Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Lagarde: “los mercados necesitan claridad sobre la moneda china”

La directora del Fondo Monetario Internacional ha puesto especial atención sobre el comportamiento económico de China en los últimos meses.

CUMBRE EXTRAORDINARIA SOBRE LA CRISIS HELENA

La director del Fondo Monetario Internacional tiene los ojos puestos en la economía china. | Foto por Archivo

La director del Fondo Monetario Internacional tiene los ojos puestos en la economía china.

Los mercados financieros necesitan más claridad sobre cómo las autoridades chinas están manejando su moneda, en particular la relación del yuan con el dólar estadounidense, dijo el fin de semana la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

Las enormes fluctuaciones del yuan han contribuido, junto con una dramática caída de los precios del petróleo, a la volatilidad de los mercados globales desde comienzos del 2016.

Al ser consultada en un panel del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), en Davos, sobre si respaldaría los controles de capital de China por un tiempo, Lagarde evitó una respuesta directa y dijo: “Por supuesto que un masivo uso de reservas no sería particularmente una buena idea (...) Algo ya fue usado”.

Añadió que el mercado necesitaba “claridad y certeza” sobre la canasta de tipo de cambio de China “en particular en lo que se refiere al dólar, que siempre ha sido la referencia”.

En tanto, el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, dijo en el mismo panel que su opinión era que China debería usar los controles de capital para conciliar su necesidad de estabilizar su moneda y mantener su política monetaria doméstica flexible.

Kuroda dijo que China estaba en lo correcto al mantener una política económica expansiva para ayudar a amortiguar la transición del país desde una economía industrial impulsada por las exportaciones hacia una economía basada en la demanda de los consumidores sin depreciar excesivamente al yuan.

“Esta es mi opinión personal y las autoridades chinas podrían no compartirla, pero en este tipo de situación contradictoria, los controles de capital podrían ser útiles para gestionar la tasa de cambio y la política monetaria de una manera consistente y apropiada”, afirmó.

Crecimiento mundial 

En la última jornada del Foro Económico Mundial, llevado a cabo en Davos, Suiza, Lagarde también reafirmó que el crecimiento mundial en 2016 será modesto y desigual.

Añadió que pese a que existe un ligero optimismo, hay riesgos significativos, como la profunda transición de la economía china de una industrial a una de servicios; la menor tendencia de cotización de las materias primas como consecuencia del precio del petróleo y la posibilidad de que estos bajen todavía más; y las diversas políticas monetarias no sincronizadas de los países que han ocasionado la depreciación de los tipos de cambios de  economías emergentes.

Lagarde resaltó, además, que los acuerdos alcanzados para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo Climático de París (COP21) serán eventos significativos que se traducirán en cambios para la mayoría de las economías.

Con respecto a la crisis de refugiados, mencionó que “si se maneja bien y el proceso de integración se lleva a cabo de una manera coherente y organizada, daría un giro favorable al crecimiento”, en caso contrario, podría amenazar la supervivencia del espacio Schengen.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación