Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Advierten que terminó el 'boom' económico de A. L.

Lagarde critica actual fase de mediocre crecimiento económico global

El frenazo económico de Venezuela y Argentina también afecta el crecimiento de la economía regional. foto edh / archivo

El frenazo económico de Venezuela y Argentina también afecta el crecimiento de la economía regional. foto edh / archivo

El frenazo económico de Venezuela y Argentina también afecta el crecimiento de la economía regional. foto edh / archivo

WASHINGTON. La economía latinoamericana deberá prepararse para el "fin de la fiesta" sustentada en el boom de las materias primas, que no se aprovechó para aplicar reformas estructurales, advirtieron ayer los jefes económicos del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

"La fiesta ha terminado y los vientos a favor se han convertido en vientos en contra", subrayó José Juan Ruiz, economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el centro de estudios Brookings Institution de Washington.

Ruiz señaló que es posible que la región crezca solo un 1.5 % en 2014, por debajo de las más recientes previsiones del FMI, de julio, que situaban el crecimiento en Latinoamérica y el Caribe en un 2 % para este año y en 2.6 % para 2015.

Gran parte de este retroceso responde al frenazo de la economía brasileña, que ha cumplido dos trimestres seguidos de crecimiento negativo; y los problemas económicos que enfrentan países como Venezuela y Argentina.

En el lado positivo, se ubican los países centroamericanos y sobre todo México, que se estima empiece a ver los resultados positivos de las reformas estructurales adoptadas recientemente y aproveche el impulso de la recuperación de la economía estadounidense.

El director del FMI para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, expresó cautela al apuntar que el "proceso de reformas es doloroso", como ha mostrado México, durante el cual el PIB sufre los efectos negativos de la incertidumbre y la adaptación a nuevas regulaciones.

Werner destacó, como dato positivo, la "estabilidad macroeconómica" con la que se había navegado el boom de materias primas vivido por la región, algo inusual en una región habituada al sobrecalentamiento económico.

Desde el Banco Mundial, Augusto de la Torre, economista jefe para América Latina, señaló que la actual desaceleración que se está registrando es un fenómeno nuevo para el continente, acostumbrado a los ciclos abruptos de "auge y caída"

Uno de los principales problemas, no obstante, es que los pronósticos sitúan el potencial de crecimiento a medio plazo en el 3 % anual.

Para De la Torre se trata de una cifra "insuficiente" para hacer frente a los desafíos económicos regionales.

Ruiz afirmó que uno de los grandes desafíos de Latinoamérica es la falta de productividad y competitividad, y la escasa diversificación en sus exportaciones. En este sentido, dijo, que de los diez primeros productos de exportación latinoamericanos "siete son materias primas", y los tres restantes (aparatos de vídeo, computadores y vehículos) proceden exclusivamente de un país: México. Otro de los elementos clave es la ausencia de grandes proyectos de infraestructuras regionales.

Cepal ve estancamiento

El comercio de América Latina y el Caribe anotaría un "virtual estancamiento" por tercer año consecutivo, ante un deterioro en las perspectivas de la economía mundial para el 2014, dijo la Cepal en un adelanto de un informe que dará la próxima semana.

La persistente debilidad de la zona euro y un menor crecimiento de China, principal consumidor de las materias primas que produce la región, estarían entre las principales razones de la casi nula expansión del comercio en la región, tal como ocurrió en el 2012 y 2013. —Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación