Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sector industrial registra un débil inicio en EE.UU.

Coexport prepara a sus socios para visita de FDA b La producción manufacturera estadounidense disminuyó en el 0.4 por ciento en enero pasado

La mayor caída se dio en el rubro automotor, aunque la debilidad manufacturera es generalizada en ese país. Foto EDH

La mayor caída se dio en el rubro automotor, aunque la debilidad manufacturera es generalizada en ese país. Foto EDH

La mayor caída se dio en el rubro automotor, aunque la debilidad manufacturera es generalizada en ese país. Foto EDH

NUEVA YORK. La actividad manufacturera estadounidense tuvo un inicio débil este año debido a una caída en el ensamblaje de vehículos motorizados, pero un repunte de la actividad fabril en el estado de Nueva York este mes sugiere que el declive podría ser temporal.

La producción manufacturera cayó un 0,4 por ciento en enero tras subir un 1.1 por ciento en diciembre, dijo el viernes la Reserva Federal de Estados Unidos. La lectura tuvo lugar tras dos meses de sólidas ganancias y reflejó mayormente una caída en la producción automotriz. "Dado que la mayor parte de la debilidad se debió a una desaceleración en la producción de vehículos motorizados tras el alza del 11 por ciento en la actividad durante los últimos dos meses del año pasado, esperamos que este retroceso en la producción industrial sea temporal", comentó Millan Mulraine, economista de TD Securities en Nueva York.

En otro informe, la Fed de Nueva York dijo que su índice "Empire State" de condiciones generales de negocios subió a 10.0 desde -7.8 el mes anterior. La lectura de febrero mostró el primer crecimiento en el sector desde julio y el mejor desempeño desde mayo del 2012.

El repunte se debió a los nuevos pedidos, que registraron su mayor nivel desde mayo del 2011. Los economistas dijeron que la aceleración en la actividad probablemente refleja la recuperación tras la enorme tormenta Sandy, que golpeó la Costa Este de EE.UU. de octubre. "El crecimiento en el trimestre actual podría verse impulsado por los esfuerzos de reconstrucción en la región", comentó Joseph LaVorgna, economista jefe para Estados Unidos en Deutsche Bank Securities en Nueva York.

Otro dato mostró que la lectura preliminar de Thomson Reuters/Universidad de Michigan sobre el índice de confianza del consumidor estadounidense subió a 76.3 desde 73.8 en la lectura final de enero, más al 74.8 esperado por los analistas.

El indicador sobre las condiciones económicas actuales subió a 88 desde 85, mientras que expectativas del consumidor avanzó a 68.7 desde 66.6. La actividad fabril se ha enfriado en los últimos meses, pero no existen señales de que el sector, responsable de la recuperación de la economía desde la recesión del 2007-2009, se dirija a una baja. La debilidad de las manufacturas el mes pasado contribuyó a una baja del 0.1 por ciento de la producción en general, tras un incremento del 0.4 por ciento en diciembre.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación