Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Señalan vicios en Ley para la reparación de daños morales

Uno es contra la libre expresión; también se afectaría a herederos y los contratos comerciales  

ctv-x2m-diputados

La recién aprobada Ley de Reparación por Daño Moral, que busca indemnizar a personas que hayan sido dañadas en su moral y honor, limitaría el ejercicio de la libertad de expresión, afectaría a los herederos de personas acusadas de  cometer daños morales y afectaría los contratos celebrados entre dos partes, de acuerdo con el diputado y dirigente del Partido Demócrata Cristiano (PDC), Rodolfo Parker.

El pedecista hizo varios señalamientos el jueves pasado durante la sesión plenaria, cuando se estaba aprobando el anteproyecto, pero ayer reiteró que el mismo tiene componentes que serían, incluso, lesivos para los medios de comunicación y los jóvenes, además de constituirse como una “ley mordaza”.  

Prueba de lo anterior es que la legislación contempla, en su artículo 14, que cuando el daño a la moral haya sido cometida por un medio de comunicación, los autores de cualquier artículo o campo pagado que se suponga dañe la moral de alguna persona, deberán correr con los gastos para reconocer que la víctima ejerza su derecho de respuesta. Asimismo, se deberá pedir disculpas a la personas, en el mismo espacio en que fue cometido el supuesto daño a la moral. 

“Es una ley mordaza y además desenfocada. Hemos tratado de poner nuestros argumentos sin ideologizar, sin politizar”, aseveró el legislador pedecista.

Otro aspecto que advierte como un peligro en la legislación, aprobada por todas las bancadas legislativas menos el PDC, es que en el artículo 7 se establece que la obligación a reparar el daño moral puede ser heredado por los hijos de una persona que lo cometa. Incluso, se puede solicitar la reparación cuando el padre ya haya fallecido. 

 “¿Cómo no va a ser una ley mordaza? Cada joven tiene que andar preocupado diciéndole al padre, ‘mirá papá, mejor no digás nada, mejor dejá pasar eso, no te metás vos, ahí dejá’.... Sí se está generando una coacción, mejor no decir nada para no heredarle los pagos por indemnización de daños morales a los hijos”, consideró Parker.

De acuerdo con el legislador, el FMLN y el PCN apoyaron que se eliminara dicha disposición de la normativa, pero no contó con los votos de ARENA ni de GANA. “Las razones para persistir en mantener esta disposición, lo primero que dijeron (los diputados tricolores) fue que los abogados de ARENA habían estudiado el asunto”, señaló.

Como tercer punto, Parker señala que en la ley se ha agregado que el incumplimiento de un contrato no constituirá daño moral. 

“¿Por qué se meten en la ley de indemnización por daños morales e irrumpen en lo que es la doctrina y los efectos de todos los demás contratos? Esa ley tiene que ver y tiene como punto de partida el tema del daño al honor de la persona, en eso se hubiera quedado la ley, pero van y se meten en todos los contratos”, aseveró el democristiano. 

Por su parte, el jefe de bancada del PCN, Mario Ponce, dijo que la ley, en general, tiene aspectos positivos, pero aseguró que lo único que no apoyan es lo relacionado con que los hijos deberán pagar por los daños morales que hagan sus padres, aun después de que estos hayan muerto.

“La ley en términos generales es buena. En efecto, tiene algunos asuntos que hay que corregir y por eso nosotros acompañamos la parte que tiene que ver con que los hijos respondan para las opiniones vertidas por sus padres”, sostuvo. 

Eso sí, asegura que en la legislación queda muy claro que no habrá modo de afectar a los periodistas y su labor. “No hay motivo alguno para que un iluminado venga y regrese a la carga y diga que acá en este país debemos encarcelar al periodista o debemos cerrar un medio porque emitió opinión contraria. Debemos tener tolerancia”, acotó.

Dijo que la normativa no solo va para los medios de comunicación, sino “va dirigida a todos. Yo no puedo, de alguna manera, emitir una opinión de forma irresponsable acá en contra de un funcionario o en contra de cualquier otro salvadoreño solo porque yo quiero”, indicó. 

En tanto, el diputado de ARENA, René Portillo Cuadra, defendió el proyecto señalando que el mismo se origina en la Declaración Universal de Derechos Humanos, y afirmó que su partido se aseguró excluir como daño moral la crítica periodística ni conceptos desfavorables expresados en los medios de comunicación, a través de noticias, reportajes, investigaciones periodísticas, artículos, opiniones, editoriales y caricaturas, entre otros. 

“El daño moral no es una figura nueva... No estamos diciendo nada que otros países no se haya regulado desde hace 70 u 80 años”, defendió el arenero. 

El pedecista Rodolfo Parker, agregó que espera una observación de parte del presidente Salvador Sánchez Cerén al decreto aprobado el jueves. A juicio del pedecista, con esto se “podría contribuir a que en el pleno legislativo se revise, se reflexione más a profundidad” la normativa. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación