Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Varadero del Puerto Corsain en incertidumbre

Se declaró desierta la licitación a mediados de 2012

Se estima que el peso argentino se cotizará a 12 por un dólar. foto edh / archivoEl Puerto solo recibe buques de gaseras, mientras que Calvo ha reducido significativamente sus operaciones. foto edh / archivo

Se estima que el peso argentino se cotizará a 12 por un dólar. foto edh / archivoEl Puerto solo recibe buques de gaseras, mientras que Calvo ha reducido...

Se estima que el peso argentino se cotizará a 12 por un dólar. foto edh / archivoEl Puerto solo recibe buques de gaseras, mientras que Calvo ha reducido significativamente sus operaciones. foto edh / archivo

La Corporación Salvadoreña de Inversiones (Corsain), un ejemplo clásico de una instancia en Asocio Público-Privado, reporta desde 2005 un historial de ingresos generales decreciente, además de mantener en el limbo el proyecto de construcción de un astillero en el Puerto que opera en La Unión, con el cual la institución pretendía elevar sus márgenes de utilidad, según indican fuentes consultadas por El Diario de Hoy.

En este último punto Corsain, incluso, buscó en octubre de 2011 una alianza con la empresa atunera Calvo, la cual nunca llegó a concretizarse, más allá de la necesidad de la firma de contar con un varadero para reducir los costos de traslado de 11 embarcaciones a Perú y México para realizar diversas reparaciones.

Fuentes cercanas a Corsain confirmaron que la licitación se declaró desierta a mediados del 2013 y que Calvo, al ver irregularidades detrás del proyecto, decidió postergar su inversión, a la espera de mejoras en la administración del Puerto. Ahí, incluso, se realizaron varios despidos, tanto de gerentes como de otras personas cercanas a cargos operativos y estratégicos.

Lo único que firmó Corsain en septiembre de 2012 fue un convenio de cooperación con la Corporación de Ciencia y Tecnología de la Industria Naval, Marítima y Fluvial (Cotecmar) de Colombia, con lo cual se realizarían supuestos estudios sobre el proyecto más la prefactibilidad del astillero. No obstante no se conocen ni el resultado ni los alcances de dicho apoyo.

En este sentido, una de las personas que estuvo detrás del liderazgo de esta empresa estatal reconoció que siempre estuvo "de manos atadas" para desarrollar el varadero, una obra que debería de elevar hasta en un 40 % la rentabilidad del Puerto, que llegó al punto más bajo en 2011, con una cifra de $602,375, aunque en 2012 hubo un punto de inflexión.

"No tuve libertad para desarrollar proyectos e iniciativas para favorecer al Puerto, todas las decisiones tomadas por mí fueron consultadas o a la gerencia general de Corsain o a la misma presidencia. Así no se pudo trabajar", recalcó la fuente.

En el dique que la corporación aún posee se han reparado embarcaciones de hasta 40 metros de largo de popa a proa, barcos pequeños en relación a otros de más de 120 metros que se dedican, sobre todo, a la pesca industrial y a trasladar gas.

Se buscó la posición de Calvo pero la compañía, a través de su agencia de Comunicaciones y Relaciones Públicas, indicó que dará información sobre el tema hasta después de las elecciones presidenciales del próximo domingo. Tampoco Corsain y su gerente general, Danilo Cabrera, quisieron hablar al respecto, a pesar de que recibieron un cuestionario con las dudas sobre el tema.

Según la fuente, la baja tendencia en el rendimiento del Puerto ha sido amortizada por los importantes dividendos que le genera a Corsain su participación en la mayoría de ingenios azucareros de El Salvador y en Industrias Sintéticas de Centro América (Insinca), donde la institución cuenta con un 62.5 % de participación accionaria, indica el último informe de estado financieros de 2012.

"Hay mucha gente que está detrás de Corsain. Es una empresa que se supone que debería de promover inversiones a favor del Estado pero que es muy lucrativa para unos pocos que están detrás de ella", recalcó, a modo de análisis, la fuente.

Otros problemas detrás del Puerto se relacionan también con el despido de diez trabajadores sindicalizados a mediados de 2013, quienes a pesar de las denuncias ante las autoridades laborales aún no han sido reinstalados en sus puestos. A la fecha, el Puerto Corsain mueve un promedio de cinco buques gaseros y de fertilizantes por semana y, aunque atracan otros buques, la institución no revela en sus informes cifras y montos al respecto.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación