Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Reducción del 13% a la telefonía no bajaría costo en factura de servicio

La tarifa máxima actual es de 18 centavos de dólar. Economista dice que algunas operadoras ya cobran por debajo de ese monto

El proyecto de ley afectará el mercado de telefonía.

El proyecto de ley afectará el mercado de telefonía.

El proyecto de ley afectará el mercado de telefonía.

La reducción del 13% a partir de octubre al costo de la tarifa telefónica anunciado por el Gobierno, para que la población no resienta el impacto del impuesto a la seguridad que plantea el mismo Ejecutivo, no se vería reflejado en el recibo de usuarios de la telefonía.

Lo anterior se debe a que, según los datos de la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (Siget), vigentes desde el 1 de noviembre de 2014 a la fecha, el valor máximo que una operadora telefónica podría cobrar por llamada es de 18 centavos de dólar.

El economista, Rafael Lemus, explicó que ninguna compañía de telefonía cobra el valor máximo vigente, por lo que la reducción anunciada a través del Secretario Técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, no conllevaría a bajar el impacto que tendría el tributo en el bolsillo de los usuarios de telefonía.

A manera de ejemplo, las tarifas máximas vigentes publicadas en el sitio web de la Siget indican que por una llamada de teléfono celular a  celular de otra empresa el costo máximo es de 18 centavos de dólar.

Pero en el caso de una empresa telefónica que, de acuerdo a sus tarifas vigentes publicadas en su página web, el costo de la llamada a otras redes es de 10 centavos de dólar, la reducción del 13% no aplicaría, porque la operadora cobra un precio más bajo del que tendría, incluso, aplicando el descuento del 13%, explicó Lemus. 

Se intentó conocer la opinión de las diferentes operadoras telefónicas sobre este punto, pero sólo TIGO contestó a la solicitud.

“Los operadores tienen la opción de aplicar dichas tarifas máximas aprobadas o aplicar tarifas menores, de acuerdo a su estrategia comercial. Lo que nunca puede hacer un operador es cobrar una tarifa superior a la aprobada, pues en caso contrario podría ser sancionado por SIGET. Los operadores pueden bajar y subir las tarifas sin pasarse de la tarifa techo”, respondió la empresa, a través de correo electrónico.

Otro dato importante es que la Siget realiza un ajuste en el costo de la telefonía cada octubre para que entre en vigencia en noviembre, lo que significa que la reducción anunciada por el gobierno y que asegura que es para absorver el impacto por el impuesto a las telecomunicaciones ya estaba prevista en el calendario.

El mismo Secretario Técnico explicó el lunes que es parte del “proceso anual” que hace la Siget y que esta sería la segunda ocasión que lo hace el actual gobierno. La anterior fue del 12%, indicó.

Lorenzana también dijo que ese día la Siget notificó del acuerdo de reducir el 13% a las operadoras para que en los próximos cinco días hábiles presenten alegatos a favor o en contra.

El Secretario de Comunicaciones, Eugenio Chicas, externó ayer que las empresas de telefonía serán escuchadas en el proceso de discusión de este nuevo tributo y que deberán demostrar “con buenos argumentos” para no disminuir la tarifa en un 13%.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación