Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

San Antonio Pajonal golpeado por dengue, pero libre de chikunguña

En el país solo dos municipios no registran afectados por el virus, ambos son de Santa Ana

Una promotora de salud destruye un criadero de zancudos en el cementerio de San Antonio Pajonal. Fotos EDH/ René estrada

Una promotora de salud destruye un criadero de zancudos en el cementerio de San Antonio Pajonal. Fotos EDH/ René estrada

Una promotora de salud destruye un criadero de zancudos en el cementerio de San Antonio Pajonal. Fotos EDH/ René estrada

Mientras el que chikunguña avanza a pasos agigantados en el país y mantiene saturados los servicios de salud; en San Antonio Pajonal, municipio de Santa Ana y fronterizo con Guatemala, los pobladores viven libres del virus.

Hasta el 25 de octubre, en ese municipio de 51.9 kilómetros cuadrados, el Ministerio de Salud (Minsal) no registra ningún caso sospechoso de la infección. A esa fecha, solo San Antonio Pajonal y Masahuat, de Santa Ana, se encontraban libres del virus, el resto, el 99.2 por ciento de los municipios de país está afectado.

Carlos Caballero, director de la unidad de Salud de la zona, manifestó que el dengue sí ha sido un dolor de cabeza para los habitantes de San Antonio Pajonal, pero en las últimas semanas su incidencia ha bajado.

Caballero considera que las acciones para controlar el dengue sirvieron para que hasta el martes pasado no registraran ningún caso de chikunguña.

"Nosotros no hemos reportado hasta la fecha ningún caso sospechoso, estamos a cero, solo estamos con casos sospechosos y confirmados de dengue", añadió Caballero.

El director de la unidad manifestó que por estar en un lugar fronterizo, al municipio llegan personas de Guatemala, pero en ese país es baja la circulación del virus.

Una de las maneras como considera que podría introducirse la enfermedad a San Antonio Pajonal es porque los habitantes viajan a Santa Ana y Candelaria de la Frontera, sitios donde sí hay casos. En ese municipio habitan 3 mil 333 personas; distribuidas en el casco urbano y cuatro cantones. Además, en las calles principales no hay promontorios de basura.

En el municipio, de acuerdo con el Comité de Salud y a la unidad de salud, existen las condiciones para que el chikunguña circule, es una zona con altas temperaturas, hay quebradas y el índice larvario se mantiene alto, en algunas semanas llegó hasta el 30 por ciento.

Walter Martínez, presidente del comité de Salud, expresó que es preocupante la situación que se vive en el país dado el elevado número de personas afectadas por el virus. "Un lugar tan pequeño, siendo contaminado, la contaminación se diera rápido. Yo no he visto un caso específico, como el dengue, pero estamos apoyando el municipio", añadió Martínez.

A nivel nacional, desde junio hasta el 25 de octubre se reporta la atención de 82 mil 58 personas con síntomas de chikunguña. Fueron 10 mil 510 más que la semana anterior.

Del total de los casos, 25 mil 275 son menores de 19 años, incluido niños de menos de un año. Especialistas particulares han criticado al Minsal y consideran que las estrategias para controlar la epidemia han fracasado.

En el país las salas de Emergencias de los centros de salud, tanto del Minsal como del ISSS suelen lucir saturadas.

A un lado de la casa de Gloria Orantes, en el Barrio Santa Catarina en San Antonio Pajonal pasa una quebrada, esa situación ocasiona que siempre hayan zancudos en su casa, aunque ella trata de mantener las medidas de prevención.

"Nos da miedo que nos de (chikunguña) porque lo incomoda a uno, dicen que da dolor de huesos y fiebre fuerte, pero aquí no he oído que alguien tenga", dijo Orantes y añadió que en el barrio y en el cementerio hay bastantes zancudos.

Evelyn González, otra habitante, dijo que hay que prevenir la enfermedad porque les da temor que los niños puedan enfermarse. "Aquí no ha habido nada. Dice la gente que está en el país, pero hasta la vez, aquí por la gracia de Dios no se ha dado", comentó Dorotea Rivera otra pobladora.

El director de la unidad de salud expresó que los habitantes de San Antonio Pajonal son vulnerables al virus.

"Porque el chikunguña ha venido para quedarse igual que el dengue. Aquí, nos ha ayudado un poco las acciones que hemos hecho y la gente ha hecho conciencia", añadió Caballero.

En la primera semana de octubre, en el municipio se había logrado reducir a cuatro por ciento el número de casas con larvas de zancudos. San Antonio Pajonal estuvo en alerta naranja por el número de casos confirmados de dengue; a la fecha, de 27 casos sospechosos se han confirmado 24. Actualmente, está en alerta verde.

Beatriz Hernández, del Complejo Educativo José María Salazar España y miembro del Comité de Salud, dijo que "el problema del chikunguña a nivel nacional es alarmante". Añadió que los alumnos son claves para evitar la transmisión de la enfermedad y han hecho una serie de campañas para evitar los criaderos de zancudos.

De acuerdo con el informe del Minsal, en el país el 12 por ciento de las viviendas tiene criaderos de zancudos, el mosquito transmisor de dengue y chikunguña; en San Salvador el 23 por ciento de los hogares tiene larvas; en La Unión, el 15 por ciento; y en Usulután y Cuscatlán, el 14 por ciento.

De enero a la fecha, en el país hay 49 mil 448 casos sospechosos de dengue y 15 mil 341 confirmados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación