Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Por máquinas de anestesia dañadas suspenden cirugías en hospital Psiquiátrico

Los anestesiólogos determinaron que los equipos no ofrecen seguridad para los usuarios del centro médico

Una enfermera permanece en la entrada del hospital General y de Psiquiatría en Soyapango.

Una enfermera permanece en la entrada del hospital General y de Psiquiatría en Soyapango.

Una enfermera permanece en la entrada del hospital General y de Psiquiatría en Soyapango.

Los procedimientos quirúrgicos en el Hospital General y de Psiquiatría "Dr. José Molina Martínez" no se realizaron ayer porque el equipo de anestesia está arruinado.

En un memorándum girado ayer por el jefe de Anestesia del establecimiento se informa a la dirección el problema que enfrentan.

"Por los sucesos acontecidos en paciente en los últimos días, se ha tomado la decisión de suspender las anestesias a pacientes de cirugías electivas y de emergencias", se lee.

En la referida nota se detalla que las máquinas no brindan seguridad para los usuarios en la administración de anestesia general.

Las terapias electroconvulsivas a personas con conducta suicida tampoco se aplicaron, porque también se ponen bajo anestesia.

"Estos pacientes corren el riesgo de recaer, aunque se quedan ingresados, no se les dará el alta, pero el problema es que se les suspende el tratamiento", comentó Nelson Miranda, psiquiatra de dicho centro médico.

Miranda comentó que ayer por la mañana le informaron que no iban a poder ponerle la sesión a los pacientes, porque los aparatos estaban fallando.

Agregó que el objetivo de la terapia electroconvulsiva bajo anestesia es que, transitoriamente, la persona olvide el evento traumático que lo llevó a intentar matarse y luego continuar con el tratamiento, por ello es urgente que se les aplique.

"Tienen un paro en sala de operaciones porque las máquinas que utilizan los de anestesia están en mal estado y dicen que no van a someter arriesgo a los pacientes ni ellos", dijo uno de los especialista.

Los afectados son de las áreas general, obstetricia y psiquiatría, entre otros.

A los usuarios se les está refiriendo a los hospitales periféricos para que les traten sus dolencias.

Ayer, el director del hospital Arturo Carranza se reunió con el jefe de Anestesia para tratar la problemática. La propuesta fue que revisaran unos aparatos que tienen en el hospital Saldaña para que los usaran, se informó.

"Esta suspensión se levantará hasta que contemos con máquinas que nos den seguridad para trabajar", agrega el jefe de Anestesia en dicho memorándum.

La nota fue enviada a las jefaturas de Cirugía, Ginecología, Emergencia, Enfermería, Sala de Operaciones y a los sindicatos.

Mario Arévalo, secretario General de Sigesal, manifestó que el hospital tiene dos equipos para aplicar anestesia, pero una se arruinó hace algunos años y la otra tenía tiempo de estar fallando.

Arévalo enfatizó en que el personal, en varias ocasiones, informó a la dirección de las dificultades que tenían sin que se solventaran.

"Cada vez que se ponía a funcionar el equipo sufría desperfectos por eso es que los anestesiólogos han pedido que se cambie la máquina y dicen que no van a trabajar hasta que se cambie", expresó Arévalo.

Añadió que los encargados de aplicarla anestesia tomaron esa decisión para evitar inconvenientes a los pacientes y que después los acusen de mala práctica médica.

"La máquina no funciona, se para, fallaba, la reparaban, fallaba y la reparaban, estaba bien inestable, no era nada aseguro (y) los anestesiólogos decidieron no arriesgarse", añadió Arévalo.

Se pidió una entrevista con las autoridades del hospital Psiquiátrico, a través de la Unidad de Comunicaciones del Ministerio de Salud, para conocer sobre la situación, pero no fue brindada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación