Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ratificación constitucional por matrimonios, en la cuerda floja

ARENA reclamó que el FMLN sacó el decreto de agenda para no someterlo a votación

La modificación constitucional fue aprobada en primera votación en la legislatura 2009-2012 con 43 votos. foto edh / archivo

La modificación constitucional fue aprobada en primera votación en la legislatura 2009-2012 con 43 votos. foto edh / archivo

La modificación constitucional fue aprobada en primera votación en la legislatura 2009-2012 con 43 votos. foto edh / archivo

Ratificar la enmienda constitucional para que los matrimonios se den únicamente entre un hombre y una mujer así nacidos, podría esperar seis años más si ARENA no logra conseguir los 56 votos de mayoría calificada en el Congreso antes de que termine la actual legislatura.

El jueves pasado el diputado arenero, Roberto d'Aubuisson, reclamó durante el pleno que la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa no agendó la petición de ARENA de discutirlo ese día para someterlo a votación.

De acuerdo al legislador, al FMLN no le interesa ratificar los matrimonios entre un hombre y una mujer así nacidos, y que es por ese motivo que la Junta Directiva lo sacó de la agenda de la sesión plenaria del día jueves.

De hecho, D'Aubuisson refirió que la reforma constitucional ha llegado en tres ocasiones al pleno, pero en ninguna ha logrado los votos y, en la última de ellas, en 2014 esta fue enviada al archivo.

"Ellos no quieren que se conozcan las piezas que a ellos les son incómodas, me parece irrespetuoso del FMLN con la comunidad cristiana", lamentó D'Aubuisson.

La aprobación de la reforma constitucional para reconocer que las bodas sólo se pueden realizar entre un hombre y una mujer así nacidos fue avalada en la legislatura 2009-2012 y, en cumplimiento de lo que manda la Constitución de la República, tendría que ser ratificada en la presente legislatura que finaliza en marzo de este año.

Lo anterior preocupa a la bancada legislativa de ARENA, ya que al no haber votos suficientes para su ratificación antes de mayo, tendría que iniciarse un nuevo proceso de aprobación de la reforma y esperar hasta la legislatura que inicia en 2018 para ser ratificada.

Ante esto, D'Aubuisson expresó que están preparando con el equipo jurídico sustentar aún más el decreto legislativo que contiene la modificación para ingresarlo de nuevo al pleno con la finalidad de que sea ratificado antes de marzo.

"La vamos a volver a meter (al pleno) y la vamos a fundamentar más con base al texto constitucional y si no ingresa iremos a la Sala de lo Constitucional (de la Corte Suprema de Justicia) a demandar el atropello de la Junta Directiva, porque según ellos (el FMLN) no hay mecanismo para que regrese (a la discusión), cuando la Constitución es clara que tenemos todo el periodo (legislativo 2012-2015), para conocer y ratificar (la reforma)", afirmó.

Rodolfo Parker, del PDC, ha sido otro de los mocionantes de que se ratifique la reforma constitucional para los matrimonios entre un hombre y una mujer así nacidos.

Pero, según Lorena Peña, del FMLN, el partido ARENA tendrá que comenzar un nuevo proceso de aprobación de la reforma en la próxima legislatura que inicia en marzo.

La legisladora efemelenista opinó que ARENA pretende sacar del archivo el decreto que fue aprobado en la pasada legislatura con mayoría simple (43 votos) y que por eso la Junta Directiva no lo agendó en la plenaria del jueves pasado.

Peña trajo a cuenta que en 2014 se sometió a votación el decreto para su ratificación y no obtuvo los 56 votos, y que este fue enviado al archivo porque tampoco logró el respaldo para enviarlo a la comisión de Legislación y Puntos Constitucionales de la Asamblea. Dijo que ya no es procedente revivirlo en el pleno.

"Si vos empezás a sacar del archivo todos los papeles, aquí ya no hay orden de nada", aclaró Peña.

Añadió que lo más conveniente es que ARENA inicie un nuevo proceso, es decir que se someta la reforma a la primera aprobación en la legislatura que inicia en mayo de este año y que posteriormente se ratifique en la que comenzaría en 2018, lo que implicaría seis años más para que la enmienda sea avalada.

Ernesto Angulo, diputado directivo de ARENA, refuta el argumento de Peña. Angulo explicó que desde que en 2014 fue enviado al archivo el decreto, ya pasaron más de seis meses que es el periodo que el Reglamento Interno de la Asamblea establece para no conocer de nuevo un decreto.

"Hay confusión, lo que quieren es bloquear el ingreso de esto, la ley dice, la Constitución dice que cuando una pieza de correspondencia, un decreto vaya al pleno y no se alcance los votos, vaya al archivo y no se podrá tocar el tema en seis meses", aseveró.

Francisco Zablah, de GANA, explicó que él no estuvo en la reunión de la Junta Directiva donde vieron la petición de ARENA, pero afirmó que él y su partido están a favor de que se ratifiquen los matrimonios entre un hombre y una mujer, así como por la ratificación del derecho al agua.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación