EPAPER Puente de Baltimore | Precios de la gasolina | Eclipse parcial solar | Selecta

En un país sin fe en el arte, el músico Numa Bracamonte ve brillar a su hija

Contra todos los pronósticos, el músico, cantante y director profesional dejó atrás Europa y apostó por volver a El Salvador, en donde encontró el mejor trabajo del mundo: ser papá

Por R. Mixco | Jun 16, 2023- 06:16

Cuando el profesional del piano Numa Bracamonte pisó tierra holandesa a los 27 años, cometió el error más grande de un viajero: destruir su pasaje de regreso.

Era muy consciente de lo que hacía y las consecuencias que esto le acarreaba. Pero estaba decidido a continuar con su formación musical a toda costa, una que inició con sus padres —la pianista y concertista América Valencia y el discípulo de Agustín Barrios Mangoré, el doctor Roberto Bracamonte— y coronó en Guatemala.

Lee también: Salvadoreña posiciona su primer thriller entre lo más vendido de Amazon

Llegó con el dinero justo y estando ahí aprovechó cuanta oportunidad laboral le llegó hasta concretar su educación artística. No sólo estudió en lo que hoy es Países Bajos, también se movió a Viena, Austria, para fortalecer su profesión.

Convertido en un talentoso profesional, con muchas oportunidades en el viejo continente, dejó que el arraigo hiciera lo suyo y volvió a El Salvador.

Músico Numa Bracamonte y su hija Fiorella
Temprano en la mañana, el artista lleva a su hija al colegio donde estudia Foto EDH/ Jonatan funes

Regresó con las ganas de contribuir a la creación de un Sistema de Coros y Orquestas similar al creado por José Antonio Abreu en Venezuela, en 1975. Sabía que sería una ardua tarea, pero no dudó en lanzarse con todo.

Actualmente, es parte de la plana de profesionales que lidera el Sistema de Coros y Orquestas del Ministerio de Cultura.

Te puede interesar: Artista salvadoreño Andrés Ángel es el “pianista en el tejado”

La faena no es sencilla en un país que más que satisfacciones le ha generado frustración. Poco o nada ha cambiado la situación de las artes en suelo nacional desde su regreso y por la forma en que soplan los vientos, la educación artística seguirá estancada en el país.

Pero la pasión que lo mueve, le hace insistir en sus proyectos, al igual que muchos otros guerreros de las artes salvadoreñas que se resisten a dejar de luchar.

Músico salvadoreño Numa Bracamonte y su hija Fiorella
Desde la pandemia, la familia de artistas ha enfrentado grandes retos económicos, como problemas con su vehículo que esperan resolver pronto. Mientras, hay que salir más temprano para llegar a tiempo en microbús. Foto EDH/ Jonatan Funes

Además, en El Salvador encontró el mejor de todos los trabajos: el de ser papá, y papá de una pequeña de incontable talento que descubrió en su padre al mejor de los maestros.

¿ME ENSEÑAS?”
El pasado 29 de abril, el Dúo Bracamonte debutó como dupla musical en el Teatro Nacional del Centro Histórico de San Salvador.

Padre e hija interpretaron un concierto para ser ejecutado por seis artistas, que incluyó piano, violín, flauta dulce y voz.

Mira además: Artistas de voz salvadoreños protagonizan nuevo audiolibro de Isabel Allende

Y aunque público para este tipo de eventos casi no hay en El Salvador, la sorpresa fue grata para Numa y Fiorella que lograron quorum.

Hay que destacar que él, además de ser músico, director y cantante, es profesional de Pedagogía Musical. Y ella, a sus 9 años, domina tres instrumentos (piano, violín y flauta), es uno de los primeros violines de la Orquesta Sinfónica de San Salvador (OSSS) y ha comenzado a aprender la marimba.

Afiche concierto debut del Dúo Bracamonte
El recital del Dúo Bracamonte se llevó a cabo en la pequeña sala del Teatro Nacional. Foto: cortesía / Numa Bracamonte

La música no deja de escucharse en el hogar de Numa y Mirna López de Bracamonte, maestra de parvularia y madre de Fiorella que también ama la música y el canto.

La orgullosa docente cree que su pequeña artista absorbió la pasión por las artes desde el embarazo. No solo porque ella solía cantar de camino a sus labores, en casa o cuando se le antojaba, sino porque junto a su esposo nunca se perdían de cuanto concierto de música académica se realizaba.

Entérate: Pianista salvadoreño y su hija de 9 años ejecutan concierto pensado para 6 músicos

Asimismo, recuerda que la afición por asistir a los recitales no mermó tras el nacimiento de su hija. Cuando podían, cargaban con todo lo que significa movilizarse con un bebé para disfrutar de estos espectáculos.

En su primera infancia, Fiorella compartía con papá cuando él ensayaba en su piano. Y nunca perdió oportunidad para manipular las teclas con sus pequeñas manos.

Músico salvadoreño Numa Bracamonte y su hija Fiorella llegan al colegio
El artista salvadoreño acompaña a su pequeña artista hasta la puerta del Colegio La Asunción, donde estudia su primaria. Foto EDH/ Jonatan Funes

Antes cantaba mucho más que ahora, pero su sed de aprendizaje no merma y ella espera poder profesionalizarse como música algún día.

Hay que destacar que el primer instrumento que dominó la pequeña artista fue uno de los más difíciles: el violín.

Fue en junio de 2018, que inició sus clases formales de violín con la maestra salvadoreña Sandra Rivera, exintegrante de la Orquesta Sinfónica Juvenil (OSJ) y pedagoga musical a cargo del programa Chiqui Violín de la OSSS.

¿Lo sabías?: Hace 106 años, el volcán de San Salvador hizo erupción por última vez

El piano lo aprendió con su padre, quien se emociona mucho al recordar el día que ella se lo pidió.

“¿Me enseñas a tocar el piano?”, le preguntó, asimilando que los lazos que los unen se estrecharon aún más al compartir la pasión por este instrumento.

Los secretos de la flauta dulce los descubrió junto a Numa, gracias a la vocación por el arte de la maestra Lorena Lemus, quien durante la pandemia llegó a la casa de los Bracamonte, domingo a domingo, durante todo un año.

Música Numa Bracamonte ayuda con las tareas a su hija Fiorella
Numa y su esposa Mirna apoyan a su única hija en todas sus facetas. Acá, el músico le ayuda con la tarea diaria. Foto EDH/ Yessica Hompanera

TERCER LUGAR
El pasado 11 de junio, Numa y Mirna Bracamonte sumaron un logro más a los que ha obtenido su hija única desde que comenzó su recorrido por la música.

La alumna de primaria participó en el Concurso de Música Clásica 2023, impulsado en El Salvador por la Lino Music Society de Estados Unidos, organización sin fines de lucro enfocada en realizar este tipo de certámenes, convencidos de que “aprender e interpretar Música Clásica sirve como un vehículo para que los jóvenes y sus comunidades tengan un sentido de propósito, pertenencia y realización”.

Fueron 78 los jóvenes cuscatlecos que lograron ubicarse entre los finalistas. Fiorella, una de las más pequeñas de los aspirantes del grupo de violinistas.

Fiorella Bracamonte resultó ganadora en el concurso de Lino Music Society
Así anunció la Lino Music Society a los ganadores del concurso de música 2023 en su Facebook. Fotocaptura: imagen de carácter ilustrativo y no comercial / https://www.facebook.com/photo.php?fbid=273799935229069&set=pb.100077971932650.-2207520000.&type=3

Finalmente, la alumna del Colegio La Asunción se agenció el tercer lugar de su categoría, asegurando su participación en el concierto que los ganadores ofrecerán en septiembre de 2023, en el Teatro Nacional de San Salvador.

“Me siento muy feliz, pues obviamente (el certamen) da oportunidades de que la conozcan. Estos concursos son difíciles y es bueno que ella vaya conociendo esa carrera. Aunque no es lo importante ganar, siento que ella tiene una gran ventaja, porque está chiquita y cuando llegue… a unos 16 años, ya va a conocer todo ese teje y maneje”, reflexiona Numa tras conocer del triunfo de Fiorella.

Como padre, el pianista de 49 años se siente realizado de que su pequeña cuenta con todo el apoyo que necesita para pulir sus talentos. Como maestro, es muy estricto y conoce todo el tipo de retos a los que ella se enfrenta.

Concierto de la Familia en Parque Cuscatlán
Fiorella Bracamonte será una de las artistas que participará en el Concierto de la Familia este próximo martes 20 de junio con la OSSS. Foto: cortesía de Numa Bracamonte

Para Numa es valiosísimo apoyar a los jóvenes con talento artístico como sociedad. “… no solo que los papás carguemos con el desarrollo de nuestros hijos —que es lo natural y lo normal— sino también que la sociedad pueda ayudar de alguna manera… con fondos, pidiendo al gobierno que los apoye, porque uno no da abasto”, enfatiza el artista nacional.

Y es que estudiar música requiere de inversión constante, porque además de clases hay que adquirir instrumentos y gastar en mantenimiento permanente.

De ahí que la creación de un instituto de educación artística o un conservatorio de música sea tan urgente para los talentos como Fiorella.

REGRESAR A LA PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Artistas Salvadoreños Cultura Dia Del Padre Educación Musical Trends Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad