urbano y por estar frente a un cañal. A pesar de esto, el pasaje Estévez es muy transitado y muchas personas no pueden evitar voltear a ver esa casa de color aqua y portón negro. Todos saben lo que pasó ahí.

Esto es lo que se alcanza a ver desde el orificio que tiene el portón desde donde muchos se asoman a ver para curiosear. Foto EDH/ Yessica Hompanera

“Se siente feo (estar cerca de la casa) y a los niños no los dejamos solos y no dejamos que jueguen cerca de la casa. Tantas cosas que pasaron ahí y da miedo”, dice Sthefani, una vendedora que trabaja a unos metros de la vivienda. Ella asegura que el ambiente del lugar cambió después de conocerse el hecho, pues es “casi imposible no acordarse de lo ocurrido”.

El 8 de mayo de 2021, El Salvador se estremeció por uno de los casos de asesinatos en serie más crueles de la historia. Todo salió a la luz luego de que los gritos de Jacquelinne Cristina Palomo Lima, de 26 años, alertaran a los vecinos.

La Policía tardó varios minutos en llegar, a pesar de que la delegación estaba a unos metros de la casa del principal sospecho: Hugo Osorio, un expolicía. Fue capturado en la escena del crimen y para no ser descubierto se hizo pasar por muerto sobre los cadáveres de tres personas, entre ellos, el de Jacquelinne.

El portón fue soldado debido a que se abrió sin explicación tiempo después que las autoridades terminaron las investigaciones, aseguran los vecinos. Foto EDH/ Yessica Hompanera

Otra vecina que se mudó a vivir al pasaje unos meses después de dichos sucesos dice que imagina escuchar sonidos dentro de la casa. Ella prefirió no dar su nombre, pero sí aseguró que la casa le genera una sensación de miedo e incomodidad. “Uno siempre le pide a Dios y ojalá con el tiempo eso se vaya quitando”, explicó con un tono temeroso.

VER: Cuatro crueles historias de los asesinatos en la casa del expolicía en Chalchuapa

“La gente dice que él (Hugo Osorio) era un psicópata. Tanto que lo conocían y nunca se imaginaron lo que hacía. Nos sentimos más tranquilos porque está encerrado. Nosotros lo conocimos, pero no teníamos una amistad con él”, concluyó Sthefani, que también aseguró que esa masacre cambió el ambiente de la colonia.

Frente a la casa existen varias predios donde se cultiva caña. El lugar es solitario. Foto EDH/ Yessica Hompanera

Tras conocerse el caso, el expolicía fue capturado y confesó haber asesinado a 13 personas que, en su mayoría, eran mujeres jóvenes y empobrecidas a quienes conoció a través de redes sociales. En el pueblo de Chalchuapa se reportaron varias personas desaparecidas.

Según las investigaciones, después de asesinar a sus víctimas, Osorio introducía los cadáveres a una fosa, la cual era sellada con una plancha de cemento en una de las habitaciones de la casa.

La Fiscalía trabajó por varias semanas para recuperar al menos 11 cuerpos, entre los que estaban el de una niña de 7 años, y los de otros dos menores, uno de 2 años y otro de 9.

El cruel crimen resonó a nivel nacional e internacional, por lo que muchas familias que tenían familiares desaparecidos llegaron a la escena de la masacre con la esperanza de tener noticias de su pariente.

Fespad
El expolicía Hugo Ernesto O. acusado de los asesinatos. Foto/ Archivo

Un atractivo para curiosos

En la actualidad, vecinos del pasaje aseguran que desde hace muchos meses la Policía dejó de cuidar la casa, luego de finalizados los procesos de investigación dentro de ella. Colocaron una cinta amarilla, pero con los meses las quitaron y solo han quedado nudos amarrados a la baranda de la casa vecina.

El portón de entrada está sellado con soldadura. Las autoridades trabajaron por 60 días y se habló de hasta 30 osamentas, pero nunca confirmaron el total.

Estos fueron los objetos que se encontraron dentro de la casa de Osorio. Foto: Fiscalia General de la República.

Las personas que pasan frente a la casa 11 voltean a ver e incluso hay más de alguno que se acerca e intenta ver a través de un orificio del portón: solo se logra observar el primer cuarto entre la oscuridad.

“La gente se asoma por ese hoyito que está ahí y la verdad es que se mira bien sola la casa", señaló Shefani, quien añadió que hay personas que llegan al lugar exclusivamente para hacer fotos y videos, como practicando un tipo de turismo morboso.

En la rampa que lleva de la calle hasta el portón de la vivienda hay hierba, y la madera que sirve como cielo falso de la fachada ya comenzó a desprenderse. Es una casa abandonada.

En junio de este año, Osorio fue condenado a 70 años de cárcel por los asesinatos de madre e hija, cometidos el 7 de  de mayo de 2021. Las víctimas habían llegado a la casa del expolicía buscando a un familiar.

Los crímenes por los que fue condenado Osorio también los cometió en su vivienda del callejón Estévez.

La maleza comenzó a crecer en el cemento que da inicio a la casa. Foto EDH/ Yessica Hompanera

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Chalchuapa Índices De Violencia Masacre Psicópata De Chalchuapa Sucesos Víctimas De Violencia Violencia De Género Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad