Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Construyen rastro con fines de exportación

Asporc busca lograr las certificaciones de Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

La construcción estaría lista a finales del 2015. edh/Archivo

La construcción estaría lista a finales del 2015. edh/Archivo

La construcción estaría lista a finales del 2015. edh/Archivo

Con una inversión de 7 millones de dólares y después de una década, la Asociación Salvadoreña de Porcicultores (Asporc) está ultimando los detalles de la construcción de un rastro que pueda obtener certificados a escala internacional con el fin de comenzar a exportar.

Los fondos están siendo desembolsados por los productores de cerdos y el Gobierno, a través de la Corporación Salvadoreña de Inversiones (Corsain), mediante un asocio público-privado. Ya está comprado el terreno; está situado en Opico, La Libertad.

El objetivo del proyecto es que los productores puedan disponer de un rastro que cumpla con las especificaciones de la industria porcina internacional para sacrificar a unos 600 cerdos por día y así satisfacer la demanda de carne de cerdo en el país, que ronda los 25 millones de libras anuales, explicó Roberto Jovel, uno de los productores asociados a Asporc.

La idea surgió a partir de un donativo de la agencia estadounidense USAID, de cerca de $2 millones para maquinaria. El rastro estaría listo para finales del año 2015.

"Este rastro ya va a cumplir con las normas internacionales y los certificaremos en Guatemala, Honduras, Nicaragua, ellos vendrían a hacer la inspección. Ya con esos certificados vamos a poder exportar en el momento que queramos", acotó Jovel.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación