Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Persisten las quejas de falta de medicinas, pero el ISSS lo niega

Las quejas de las personas que se retiran de los centros sin los fármacos continúan

Decenas de derechohabientes esperan que les entreguen las medicinas en una de las farmacias del Instituto Salvadoreño del Seguro Social. Foto EDH / Archivo

Decenas de derechohabientes esperan que les entreguen las medicinas en una de las farmacias del Instituto Salvadoreño del Seguro Social. Foto EDH / Archivo

Decenas de derechohabientes esperan que les entreguen las medicinas en una de las farmacias del Instituto Salvadoreño del Seguro Social. Foto EDH / Archivo

Pese a los discursos de las autoridades del Seguro Social sobre el alto nivel de abastecimiento de medicamentos en sus dependencias, en esas unidades siempre hay más de dos pacientes que se retiran de alguna unidad médica descontentos porque no les entregaron la medicina.

En boca de los pacientes se puede escuchar testimonio como el de Rosa, una señora de 55 años, que está en control en la unidad médica Atlacatl, del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), quien recuerda que un día no había aspirinita y otro acetaminofén.

"Fíjese que la acetaminofén no me la han dado dos veces y para que me dieran 20 pastillas para los riñones tuve que dar un montón de vueltas", comentó la derechohabiente, en diciembre de 2014.

Ella tampoco encontró la atorvastatina, fármaco que le han indicado para tratar el colesterol y los triglicéridos altos. "Menos mal que yo tenía unas y mi esposo otras, con esas estoy", añadió Rosa.

Las dificultades para tratar sus padecimientos las ha enfrentado en los últimos cinco meses. La aspirinita y la acetaminofén ya se la despacharon, explicó.

Otro casos es el de Lilian, quien tiene 69 años y en varias ocasiones ha mandado a su esposo, de 81 años, a otras farmacias del ISSS en San Salvador a buscar sus medicamentos porque en la unidad de Atlacatl no los encuentra.

Lo mismo le sucedió a Doris. A ella le recetaron tres tipos diferentes de fármacos en septiembre 2014, dos de ellos para la alergia.

De los tres solo uno le despacharon y dos recetas se las devolvieron.

Aunque es frecuente escuchar testimonios como los anteriores, los datos oficiales exponen lo contrario.

En noviembre se solicitó a la Oficina de Información y Respuesta (OIR) del Seguro Social, el número de recetas no despachadas por unidad Médica y hospitales en los meses de septiembre y octubre del año pasado.

La oficina de la OIR informó que en esos meses solamente 35 recetas a nivel nacional no fueron despachadas a igual número de afiliados. De esas, 22 corresponden a octubre y 13 a septiembre.

En el informe del departamento de Control de Farmacias e Insumos del ISSS, enviado a la OIR, no aparece la Unidad Médica Atlacatl, centro médico en el que se recogieron varios testimonios de pacientes inconformes.

En otra unidad médica de San Salvador, empleados aseguran que en los últimos tres meses de 2014 hubo una lista de 15 productos agotados, que no debían de recetar.

La documentación entregada por la OIR detalla que esas 35 recetas no fueron despachadas en 12 unidades médicas y dos hospitales.

Las 12 dependencias de ese listado son las unidad médicas de: La Libertad, San Jacinto, Juayúa, Santiago de María, Zacamil, Berlín, Nueva San Salvador, Apopa, Usulután, Metapán, el hospital de Sonsonate y el Médico Quirúrgico.

En la mayoría de los casos, solo dos recetas no se entregaron, en Zacatecoluca mencionan 14, en Juayúa cuatro y en Sacacoyo tres, de acuerdo a los datos entregados por la OIR.

A inicios de diciembre, Ricardo Cea, director del ISSS, manifestó que en toda la entidad solo dos productos se habían agotado.

"El ISSS desde hace cuatro años viene demostrando eficiencia en el abastecimiento de medicamentos, tenemos un abastecimiento del más del 99 por ciento de los medicamentos que están dentro del listado", expresó Cea.

El director del Seguro agregó que de 608 fármacos del listado oficial solo dos no habían, pero tenían alternativas de tratamiento.

"Prácticamente no existe ninguna patología que no puede ser cubierta", aseguró Cea.

El ISSS a través de la OIR expuso que las medicinas que no dieron entre septiembre y octubre fue por incumplimiento de la entrega de algunas empresas adjudicadas y a que hay medicinas de difícil adquisición.

¿Qué alternativas les dieron a los pacientes? Se preguntó. Ellos respondieron: "reintegro de gastos por compra de medicamentos y prescripción de medicamentos alternos".

Un especialista que labora en una unidad de San Salvador dijo que "hay desabastecimiento que se ha incrementado progresivamente desde hace tres meses. Donde trabajo no hay gotas para oído, ni ungüento para los ojos".

Una doctora de la Unidad Médica Atlacatl comentó hace unas semanas "hay un desabastecimiento bastante grande, usted va y sales de rehidratación oral no hay, los antibióticos están limitados, lo que tenemos prácticamente es amoxicilina y la gente no sale con amoxicilina, esa es una manera de racionar todo".

Ambos profesionales pidieron omitir sus nombres por temor a ser sancionados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación