DEPORTES | Qatar 2022NOTICIAS | Alza casos covidNOTICIAS | Régimen de excepciónNOTICIAS | Bitcoin

Sexagenario de Tejutla capturado bajo régimen murió estando en prisión

Familiares afirmaron que el cuerpo tenía lesiones en el rostro y en el cráneo. Según Medicina Legal, murió por una hemorragia cerebral. El domingo lo sepultaron.

Por Jorge Beltrán Luna / Jessica Orellana | Jul 18, 2022- 15:50

Raquel Avelar Avelar, de 60 años, fue detenido el pasado 2 de abril. Murió dentro de un penal. Foto EDH / Jessica Orellana

Un hombre identificado como Raquel Avelar Avelar, de 60 años, es uno de los últimos salvadoreños que murieron mientras estaban en prisión tras haber sido capturado bajo el régimen de excepción. Vivía en la colonia La Vega, de Tejutla, en Chalatenango.

De acuerdo con la inspección del cadáver realizada por médicos del Instituto de Medicina Legal  (IML), Raquel falleció a causa de una hemorragia cerebral de tipo vascular, mientras estaba ingresado en el hospital nacional Rosales, de San Salvador.

La muerte de Raquel ocurrió al mediodía del pasado viernes 15 de julio. Sin embargo, algunos familiares y conocidos dijeron que nunca se les avisó cuándo fue internado en el referido hospital. El domingo anterior fue sepultado.

VER: Nieta de María Tránsito dio a luz en detención durante régimen de excepción

Raquel fue apresado en la tarde del 2 de abril, ocho días después de que el gobierno de Nayib Bukele implementara el régimen de excepción con el cual se anularon varios derechos constitucionales de los salvadoreños, entre los cuales está el derecho a saber por qué una persona es detenida.

Según familiares y amigos, aquel 2 de abril, unos policías destacados en Tejutla llegaron a preguntar por Raquel, quien en ese momento no se encontraba en su vivienda. Los policías no dijeron para qué lo necesitaban. Al cabo de algunos minutos se retiraron.

Cuando Raquel regresó a casa, su esposa le comentó que unos policías lo habían llegado a buscar, que preguntaron por él pero que no dijeron nada más.

Muy conocido en Tejutla

Al atardecer de ese mismo día, Raquel dijo que saldría a comprar las tortillas para la cena y que de una vez iría al puesto policial para ver por qué o para qué habían llegado a su casa a preguntar por él.

De acuerdo con familiares, Raquel ya no regresó a casa porque los policías lo detuvieron bajo el régimen de excepción.

TAMBIÉN: El Estado no está investigando las muertes de detenidos en centros penales, señala organización

Las fuentes afirman que, supuestamente, fue acusado de vender droga y vender armas. Sin embargo, los familiares rechazan tales señalamientos.

Foto Cortesía

“Él hacía cualquier cosa para ganarse la vida honradamente”, afirmó uno de sus conocidos.

Aseguran que Raquel era un veterano militar que participó en el conflicto armado 1980/1992; estuvo de alta en la desaparecida Guardia Nacional y Policía Nacional.

Te puede interesar: David Morales: Visita del Procurador a Mariona es “un vergonzoso montaje” para encubrir violaciones de DDHH

Familiares detallaron que Raquel compraba y revendía elotes al por mayor, vendía medicina a domicilio, y destazaba reses o cerdos para luego vender la carne. En fin, realizaba cualquier actividad comercial de manera legal.

En Tejutla, muchos vecinos han lamentado su muerte, incluyendo el alcalde del municipio, Rafael Tejada, quien publicó una esquela en la página de Facebook de la alcaldía.

104  días en prisión

Raquel estuvo más de 100 días en prisión, supuestamente por rencillas de un agente policial que se inventó los cargos contra él, según detallaron familiares que pidieron no ser identificados por temor a represalias.

Foto Cortesía

A las pocas horas de su detención fue enviado al penal de Izalco, en el departamento de Sonsonate, luego lo trasladaron a la prisión de Quezaltepeque, en La Libertad. Sin embargo, las fuentes dicen que nunca tuvieron la certeza de que estuviera en ese lugar, pues cuando fueron a preguntar, les negaron que lo hubiesen trasladado a esa prisión.

VER: Muertes de reos en penal de Izalco en régimen duplican las de 2020 en pandemia

Raquel, según familiares, era paciente diabético; padecía de artritis y a raíz de enfermarse de COVID-19, un pulmón le quedó dañado, según le dijeron los médicos.

Sin embargo, parientes y amigos que vieron el cuerpo consideran que el hombre fue torturado. “A saber qué le querían sacar (hacer que dijera)”,  comentó una familiar.

REGRESAR A PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Derechos Humanos Dirección De Centros Penales Nayib Bukele PNC Regimen De Excepción Sucesos Tejutla Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad