Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Posponen el cobro electrónico en buses en primer madrugón

Es la primera jornada maratónica de la actual legislatura; la plenaria duró más de 12 horas

Plenaria

San Salvador, jueves 13 de agosto de 2015. | Foto por Jorge Reyes

San Salvador, jueves 13 de agosto de 2015.

En el primer madrugón de la actual legislatura, la Asamblea aprobó ayer al filo de las 3:00 de la madrugada posponer por 90 días el cobro electrónico de la tarifa del pasaje en el transporte público, entre otros temas.

El diputado de ARENA, Carlos Reyes, tuvo que hacer de prisa su intervención sobre el tema, ante la presión de la presidenta de la Asamblea Legislativa, la efemelenista Lorena Peña, quien le dijo que fuera breve porque ya era de madrugada.

Cuando Reyes quiso explayarse en sus argumentos de que otorgar la responsabilidad del cobro electrónico a la empresa Subes se dio mediante un proceso “bastante oscuro”, Peña le recordó que usara su tiempo para concentrarse en explicar el periodo en el que se postergaría la nueva modalidad de pago en los buses y microbuses.

“Solo le pido que tratemos de utilizar el tiempo en lo que pide la pieza, porque lo otro ya está en manos de la Sala (de lo Constitucional) y así podríamos avanzar”, le dijo Peña a Reyes.

El diputado tricolor hizo una breve reseña de cuando se aprobó la prórroga para el cobro electrónico, en la última sesión plenaria de la legislatura anterior.

Después de la exposición del arenero, que duró unos 35 minutos, la Asamblea aprobó con 82 votos que el cobro electrónico entre en vigencia dentro de 90 días.

Pero los soñolientos diputados, que habían iniciado la sesión a las 2:30 de la tarde del jueves, aún no terminaban la maratónica jornada. 

Una prolongada sesión 

La cargada agenda de la sesión plenaria número 12 vaticinaba una prolongada noche, porque incluía varios temas de interés como: reformas a la Ley Penitenciaria, a la Ley de la Carrera Policial y la aprobación de la Ley de Inclusión Financiera, cuyas discusiones se extendieron hasta bien entrada la noche.

Cuando eran casi las 9:00 p.m., y sin que aún estuviera en la mira que se fuera a aprobar posponer el cobró electrónico, el diputado y jefe de la fracción legislativa de ARENA, Alberto Romero, propuso hacer una votación para que la plenaria finalizara a las 10:00 de la noche.

“Propongo que la plenaria se suspenda a las 10:00 p.m. porque apenas vamos a iniciar con la agenda programada y al paso que vamos terminaremos a las 5:00 de la mañana”, dijo Romero.

La propuesta de Romero era suspender y reiniciar la plenaria ayer en la mañana o retomar los temas que quedaran pendientes en la plenaria del próximo jueves.

Pero la presidenta de la Asamblea respondió que los encargados de decidir a qué hora suspender la plenaria era la Junta Directiva. 

Y Romero insistió, sin éxito.

Luego el diputado Mario Ponce, del PCN, lanzó otra propuesta: que las participaciones de los diputados fueran más breves.

La idea de los legisladores era evitar un madrugón, pero no lo lograron.

Peña mejor secundó a Ponce: “Yo creo que si se habla menos, esto avanza”.

Sin embargo, el cansancio vencía a los legisladores. Al filo de la media noche la mayoría de las curules eran ocupadas por diputados suplentes, aunque las prolongadas participaciones de los pocos diputados propietarios, seguían.

Los parlamentarios se paraban, se estiraban, bostezaban, salían de sus curules a caminar, se distraían con sus celulares... Muchos optaron por ingerir un café tras otro para mantenerse despiertos; otros salían del Salón Azul para fumarse un cigarrillo o conversar con sus colegas. 

Hacían de todo para vencer el sueño que ya les pasaba factura tras la larga jornada.

Hubo discusiones tan extensas, incluso por la aprobación de informes de labores que presentó la cartera de Educación y Salud. En el primero hubo dimes y diretes entre ARENA y FMLN por casi una hora para decidir si lo aceptaban o no. Al final fue aprobado sin el aval tricolor.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación