Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tóxicos de San Luis Talpa continúan en Puerto de Acajutla

El retraso lo causó la falta de un documento que debió extender la naviera en el extranjero, según Medio Ambiente. Ecologistas de Panamá se oponen al paso de los mismos en el Canal

Tóxicos de San Luis Talpa continúan en Puerto de Acajutla

Tóxicos de San Luis Talpa continúan en Puerto de Acajutla

Tóxicos de San Luis Talpa continúan en Puerto de Acajutla

El jueves pasado la ministra de Medio Ambiente, Lina Pohl, celebró el retiro de los tóxicos de San Luis Talpa, en La Paz, y aseguró que fue una "promesa cumplida", sin embargo los estos todavía permanecen estacionados en las bodegas de almacenamiento del Puerto de Acajutla, en Sonsonate.

La información enviada por el departamento de Comunicaciones del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Marn), explica que los tóxicos no han zarpado y que el retraso lo causó la falta de un documento que debió extender la naviera en el extranjero.

Los tóxicos de Quimagro saldrían en barco hacia Polonia el viernes pasado, rumbo a Panamá, luego pasarían por Reino Unido, Países Bajos, Alemania y Polonia. Es aquí donde una empresa británica los destruirá.

Los contenedores deberán esperar el siguiente barco para su traslado hacia Polonia. La ministra LinaPohl afirmó, a través de comunicado de prensa, que el retiro se realizará en los próximos días. Y manifestó que cuentan con los permisos transfronterizos entre los países.

Pohl afirmó que los contenedores están un área de almacenamiento "debidamente resguardados" y que no representaban ningún riesgo. La funcionaria añadió que la Fiscalía de Medio Ambiente, los observadores de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) y la Universidad de El Salvador (UES) verificaron el sitio en el que fueron colocados los materiales.

"El Fondo de Saneamiento del Sistema Financiero (Fossafi) ha estado en constante comunicación con la empresa británica Veolia y ha expresado que están solventando esta situación para enviar (tóxicos) en el siguiente barco", se lee en el comunicado enviado la tarde de ayer.

Entre aplausos y gritos los habitantes de San Luis Talpa y las autoridades del Marn celebraron el pasado jueves el retiro de tóxicos que habían pasado abandonados durante 30 años en ese lugar.

En los furgones se trasladó un total de 69.19 toneladas de material conformado por sustancias tóxicas, madera y tierra contaminada, informó el Marn.

Los pobladores culparon a los químicos de los casos de insuficiencia renal en esa zona.

Ecologistas se oponen a paso de químicos en Panamá

Mientras, ecologistas panameños rechazaron el paso de barcos con desechos tóxicos por el Canal de Panamá con motivo del traslado que pretende hacer El Salvador a Polonia de casi 70 toneladas de residuos contaminados utilizando la vía interoceánica.

"Nos oponemos y rechazamos firmemente el paso de este material tóxico por el Canal", expresó el presidente de la ecologista Asociación de Derecho Ambiental, Donaldo Sousa Guevara, en un comunicado.

Sousa Guevara, coordinador de la Asamblea de Asociaciones Ambientales de Panamá, aseguró que "este material es altamente tóxico y se vincula el mismo con la alta incidencia de enfermedades renales y cáncer".

El ecologista expresó también su oposición al paso de materiales "radiactivos que transportan naves (que atraviesan el Canal de Panamá), los cuales ponen en serio peligro la integridad de gran parte del país y nuestra población, considerando que este transporte significa el peligro más grande de contaminación, que existe actualmente en América Latina".

Dijo que permitir el paso de estas naves por la vía interoceánica responde a una "actitud irresponsable de la Autoridad del Canal de Panamá y de todas las autoridades panameñas" relacionadas y a pesar de los esfuerzos realizados para impulsar leyes que lo impidan y que "los países del Cono Sur y Egipto han prohibido el paso de estas naves por su territorio y su canal".

El ambientalista, también asesor jurídico de la Asociación de Comunidades del Área del Canal, sostuvo que las naves con cargas radiactivas pasan por la vía interoceánica sin ni siquiera contar con un seguro "porque no existe compañía de seguro que las pueda cubrir un accidente o un atentado que resulte en un derrame de sustancias radiactivas".

"Esto es un atentado a la integridad y seguridad de la nación y sus habitantes", insistió

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación