Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Colombia usa pensiones para megaobras y paga 7 %

El financiamiento es ideal para los proyectos de APP que se ejecutarán

Luis Fernando Andrade es presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura de Colombia. Foto EDH/ rené quintanilla

Luis Fernando Andrade es presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura de Colombia. Foto EDH/ rené quintanilla

Luis Fernando Andrade es presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura de Colombia. Foto EDH/ rené quintanilla

En Colombia los fondos de pensiones son una de las alternativas de financiamiento que más importancia está tomando para el desarrollo de la infraestructura, que va de la mano con el auge de los asocios públicos-privados (APP) en ese país.

Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura de Colombia, dijo ayer que en los próximos dos años ese país sudamericano planea hacer contratos por el orden de los $25,000 millones, y que de éstos se espera que los fondos de pensiones aporten unos $5,000 millones.

El 80 % de estos proyectos es para construcción de carreteras y el 20 % se destinará a la inversión en puertos, aeropuertos y ferrocarriles.

Ya antes han usado los fondos para hacer obras como carreteras, puertos, aeropuertos y proyectos ferroviarios que han logrado una combinación de "ganar-ganar".

La empresa privada logra un financiamiento seguro y de largo plazo y los cotizantes reciben una rentabilidad promedio del 7 %.

Para Andrade los fondos de pensiones son un financiamientos ideal para acompañar el impulso de proyectos de APP, pues permite financiamientos con plazos más largos de los que podrían dar los bancos.

"Estas APP no se pueden pagar en cinco años. Normalmente es a 25 y 30 años y hay muy pocas fuentes de dinero para plazos tan largos. Realmente la única fuente de largo plazo que hay son los fondos de pensiones", dice el profesional.

"Los fondos de pensiones no tienen límite de plazo. Normalmente los bancos no pueden dar deuda a tan largo plazo", agregó.

Y no solo gana la empresa, sino también el trabajador. "El ahorrador gana si también le mejoran las carreteras y los aeropuertos", mencionó Andrade, que estuvo ayer en el país.

Durante su visita el funcionario colombiano aprovechó para reunirse con el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, así como el Secretario Técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, y funcionarios de otras carteras a quienes les expuso las ventajas de los acuerdos APP y las fuentes de financiamiento más favorables para desarrollarlos.

La visita, gestionada a través del embajador de Colombia en El Salvador, Julio Aníbal Riaño, también permitió que Andrade se reuniera con los diputados de todas las fracciones políticas que están en la Comisión de Hacienda en la Asamblea Legislativa y que también tienen a cargo el estudio de todas las leyes que tienen que ver con concesiones y asocios públicos privados. "Si las obras se hacen con presupuesto público es poco lo que se puede hacer porque no hay tanto dinero de impuestos por eso es que tienes que encontrar la forma de traer a la empresa privada para hacer todas estas obras. Si en Colombia no tuviéramos esta herramienta no tuviéramos los recursos como Estado, por eso le abrimos las puertas al sector privado.

"Lo que hemos hecho es combinar financiación de los bancos y el fondo de pensiones a largo plazo", dijo.

Transparencia

Pero desarrollar toda una infraestructura a través de un esquema de APP también requiere un mayor esfuerzo del Gobierno para supervisar mejor a las empresas que se contratan.

Andrade dijo que en Colombia todas las empresas necesitan una precalificación, se le solicita un fondo patrimonial que supere tres veces la oferta que hacen de un proyecto y, además, que comprueben la experiencia que tienen en el rubro.

También toman en cuenta que la empresa que gane un proyecto sea "la que menos le pide al Gobierno", es decir, que no requiera de subsidios o ayudas similares para ejecutar bien su trabajo. Además se hace un promedio de los precios que se reciben y se trata de evaluar con rigurosidad para que los proyectos sean lo más transparentes posibles.

En El Salvador, el Secretario Técnico ha dicho que se gestionarán al menos $100 millones en fondos de pensiones para ampliar el Aeropuerto Internacional, que se piensa hacer con la ayuda de la empresa privada.

En camino también están otras obras de infraestructura que pretenden financiarse con dinero de las cotizaciones de los trabajadores, lo que permitiría una mayor rentabilidad para los salvadoreños, si se asume que las tasas de interés que se pagarían serían por el orden del 7 %. El Salvador también está buscando más inversión privada, tanto local como extranjera para generar más empleos.

En otro tema, Andrade también participó el martes por la noche del recorrido de las instalaciones de un nuevo hotel colombiano Hotel Boutique Sal y Luz, que se suma a la inversión que hace ese país en El Salvador.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación