Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sala: Pese a las amenazas, no nos van a doblegar

Magistrados de Sala Constitucional denunciaron ataques en su contra por sus fallos

Magistrados Belarmino Jaime, Florentín Meléndez, Armando Pineda, Sidney Blanco y Rodolfo González, miembros de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema. Fotos EDH / Omar Carbonero

Magistrados Belarmino Jaime, Florentín Meléndez, Armando Pineda, Sidney Blanco y Rodolfo González, miembros de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema. Fotos EDH / Omar Carbonero

Magistrados Belarmino Jaime, Florentín Meléndez, Armando Pineda, Sidney Blanco y Rodolfo González, miembros de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema. Fotos EDH / Omar Carbonero

Los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) defendieron sus sentencias y resoluciones judiciales, algunas de las cuales les han ocasionado ataques verbales y hasta amenazas. Sin embargo, ayer reiteraron que nada "los doblegará" y que continuarán emitiendo fallos ajustados a la Constitución y en beneficio de los ciudadanos que acuden a la Sala al sentirse vejados por los grupos de poder.

Los magistrados de la Sala, Belarmino Jaime, Florentín Meléndez, Sidney Blanco y Rodolfo González, participaron anoche en una ponencia en la Universidad Dr. José Matías Delgado, en la que expusieron las diversas sentencias que han pronunciado desde 2009 cuando fueron elegidos por la Asamblea Legislativa.

En la actividad también participó el presidente de la Sala y de la CSJ, Óscar Armando Pineda Navas, quien fue nombrado en el cargo en agosto de 2014, quien también defendió las resoluciones emitidas por la Sala.

Los primeros cuatro magistrados, durante estos seis años que llevan en la Sala, han sido blanco de ataques, intentos de destitución y de amenazas a su integridad física, según han denunciado reiteradamente, y ayer no fue la excepción.

"Nuestro compromiso de seguir trabajando por este país y de seguir aceptando las críticas, bienvenidas sean las criticas, pero no las difamaciones, ni mucho menos las últimas amenazas encubiertas que se han lanzado públicamente contra la Sala. Es inaceptable, pero tampoco eso nos va a doblegar, tenemos un compromiso de país y cada vez ese compromiso de país es mayor, porque vemos el interés de la gente (de acudir a la Sala)", manifestó Florentín Meléndez casi al cierre de su exposición.

Pero ya antes, Belarmino Jaime había externado su desacuerdo con las críticas sin sentido, aunque de antemano sabe que en las diferentes sentencias que como Sala han pronunciado siempre hay gente en favor de la sentencia y gente que las adversa.

"Eso no nos extraña, en litigios siempre hay una parte que pierde y otra que gana, tampoco nos incomoda las críticas, lo que sí no estamos de acuerdo es en esas críticas que simplemente se hacen sin base, que se hacen simplemente con sesgo político", externó Jaime.

Los más recientes ataques contra los cuatro magistrados de la Sala han salido de los dirigentes del partido FMLN y del mismo Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, quien el 1 de mayo en el marco del Día del Trabajo, arremetió contra ellos.

"Ya es tiempo que digamos basta, no pueden ser cuatro personas las que decidan el destino de nuestro país", manifestó Sánchez Cerén ante cientos de simpatizantes de su partido.

Jaime recordó a esos sectores que mantienen una actitud adversa contra la Sala, especialmente al sector político y a la Asamblea Legislativa, que seguirán emitiendo sentencias apegadas a las leyes del país hasta que culmine el periodo para el que fueron nombrados en 2009.

"Como el periodo es de nueve años terminaremos hasta el 2018. Algún as personas del poder político tendrán que aguantarnos por tres años más", dijo Jaime, lo que arrancó el aplauso de los asistentes, entre ellos destacados abogados, estudiantes de derecho y alguno que otro político que llegó a escuchar la ponencia.

Los magistrados hicieron un repaso de las innumerables sentencias y resoluciones que han emitido como la Ley de Tratado de Libre Comercio, en la que solo dos artículos fueron declarados ilegales. Recordaron la inconstitucionalidad del general David Munguía Payés como titular de Seguridad Pública, el uso de la Fuerza Armada en tareas de seguridad, el desbloqueo de la listas abiertas en el sistema electoral y el voto cruzado, entre otras, que han causado controversia.

Inclusive en este tema recordaron los magistrados que están por emitir una resolución sobre el cumplimiento o no por parte de la Asamblea Legislativa a la orden de la Sala en cuanto a legislar para el conteo de las marcas y votos. (Ver nota aparte).

Pero también recordaron resoluciones como en la ley de pensiones, en la cual declaró ilegal el pago de intereses por utilizar los fondos de los pensionados, y una resolución favorable a 400 familias de Rosario de Mora que reclamaban el acceso al agua, entre otros fallos.

"Hay un buen ánimo todavía, después de seis años, a veces sentimos que acabamos de llegar, estamos tan entusiasmados por continuar construyendo este estado democrático", manifestó Edward Sidney Blanco, tras exponer todas las resoluciones en materia de seguridad pública y de derechos sociales que la Sala ha dictado.

Por su parte, Rodolfo González explicó que debido a las diferentes sentencias, se ha evidenciado "el desesperado intento de control por parte de la Asamblea Legislativa hacia la Sala" y trajo a cuenta el polémico decreto aprobado por los legisladores en 2011, con el cual pretendían frenar a la Sala de lo Constitucional pero que no tuvo éxito.

El titular de la Corte Suprema de Justicia, Armando Pineda, se centró en explicar todo el proceso que lleva el análisis de las demandas que interponen los ciudadanos ante ese tribunal constitucional. Explicó que todo es tratado con base en la Constitución y a la ley de Procedimientos Constitucionales, que norman el quehacer de la Sala.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación