Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

China lanza megabanco de inversión con 57 miembros fundadores

El banco busca proveer financiamiento para el desarrollo de carreteras, vías ferroviarias, aeropuertos, telecomunicaciones y otros proyectos

El banco de inversión chino reúne a potencias de los cinco continentes. Foto EDH /Archivo

El banco de inversión chino reúne a potencias de los cinco continentes. Foto EDH /Archivo

El banco de inversión chino reúne a potencias de los cinco continentes. Foto EDH /Archivo

PEKÍN. China cifró ayer en 57 el número de países fundadores con los que cuenta para poner en marcha el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII), entidad auspiciada por la segunda economía mundial que ha logrado un mayor éxito de participación que el inicialmente esperado.

El banco busca proveer financiamiento para el desarrollo de carreteras, vías ferroviarias, aeropuertos, telecomunicaciones y otros proyectos de infraestructura en Asia.

Con Suecia, Israel, Sudáfrica, Azerbaiyán, Islandia, Portugal y Polonia como los últimos miembros en ser aprobados, según anunció el Ministerio de Finanzas chino, se da por finalizada la lista de países fundadores de la entidad, ya que Pekín determinó el 15 de abril como la fecha de anuncio del palmarés inicial del BAII.

Una composición que incluye a miembros de los cinco continentes y en la que jugó un gran papel el Reino Unido, la primera economía europea que solicitó integrarse al BAII como posible miembro fundador a mediados del pasado marzo.

Si bien hasta entonces sólo veintiún países asiáticos se habían mostrado dispuestos a participar, entre ellos India, la decisión del Reino Unido precipitó la voluntad de adhesión de otros países, como Alemania, Francia, Italia, Australia, Corea del Sur, Brasil, Rusia, Egipto o España, todos aceptados.

Así, el banco, que se prevé que será establecido formalmente a finales de 2015, después de que los fundadores hayan firmado y ratificado las bases, nace con una fuerza considerable, si se compara con los 31 miembros con los que comenzó el Banco Asiático de Desarrollo (BAD), liderado por Japón y que ahora tiene 67.

Japón es, junto a EE. UU., uno de los grandes ausentes de la entidad. Aunque el rechazo era previsible, debido a las sospechas -que China niega- de que el BAII nazca con ánimo de competir con el BAD, parece que la negativa ya no es tan tajante.

El 30 de marzo, el embajador japonés en China, Masato Kitera, dijo al diario "Financial Times" que en Japón "ahora hay una gran campaña a favor del BAII que parece efectiva".

Por su parte, EE. UU. parece mantener su postura de querer cooperar con el banco, pero desde fuera, decisión no exenta de críticas, también dentro del país.

El exsecretario del Tesoro en los años de George W. Bush, Hank Paulson, aseguraba que "ha habido dos errores: no unirnos, y que, si elegimos una batalla, tenemos que asegurarnos de que sea una en la que vamos a ganar, no una en la que estamos destinados a perder", según recogió ayer el periódico oficial "China Daily".

Uno de los temores de Washington, que junto a Europa domina las actuales principales instituciones financieras globales (el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional), es el "modus operandi" del banco, y si se centrará en proyectos beneficiosos para China.

Aunque es pronto para saberlo, Meng Yuanxin, economista del Instituto chino New Continent, dice a Efe que "depende de su sistema: si es regido principalmente por China, puede que no sea muy equitativo, porque el país obedece más a las decisiones de los líderes que a las reglas del mercado".

En principio, la participación de cada país se determinará con base a su PIB, informó el secretario general del departamento encargado del BAII, Jin Liqun, lo que garantiza, dijo, que "China se convierta en el mayor accionista individual" del organismo.

El BAII contará inicialmente con un capital de unos $50,000 millones, que podrá aumentar hasta los $100.000 millones. —EFE.El banco busca proveer financiamiento para el desarrollo de carreteras, vías ferroviarias, aeropuertos, telecomunicaciones y otros proyectos

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación