Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Varias compañías brasileñas en escándalo de corrupción

Cerca de 11 firmas están bajo investigación por sobornos, según el Wall Street Journal

Petrobras, la empresa estatal más grande de Brasil, dijo ayer que adoptará medidas para evitar la corrupción . foto edh / ARCHIVO.

Petrobras, la empresa estatal más grande de Brasil, dijo ayer que adoptará medidas para evitar la corrupción . foto edh / ARCHIVO.

Petrobras, la empresa estatal más grande de Brasil, dijo ayer que adoptará medidas para evitar la corrupción . foto edh / ARCHIVO.

A partir de la captura, en Brasil, del presidente de la empresa Queiroz Galvão, Ildefonso Corales Filho, empresa que ejecuta desde 2013 la ampliación de la presa hidroeléctrica 5 de Noviembre, las autoridades federales brasileñas tienen bajo investigación a 11 empresas de ese país por sospechas de corrupción, según informa el Wad Street Journal.

De las compañías en la lupa de las autoridades hay, al menos, 18 ejecutivos que han sido señalados de participar en un fraude que habría incluido sobornos y lavado de dinero, además de la transferencia de cientos de millones de dólares de la petrolera estatal, Petrobras, a los bolsillos de empleados, contratistas y políticos.

De acuerdo con el Wall Street Journal, entre esas empresas están Odebrecht S.A., Camargo Corrêa S.A. y Constructora OAS S.A., las que se habrían unido para inflar los costos de los trabajos realizados para Petrobras.

Las pesquisas de los fiscales apuntan a que representantes de Petrobras y políticos de alto nivel habrían gozado de las ganancias recibidas en la trama de corrupción.

De hecho, dentro de los ejecutivos capturados por las autoridades federales están Renato Duque, exdirector de Servicios de Petrobras; José Aldemario Pinhiro, presidente de la constructora OAS, y Dalton dos Santos Avancini, de la firma Camargo Correa.

Las investigaciones preliminares también señalan que los grupos bajo investigación, implicados en la denominada "Operación Lava Autos", movieron un promedio $3,850 millones en "operaciones financieras atípicas", sostiene el periódico.

La operación realizada, el viernes, para capturar a los sospechosos, de acuerdo con la publicación, la justicia brasileña también congeló $277 millones en activos de propiedad a los investigados.

Las firmas de construcción que están siendo investigadas más de cerca poseen un promedio de $22,600 millones en contratos con la estatal Petrobras, según declaró Igor Romário de Paulo, jefe de la policía federal regional.

Distintos voceros de las empresas señaladas han dado explicaciones a los medios de comunicación, según la publicación de ese medio, y en su mayoría han negado las acusaciones y criticado el procedimiento policial para capturar a los sospechosos.

Voceros de Camargo Corrêa y de Odebrecht negaron los señalamientos. Esta última empresa aseguró que la policía allanó una de sus oficinas en el operativo realizado el viernes, luego que negaran, el lunes pasado, las acusaciones de que habían sobornado a ejecutivos de Petrobras. Otra vocera de OAS, según la publicación, confirmó que la policía visitó su sede en São Paulo, aunque no confirmó si hubo capturas.

Las investigaciones del caso cobraron fuerza luego de que Paulo Roberto Costa, exdirector de operaciones de exploración de Petrobras, arrestado con anterioridad, diera un testimonio como parte de un acuerdo con las autoridades.

En dicho testimonio, Costa dio detalles sobre la supuesta trama de corrupción y aseguró que Duque, el exdirector de Servicios de Petrobras, era quien recibía los beneficios de los sobornos, señala la publicación del Wall Street Journal.

Petrobras, no obstante, anunció ayer que está adoptando 66 medidas de control interno para investigar el alcance del gran caso de corrupción e incorporar buenas prácticas de gestión.

De acuerdo con la agencia EFE, la presidenta de Petrobras, Graça Foster, detalló, en una conferencia con accionistas, que 60 de las medidas son acciones para mejorar la empresa.

Foster explicó que una de las medidas más importantes es la creación de una dirección de "gobernanza" en la empresa, que velará por el buen cumplimiento de las leyes y las reglas internas de la estatal.

Constructora brasileña contratada en el país

La constructora Queiroz Galvão, una de las señaladas por las autoridades federales de Brasil, de inflar costos y recibir más dinero por las licitaciones, firmó un contrato en 2013 con la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lema (CEL), asociado con el proveedor de turbinas, Andritz Hydro Inepar do Brasil, para la expansión de la presa 5 de Noviembre, según consta en varios medios impresos de Brasil.

El Diario de Hoy publicó, en abril pasado, que la Corte de Cuentas ya tenía conocimiento de que la CEL adjudicó la obra a la empresa Queiroz Galvão. Declaró que, siendo los únicos ofertantes bajo asocio, superaron la evaluación técnica para poder ganar la adjudicación.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación