Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Parientes depositan la “navidad” a reos en oficina de Penales

Personas venden puestos en la fila hasta por $15 a los familiares de prisioneros. El depósito máximo mensual por reo es de $150, según la Centros Penales. La nueva administración de crédito se real

Centros Penales

San Salvador.- 17122015.- Cientos de personas hacen largas filas en las afueras de la Dirección de Centros Penales y Extención de Antecedentes Penales, para depositar dinero a sus... | Foto por Archivo

San Salvador.- 17122015.- Cientos de personas hacen largas filas en las afueras de la Dirección de Centros Penales y Extención de Antecedentes Penales, para depositar dinero a sus familiares o amigos que se encuentran detenidos en cualquier Centro Penal. del país.

Un estimado de 800 personas han llegado diariamente, durante la última semana, a realizar depósitos de dinero para sus parientes presos;el dinero es entregado en una oficina de Centros Penales.

La cantidad es un estimado de un empleado de la oficina ubicada en la colonia Guadalupe, de la capital; la fila se extiende por unos cien metros y hay personas que llegan a dormir ahí para poder tener un cupo el siguiente día.

Según relatan, a las 9:00 de la noche llegan parientes de reos, con colchonetas y taburetes, a instalarse en las afueras de dependencia de Penales. Los cupos que logran los venden a la mañana siguiente por $15 a $20.

El dinero entregado durante estas fechas, comentó una de las usuarios servirá para que los reos puedan tener su comida especial navideña y de fin de año.

El programa “ No dinero” funciona desde octubre y es como una cuenta de débito administrada a través de un código por la Dirección General de Centros Penales (DGCP).

Al interior de las cárceles a los reos tienen el código que utilizan en las tiendas para comprar alimentos, productos de higiene personal, u otros, informó la gerencia de comunicaciones de la DGCP.

Las cuotas a depositar pueden ser realizadas cada semana o quincenalmente, pero al final del mes el monto acumulado no debe ser mayor a $150.

Los lugares donde se hacen esos depósitos están ubicados en la oficina central de centros penales, ubicada en la colonia Guadalupe; la otra en la calle Libertad, de Santa Ana; y la Avenida Monseñor Romero, en San Miguel.

Realizar la fila para el trámite, en la capital; puede tomar entre cuatro a seis horas; aunque la transacción frente al empleado de Centros Penales no se tarda más de 10 minutos.

De los $150 que recibe el prisionero puede destinar $50 para hacer llamadas telefónicas, desde cualquiera de los 20 cárceles; las llamadas tienen un control y escucha telefónica.

Debido a que las vacaciones de fin de año están próximas y por ende las oficinas de entidades públicas cierran, los parientes de los presos incrementan hasta un 100 % sus llegadas para tramitar los depósitos de dinero, explicó Manuel Sánchez, jurídico de la Dirección de Centros Penales.

Negociantes aprovechan

La mayoría de quienes acuden a depositar el dinero son mujeres; las cuales hacen la fila durante horas y cuando el cansancio las vence deciden sentarse en el suelo.

También existe la posibilidad de alquilar taburetes de plástico por $0.25; este alquiler es ofertado por los mismos familiares de los reos.

En la burocracia del trámite hay quienes han visto un negocio y discretamente venden cupos en la fila. Hay quienes encargan el “puesto” a esas personas desde un día antes, según comentó una de las familiares.

La larga espera ha obligado algunos a tener que pagar el cobro que se les ofrece porque tienen que trabajar .

Otros, por su parte, han aprovechado a instalar informalmente venta de tamales, gelatinas, pupusas, desayunos y almuerzos.

Una mujer, que se identificó como Alessandra y que iba con su hija en brazos, aseguró que salió desde las 2 de la madrugada de su vivienda ubicada en Ilopango, para depositarle a su esposo $80, pero la fila ya era extensa cuando ella llegó.

Añadió que anteriormente cuando ha realizado el mismo proceso la cola no ha alcanzado las dimensiones que se tienen desde hace cinco días aproximadamente.

Los familiares que hacen los depósitos deben estar registrados por su pariente preso y , en la oficina, llena una hoja para especificar el monto a depositar y entregar el dinero.

El proceso tiene pocos pasos, sin embargo, las tres ventanillas que se encuentran en funcionamiento son insuficientes para la cantidad de depositantes. .

La oficina de comunicaciones de Centros Penales informó que, el próximo año, habilitarán dos puntos más donde los familiares de los reclusos podrán abonar el dinero para que sus familiares puedan comprar al interior de las cárceles.

Las cárceles en todo el país albergan un aproximado de 30,000 reos hasta este año, indicaron los representantes de Centros Penales.

Del total de los condenados, 10,000 pertenecen a grupos de pandilleros.

Cuando se realizó este reportaje, personas que estaban en la fila, no quisieron identificarse, aunque si explicaron como era la dinámica del programa No dinero, ellos dijeron que no daban sus nombres porque eran parientes de pandilleros.

Plan de llamadas

Desde el año 2013, la Dirección de Centros Penales instaló en los reclusorios del país varios teléfonos de línea fija para el uso de los reos. Con estos aparatos, los prisioneros pueden hacer llamadas a sus familiares, a través de solicitudes administrativas que deben realizar a la administración de cada centro penitenciario del país. Cada una de las llamadas con escucha telefónica.

La iniciativa surgió para lograr apalear el número de casos de extorsiones.

 

“Ahorita se ha aumentado casi en un 100 % más porque  entramos de vacaciones y no van a poder hacerlo adelante” Manuel Sánchez Jurídico DGCP
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación