Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ajuste sin pensiones no resolvería problema fiscal

Hacienda no incluye este gasto en plan quinquenal ni en Ley de Responsabilidad Fiscal

Las pensiones representan un importante gasto para el Gobierno y aumentan la deuda del país cada año. Foto EDH / archivo

Las pensiones representan un importante gasto para el Gobierno y aumentan la deuda del país cada año. Foto EDH / archivo

Las pensiones representan un importante gasto para el Gobierno y aumentan la deuda del país cada año. Foto EDH / archivo

El Plan Quinquenal del Gobierno pretende bajar el déficit fiscal al 1% y reducir la deuda al 45.3% del PIB cuando sea 2019.

Sin embargo, ninguna de estas proyecciones incluye el pago de pensiones, considerado uno de los gastos ineludibles del Gobierno y que actualmente representa un gasto del 2 % del PIB.

Tampoco lo incluye la Ley de Responsabilidad Fiscal que presentó el Ministerio de Hacienda y que está en estudio de la Asamblea Legislativa.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) le pidió recientemente al Gobierno un ajuste fiscal de 3.5 %, pero el Ministerio de Hacienda solo ha propuesto un ajuste de 1.5 % en su proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal que está en estudio en la Asamblea Legislativa.

Pero de acuerdo con el economista de la Fundación Nacional de Desarrollo (Funde), Rómel Rodríguez, hacer un ajuste fiscal sin una reforma al sistema de pensiones no resolverá por sí sola el problema financiero pues la deuda sigue creciendo a medida que más personas solicitan su jubilación en el sistema público y los ingresos del Estado no crecen en concordancia con el bajo crecimiento económico del país.

Además los gastos siguen creciendo, lo que ha generado un círculo de endeudamiento que ha aumentado más el déficit fiscal.

"A mí me parece que es insuficiente (ajuste del 1.5 % ) porque faltaría ver qué tipo de reforma de pensiones se va a hacer. Ambas van a sacar a flote las finanzas del país. Una sola no podrá", dijo el analista económico.

En 2014 los ingresos del Gobierno apenas incrementaron un 1.1 % respecto a lo que logró en diciembre de 2013. A pesar de que Hacienda implementó una nueva reforma tributaria para gravar las transferencias bancarias y arreció con las auditorías fiscales en las empresas, solo pudo obtener $43 millones más en impuestos y contribuciones. La recaudación fue $263.1 millones menos que lo que el Gobierno planeó en su proyecto de presupuesto 2014.

Su recaudación a través del Impuesto al Valor Agregado (IVA) (el más importante en la recaudación de impuestos a nivel general) se redujo en $4.5 millones y otros impuestos también cayeron.

Entre las opciones de reforma de pensiones el Gobierno ha contemplado regresar al sistema público o convertirlo en uno mixto, pero según los expertos, cualquiera de estas dos opciones implicaría un costo fiscal para el país, que supondría elevar la deuda.

"Habría que ver el tipo de reforma de pensiones y cómo vamos a administrar el ingreso porque a los inversionistas internacionales y a los acreedores no les interesa solo el Sector Público No Financiero (SNPF) sino también el pasivo de las pensiones", aseguró.

Por otro lado el analista también espera que en la ley de responsabilidad fiscal Hacienda ya esté contemplando el retraso de pagos que "siempre se chinea", como el pago a proveedores y exportadores.

"Espero que estén incluyendo este gasto", aseguró, pues este pasivo también suele esconderse en el listado de obligaciones del Gobierno.

Solo el año pasado, las cuentas pendientes por pagar a proveedores del Estado sumó $80 millones que tuvieron que ser financiados con notas de crédito, es decir, con deuda.

Pensiones es deuda de del Gobierno

Hacienda decidió desde hace unos años separar la deuda del SPNF y la de pensiones argumentando además que es por este gasto que la deuda se ve más abultada que antes.

Sin pensiones el déficit fiscal sería de 1.9 %, pero con las pensiones, se vuelve de 3.9 %. Asimismo, la deuda total del país sin contar las pensiones se situaría en 47.8 %, pero con las pensiones la deuda llega a 59.9 % del Producto Interno Bruto.

El economista y ex ministro de Hacienda, Manuel Enrique Hinds, cree que no hay razón para hacer esta diferencia pues aunque la deuda de las pensiones fue adquirida a través de un sistema público en otro Gobierno, el compromiso sigue siendo igual para el Gobierno actual y éste no debe separarlo de sus obligaciones financieras.

"Deuda es deuda", aseguró el experto, quien dice que no entiende cómo es que el Gobierno no puede reducir ahora su deuda total cuando sus ingresos son los más altos que ha tenido El Salvador en toda su historia.

Por su parte el último informe de coyuntura económica de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) reconoció que el Gobierno logró reducir la brecha fiscal en $157.2 millones, un dato positivo para el tanque de pensamiento.

Fusades informó que el canal a través del cual se ha logrado reducir el déficit es a través de los gastos en inversión pública y los atrasos en los pagos, incluyendo los subsidios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación