Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Honduras espera negociar un acuerdo por tres años con el FMI

Fuentes consultadas por el periódico El Heraldo indican que se está negociando por que el acuerdo sea de largo plazo.

TEGUCIGALPA. El gobierno de Honduras afina el programa económico que presentará al Fondo Monetario Internacional (FMI) para su negociación y aprobación en el transcurso del año.

No obstante, uno de los puntos más importantes del acuerdo es la vigencia y de acuerdo con informes brindados por el Poder Ejecutivo al periódico hondureño El Heraldo, la duración del arreglo sería de 18 meses o tres años.

Las últimas dos cartas de intenciones firmadas con el FMI tuvieron una vigencia de 18 meses, sin embargo, las administraciones de Manuel Zelaya Rosales y de Porfirio Lobo Sosa no pudieron cumplir las metas indicativas y reformas estructurales negociadas.

"Estamos analizando la duración del programa que esperamos negociar en agosto próximo y creemos que lo idóneo sería contar con un programa de largo plazo, ya que eso nos permitiría ajustar y monitorear las metas establecidas por el gobierno durante la gestión 2014-2014", agregó el informante.

El trabajo que se quiere hacer con el Fondo Monetario es negociar un acuerdo económico, firmarlo y cumplirlo, continuó la fuente, y de inmediato buscar un nuevo arreglo para que el gobierno que asuma en 2018 encuentre un programa vigente.

¿De qué depende el plazo de la Carta de Intenciones? se le consultó al funcionario del Poder Ejecutivo, quien pidió omitir su nombre, y de inmediato respondió: "Todo depende del tipo de programa que el gobierno quiera negociar, la vigencia no es una imposición del FMI, es más bien el compromiso que asume el gobierno para cumplir con los compromisos acordados".

La fuente oficial dijo que el contenido del acuerdo económico a negociar con el FMI está avanzado, los principales objetivos se fundamentan en las recomendaciones que el directorio de ese organismo emitió en la Consulta del Artículo IV 2013, el que fue aprobado el pasado 9 de junio en Washington, Estados Unidos.

Por enésima vez, el principal compromiso que se negociará es la estabilización de las finanzas públicas, especialmente la contención del gasto y el incremento de las recaudaciones para lograr cerrar este año con un déficit de - 5.2 % del PIB para la administración central.

En 2013, el gobierno cerró con un déficit de -7.9 % del PIB, equivalente a 29,694 millones de lempiras, considerado el más elevado en la presente década. Otras condicionalidades han venido siendo cumplidas como la recapitalización del Banco Central de Honduras y la aprobación de una serie de reformas estructurales, por ejemplo la Ley de la Industria Eléctrica, el fideicomiso para Hondutel y quedan pendientes la reforma a la política monetaria, así como la flexibilización del régimen cambiario del lempira respecto al dólar.

Otro de los puntos del acuerdo a negociar es el componente de asistencia financiera, ya que las autoridades han anunciado un préstamo de 220 millones de dólares.—Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación