Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Recomendaciones en vías alternativas solo quedaron en papel

Consorcio AM&A sugirió al VMT mejorar 10 vías alternativas al Sitramss

En la alameda Juan Pablo II siempre hay congestionamientos en horas pico. Buseros no respetan restricciones. Fotos / R. ESTRADA

En la alameda Juan Pablo II siempre hay congestionamientos en horas pico. Buseros no respetan restricciones. Fotos / R. ESTRADA

En la alameda Juan Pablo II siempre hay congestionamientos en horas pico. Buseros no respetan restricciones. Fotos / R. ESTRADA

Solo en papel quedaron las recomendaciones del consorcio EM&A para garantizar una mejor circulación en las vías alternativas por la construcción del Sistema Integrado de Transporte del Área de San Salvador (Sitramss).

El Ministerio de Obras Públicas (MOP) y su dependencia, el Viceministerio de Transporte (VMT), han hecho caso omiso a las sugerencias enfocadas a reducir el tiempo de recorrido de los automovilistas del transporte público y privado por los corredores alternativos.

El estudio, realizado en noviembre de 2011 a petición del Gobierno, expone que una de las características para que la circulación en las vías alternativas sea fluida durante los trabajos del Sitramss es que estén en buenas condiciones.

Durante un recorrido por los corredores alternativos se constató que las "mejoras" de las que habla el estudio, en la práctica no se han ejecutado.

El 3 de junio inició la construcción del primer tramo del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss), y han sido acompañadas de una serie de inconvenientes viales que se ha agudizado por las malas condiciones de las calles y la poca señalización.

El consorcio recomendó a las autoridades dar opciones de circulación en las horas pico de acuerdo con la demanda vehicular. Sin embargo, para los transportistas de la zona de Soyapango, Ilopango y San Martín, las vías alternativas propuestas por el VMT carecen de las condiciones mínimas para que el tráfico vehicular sea fluido.

EM&A sugiere corredores alternos al tramo I del Sitramss para vehículos particulares, los cuales podrían ser utilizados durante la ejecución de la obra. Pero en la realidad, estos corredores alternativos son más utilizados por los buses y microbuses que por los automovilistas.

El VMT restringió el paso del transporte público por el área de construcción del Sitramss. Su única opción son las calles aledañas a las obras.

Pero el estudio propone mejoras para que estas sean una alternativa "eficaz".

A la fecha, las denuncias de los automovilistas y los buseros contradicen la "eficacia" de ese plan.

Los atascos en las vías alternativas son el pan de cada día de los conductores que quieren sortear los congestionamientos en el bulevar del Ejército.

Por ejemplo, la empresa AM&A propone que la calle Franklyn Roosevelt , del municipio de Soyapango, debe ser señalizada para restringir el parqueo de vehículos, además de definir paradas de buses para las rutas que circulen por esta vía.

En la realidad, esta calle es ocupada diariamente como parqueo por vehículos particulares y camiones, haciendo más difícil transitar por la zona en horas pico.

El departamento de comunicaciones del Fovial informó que las vías alternativas que son competencia de esta institución son la calle Agua Caliente y la 5 de Noviembre y se encuentran en buen estado.

"Mantenemos un monitoreo constante de las mismas y realizamos el plan de bacheo nocturno para afectar lo menos posible a nuestros usuarios y garantizar de esta forma la transitabilidad", expuso.

Sin embargo, el consorcio no solo habla de mejoras en la en la carpeta asfáltica, también de definir las paradas de buses.

En este punto, las calles en mención carecen de esta señalización. De ahí que las rutas de buses 7, 13, 14, 15 y la 31, entre otras, suben y bajan pasajeros en cualquier lugar, provocando congestionamientos en la zona.

Muchos de los planteamientos del estudio para la estructuración e ingeniería básica para el Sitramss han estado sujetos a "cambios" de las autoridades.

Una prueba de eso es la calle 5 de Noviembre que, según el documento, debe tener sentido único de oriente a poniente, para que los automovilistas particulares tuvieran otra opción para evitar transitar por el área de construcción de los carriles del Sitramss.

Actualmente la calle que inicia desde la calle Agua Caliente y finaliza en la 2a. Avenida Norte es de doble sentido.

Otro caso es la calle Antigua Panamericana. Se propuso señalizar esta vía con restricción de parqueos y definir las paradas de buses para las rutas que opten por esta vía alternativa. Pero durante todo el trayecto no se observó ninguna estación de buses, tampoco hay ningún tipo de restricción para que la vía no sea utilizada como parqueo.

Otras sin cumplir

Por el bulevar del Ejército circulan más de 50 mil vehículos diarios. Los mismos que ahora utilizan las vías alternativas propuestas por el consorcio.

Una de ellas es la calle Concepción, que inicia desde el redondel República de Alemania mejor conocido como La Isla, y finaliza en la Alameda Juan Pablo II.

Pero esta vía se aleja de lo que surgió el consorcio: hacerla sentido único de norte a sur, restringir el parqueo y colocar un separador central para evitar giros izquierdos a lo largo de la vía y cambio de carpeta de rodamiento.

La calle continúa siendo de doble sentido. Y es considerada por los transportistas un punto crítico debido a que se vuelve intransitable en horas pico.

La 24a. Avenida Norte, contiguo al mercado La Tiendona, la 3a. Calle Poniente, el bulevar Tutunichapa y la 4a. Calle Oriente también fueron consideradas por el consorcio como vías alternativas y las cuales deberían estar en buen estado, bien señalizadas y con los cambios de sentido para optimizar la circulación.

Pero a cinco meses de haber iniciado los trabajos del Sitramss con la construcción del primer tramo, que va desde Soyapango hasta Fenadesal, estas calles no garantizan una mejor circulación vial y tampoco reducen los tiempos de recorrido tal y como lo sugirió el consorcio.

Los transportistas de Soyapango han denunciado en varias ocasiones que las vías alternativas no son suficientes ni adecuadas para que circulen 51 rutas, que entran al bulevar El Ejército, es decir, un promedio de 58 buses y 287 microbuses.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación