Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Subsidiaria de Hanes Brands se va de Costa Rica

La compañía trasladará sus operaciones a Vietnam para ser más competitiva. Se perderán 1,250 empleos directos

La empresa textilera se irá de Costa Rica para tratar de optimizar sus recursos. La mano de obra de este país se encareció en los últimos años. Foto edh/ARCHIVO

La empresa textilera se irá de Costa Rica para tratar de optimizar sus recursos. La mano de obra de este país se encareció en los últimos años. Foto...

La empresa textilera se irá de Costa Rica para tratar de optimizar sus recursos. La mano de obra de este país se encareció en los últimos años. Foto edh/ARCHIVO

SAN JOSÉ. La firma textil Catex Manufactura, subsidiaria de la estadounidense Hanes Brands, cierra sus puertas en Costa Rica, despidiendo a 1,250 trabajadores.

El próximo 7 de noviembre echará el cierre definitivo a sus plantas de corte y confección de ropa interior masculina, según informa el diario costarricense La Nación.

La decisión, según informa la compañía, se debe estrictamente a un tratado de negocios, ya que las fábricas de Vietnam se hallan mucho más cerca de los suplidores de tela, y le es más rentable a la compañía exportar desde ahí, una vez manufacturadas las prendas, a los Estados Unidos.

A nivel mundial, la firma estadounidense cuenta con aproximadamente 56,900 empleados en más de 35 países, entre ellos El Salvador y Honduras.

Precisamente en El Salvador acaban de anunciar una fuerte inversión, de $24 millones en energía renovable, donde también es el principal exportador del país.

Después de casi 40 años en Costa Rica, la textilera cerrará sus plantas de corte y confección de ropa interior masculina, ubicadas en el parque industrial de Cartago y en las cercanías del Liceo de Grecia.

Además, se cesará al personal de las oficinas de HBI Servicios Administrativos, compañía que atendía a las dos plantas.

Según el director de Operaciones de la compañía en Costa Rica, Mauricio Brenes, la decisión se tomó para "optimizar" el flujo de producción, dado que los proveedores de telas se encuentran en China, lo cual conlleva una reducción en los costos de producción.

"Es una decisión sumamente difícil, que responde estrictamente a un decisión de negocios. Es evidente que tiene un impacto tanto en el costo, como el servicio al cliente. Para la compañía es más rentable trasladar sus plantas de corte y confección cerca de donde se ubican sus suplidores de tela, para posteriormente exportar la mercancía a Estados Unidos", expresó Brenes.

A los empleados se les comunicó del cierre el pasado vienes 5 de setiembre, dos meses antes de la clausura. Brenes explicó que a cada empleado se le pagará su liquidación y el mes de preaviso como lo indica la ley. —Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación