Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Paciente hemofílico es operado tras meses de espera

El Hospital Rosales solicitó ayuda al ISSS para intervenir al paciente. El paciente Lucio Salmerón tuvo está ingresado desde  julio de 2015.

El paciente hemofílico fue operado el viernes en el Hospital Médico Quirúrgico del ISSS.

El paciente hemofílico fue operado el viernes en el Hospital Médico Quirúrgico del ISSS.   | Foto por EDH

El paciente hemofílico fue operado el viernes en el Hospital Médico Quirúrgico del ISSS.  

Un paciente hemofílico, que llevaba más de seis meses de espera por una intervención quirúrgica en el Hospital Rosales, fue operado el viernes de la semana pasada en el Hospital Médico Quirúrgico del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS). 

El presidente de la Asociación de Hemofílicos, Aníbal Medina, consideró que la operación era un triunfo para los pacientes después de meses de exigir el tratamiento. 

Lucio Salmerón, de 36 años, fue ingresado el 16 de julio del 2015 en el Rosales después de que le apareciera un pseudo tumor pélvico. 

Además de la inflación le provocaba sangrados que no podían contenerse debido a su condición de hemofílico. 

Pese a que ya se le había detectado el pseudo tumor, no era operado y transcurrieron meses de dura espera para Salmerón sin obtener una respuesta certera de cómo sería tratado. 

Medina denunció en diversas ocasiones que, además de que en el hospital no encontraban una solución al pseudo tumor, a Salmerón le tocó enfrentar una serie de desabastecimientos de factor VIIIque complicaban su situación. 

El fármaco sirve para controlar, o prevenir, los sangrados en una persona con hemofilia. 

Medina interpuso un aviso ante la Sala de lo Constitucional por la situación de Salmerón. 

El 8 de octubre pasado, la Sala ordenó al Ministerio de Salud garantizar el tratamiento adecuado de Salmerón. 

A partir de entonces, hubo disponibilidad de factor VIII para Salmerón y el resto de pacientes hemofílicos, pero aun no había respuesta sobre la operación. 

En ese entonces el director del Rosales, Mauricio Ventura, dijo que Salmerón necesitaba una embolización en la arteria que sangraba y después una cirugía ortopédica para drenar el tejido necrosado e infectado. 

Para encontrar el vaso que sangraba debían realizarle una angiografía selectiva y el Rosales no tiene el equipo necesario. 

El 13 de enero pasado, Ventura informó que ya había enviado el resumen del caso de Salmerón al Seguro Social. 

“Es un triunfo, porque llegamos a creer que lo es. Si la sala no se hubiese pronunciado, Lucio hubiese fallecido”, manifestó Medina. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación