Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Morosidad bancaria aumentó en $22.4 Mlls.

b La mora ha llegado a los 254.75 millones de dólares

El sector bancario de El Salvador ha experimentado un incremento en el índice de mora en comparación con el año pasado, según indica la empresa clasificadora de riesgo Equilibrium. Destacan que el índice pasó de 2.3 % de morosidad a 2.5 %, lo que implica que más personas han dejado de pagarle a la banca en lo que va del año.

Según datos de la Asociación Bancaria Salvadoreña (Abansa), en diciembre de 2013, la cartera de préstamos vencidos era de 232.36 millones de dólares. Entre esa fecha y septiembre de este año llegó hasta 254.75 millones de dólares.

Esto significa que el aumento de los prestamos vencidos registró un incremento de 22.4 millones de dólares en los primeros nueve meses del año, es aquí en donde se refleja ese crecimiento de mora en el país.

Esto también se puede ver a través de sectores económicos para poder analizar de mejor forma, cuáles son los sectores que ha percibido mayor mora.

Principalmente está el sector vivienda con 4 %, siendo el que posee el índice de morosidad más elevado. A esto le sigue el agropecuario con 3.5 % y construcción con 3.3 %.

La empresa considera que un factor de riesgo para los bancos son los refinanciamientos que han otorgado en lo que va del año, especialmente en créditos de consumo e industria manufacturera.

Por otra parte, el crédito también juega un papel importante en este escenario, y es que el crédito ha reportado crecimiento significativo.

Equilibrium expresa que el crédito tuvo una tasa de expansión interanual de 7.9 %, es decir 752.3 millones de dólares. Esto significa que la cartera de créditos pasó de 9,580.9 millones de dólares en septiembre de 2013, a 10,333.2 millones de dólares para septiembre de 2014. Esto refleja un buen desempeño, aunque no se compara a las tasas alcanzadas previo a la crisis de 2008.

Dicho esto, los volúmenes de negocios provenientes del financiamiento a los sectores de consumo, industria y servicios sostienen la dinámica del crédito en los últimos doce meses.

Esto ha permitido que crezcan de manera conjunta en 593.4 millones de dólares. Pero también hay otros destinos del segmento empresarial corporativo que continúan registrando una tendencia a la baja.

Es importante mencionar que la ampliación del ritmo de expansión del crédito "continuará sujeto a la evolución de la economía y a las expectativas de inversión de los agentes económicos en el corto plazo", advierte la clasificadora de riesgo.

Aunque estos puntos son debilitantes para el sector, también se debe tomar en cuenta el cierre de la utilidad global del sector.

Este cerró con 143.6 millones de dólares en septiembre, lo que refleja el peor desempeño en los últimos cuatro períodos interanuales.

En septiembre de 2013 fue de 162 millones de dólares, mientras que en diciembre creció a 222.3 millones de dólares y luego se vio en decrecimiento en los siguientes nueve meses.

Esto significa que entre 2013 y 2014, las utilidades de los bancos bajaron 11.6 %, demostrando una tendencia decreciente.

Los motivos de esto se ven reflejados en una "tendencia sostenida en el volumen de ingresos, y el aumento en los gastos operativos", entre otros.

Esto ha llevado a la sensibilización del desempeño de la banca en lo que va del año.

No obstante, la clasificadora de riesgo recomienda que se promueva la sanidad del portafolio de créditos a través de la reducción en la mora, el fortalecimiento de la cobertura de reservas y la disminución de las operaciones refinanciadas. A esto añade que se tiene que mejorar la eficiencia operativa por medio de la reducción de gastos, así como también sostener o ampliar los volúmenes de negocio.

Asimismo, se debería revertir la tendencia decreciente en los márgenes financieros y la generación de un mayor volumen de utilidades.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación