Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rastras destrozan vías principales de la capital

Habitantes de la colonia Layco conviven desde hace tres meses con los problemas que dejan a su paso las rastras. La zafra terminará entre final de mes e inicios de mayo

En la 21a. Avenida Norte, los motoristas hacen giros amplios y ocupan más de un carril. Foto EDH / René estrada

En la 21a. Avenida Norte, los motoristas hacen giros amplios y ocupan más de un carril. Foto EDH / René estrada

En la 21a. Avenida Norte, los motoristas hacen giros amplios y ocupan más de un carril. Foto EDH / René estrada

Postes y cables de energía eléctrica destruidos, calles deterioradas y el estruendo de los vehículos de carga son desde hace tres meses el dolor de cabeza de los habitantes y de quienes trabajan en los comercios que se ubican en la nueva ruta cañera autorizada por el VMT a partir del pasado 23 de enero.

Además, el deterioro de las calles se ha incrementando, como la Autopista Norte, 21a. Avenida Norte y 29a. Calle Poniente. El estruendo que ocasionan las rastras a su paso, especialmente en la madrugada, les ha robado la tranquilidad a los habitantes en esas zonas, según denuncias.

"Desde las 2:00 de la mañana pasan las rastras cañeras esparciendo ruido, a gran velocidad, dejando caña tirada, 'ajuate' (polvillo de la caña), molestias e incomodidades", explicó Diana de Cisneros.

Algunos encargados de los negocios que se ubican en la 21a. Avenida Norte y la 29a. Calle Poniente opinaron que las calles y avenidas no están "adecuadas" para el tráfico de automotores pesados.

No obstante, la Asociación de Productores de Caña de Azúcar de El Salvador (Procaña) expuso, el pasado 10 de febrero, que el sector "no cuenta con vías alternas para ninguna ruta cañera"; también explicaron que la actual ruta no es la idónea.

"(Tiene) más tiempo de trayecto por el tráfico (por ende mayor consumo combustible), mayor riesgo de accidentes, (provoca) mayor estrés en los choferes; y un desperfecto mecánico puede generar mayores inconveniente a población", explicaron hace dos meses.

Los productores estimaron que una solución podría ser la utilización de un anillo periférico en San Salvador para evitar los congestionamientos y otros inconvenientes.

Mientras las autoridades del Viceministerio de Transporte (VMT) asegura que el tránsito de rastras por esa zona es solo durante la zafra 2014-2015. Según la Asociación Azucarera, esta finalizará entre la última semana de este mes y los primeros días de mayo.

De Cisneros acotó que ha enviado una solicitud para que suspendan dicha autorización.

Ella solicita que "la colonia Layco vuelva a la normalidad", además denunció que el polvo que se desprende de la caña de azúcar ha proliferado los problemas respiratorios en los residentes de la región.

La afectada aseguró que ha enviado dos correos electrónicos a las autoridades correspondientes para que tomaran cartas en el asunto. "Rogamos a quien corresponda suspender la autorización de circulación por la mencionada colonia a dichas rastras cañeras", dice uno de los correos, enviado el 24 de enero. Ella aseguró que hasta la fecha la solicitud no ha tenido respuesta, mientras tanto la circulación de rastras continúa generando inconvenientes.

El último percance en el que se vio involucrado un vehículo de ese tipo fue el pasado 3 de abril, en donde dos personas resultaron lesionadas al chocar una rastra con un bus de la Ruta 9 en la intersección de la 25a. Avenida Norte y Autopista Norte, en San Salvador. El 5 de marzo otra rastra derribó cinco postes del tendido eléctrico en intersección de la 25a. Avenida Norte y el bulevar Los Héroes. Diana de Cisneros también denunció que en la 29a. Calle Poniente, el 17 de enero una rastra destruyó unos cables de energía eléctrica, cinco días después de haber sido reparados por la compañía eléctrica volvieron a derribarlos.

El Diario de Hoy solicitó al departamento de Comunicaciones del VMT, a través de correo electrónico, la opinión de las autoridades al respecto, pero al cierre de esta nota no se obtuvo respuesta.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación