Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sin proceder despido de jefe de Nefrología del Hospital Rosales

Juez desestimó petición para destituir al médico. Director del Hospital Rosales dijo que continuará los procesos de despido en contra de siete jefaturas. 

No procede destitución del jefe de Nefrología del hospital Rosales

El Juzgado 5° de lo Civil y Mercantil de San Salvador resolvió que no procede la destitución del jefe de Nefrología del hospital Rosales, Ricardo Leiva, pues según...


El Juzgado Quinto de los Civil y Mercantil decidió desestimar ayer el proceso de destitución en contra del nefrólogo Ricardo Leiva del Hospital Rosales. 

El juez consideró que la falta por la que se solicitó el despido del médico ya había prescrito en el momento en que se interpuso la demanda. 
Leiva es parte de un grupo de siete médicos, en su mayoría jefes de servicios, que han enfrentado procesos de despidos iniciados por el director del hospital, Mauricio Ventura. 

Uno de los argumentos que llevó a Ventura a exigir el despido de los médicos fue que no usaban el marcador biométrico para comprobar que estuvieron laborando en el hospital.

En su caso, Leiva comenzó a marcar a partir de enero y la demanda fue interpuesta en abril, por lo que el juez consideró que ya había pasado mucho tiempo para poner la solicitud de despido.

“No lo consideramos así porque ellos pasaron más de seis meses sin marcar. Ellos no marcaron y por tanto no se puede constatar que llegaron a trabajar eso está confirmado”, sostuvo Ventura al salir de la audiencia por el proceso de destitución.

Leiva consideró la situación como incómoda y preocupante, ya que a su ver no debería haber tenido que pasar toda la mañana en un juzgado mientras hay pacientes esperándolo en el Rosales. 

De igual forma dijo que el director debería estar en el hospital resolviendo los problemas que afectan a los usuarios, como la falta de pacientes y saturación.

Aporte al tratamiento de la insuficiencia renal

Leiva tiene una trayectoria de 33 años en el Rosales, desde que llegó como residente. Además ha sido el jefe del servicio de Nefrología desde 1989.

Médicos especialistas, que llegaron a darle apoyo a Leiva durante la audiencia, respaldaron su labor.

“Es una persona emblemática, que ha creado escuela y desarrolló un servicio que antes de él no existía. Ninguno de los argumentos planteados en su contra son válidos, todos damos fe de la calidad de su trabajo”, dijo Juan Antonio Tobar, cirujano y antiguo jefe de Emergencias. 

El jefe de Cirugía Plástica, Alcides Gómez, reiteró que fue Leiva quien impulsó el servicio de Nefrología y quien más ha luchado ante el inclemente mal de la insuficiencia renal crónica que satura al hospital. 

Pero Ventura vio el respaldo de los médicos a Leiva como una prueba de que no dedican su labor a los pacientes del Rosales. “Estamos conscientes de que ellos todos son malos jefes, sino vea cuánto tiempo han pasado en este lugar cuando es su horario de trabajo, aquí solo debería estar el doctor Leiva”, señaló Ventura.

Agregó que continuará con todos los trámites que sean necesarios para lograr el despido de los siete médicos. 

“Ha perdido la perspectiva de dónde está parado y qué es ser un director, está muriendo la gente en los pasillos del Rosales y él anda viendo cómo sacar a siete jefes de servicio, que creo que somos los que hemos puesto la cara por el hospital”, expresó Leiva. 

Añadió que al denunciar las deficiencias lo ha hecho con propuestas, pero no han sido atendidas. Leiva recordó que han seguido atendiendo pese a todas las deficiencias. El abogado defensor de Leiva, Óscar Mena, adelantó que analizarán si toman acciones en contra de la dirección del Rosales.

Investigan muerte de Paciente 

El director del Hospital Rosales, Mauricio Ventura, aseguró que investiga el caso de un paciente de 78 años que falleció tras haber pasado cuatro días en una camilla de Emergencias.

La hija del paciente, Carmen Oviedo, dijo que llegaron con su padre, Alberto Oviedo, el martes de la semana pasada porque él sufrió un accidente cerebrovascular. 

Desde ese día su padre se mantuvo en una camilla a la espera de una cama adecuada en un servicio del hospital. Relató que aunque su padre recibió la atención de médicos, las condiciones que tuvieron que sobrellevar eran muy precarias. Cuando recibió una cama el viernes por la tarde, él falleció al poco tiempo de haber sido ingresado.  

Ventura considera que “las jefaturas y los cirujanos hacen mal uso de las camas”.  

“Si ellos pasaran visitas todos los días, operaran el mismo día que ingresan al paciente, tuviéramos siempre más camas disponibles”, aseguró. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación