Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Norman Quijano: "Dejamos las finanzas equilibradas"

ASegura que no dejará deudas con proveedores, cuando llegó a la comuna encontró una deuda de 32 millones de dólares, lo que le impidió invertir en nuevas obras y proyectos comunales

Al edil solo le restan al frente de la principal comuna del país 55 días, en los cuales espera inaugurar algunas obras como la remodelación de la plaza Francisco Morazán. Foto EDH / Archivo

Al edil solo le restan al frente de la principal comuna del país 55 días, en los cuales espera inaugurar algunas obras como la remodelación de la plaza...

Al edil solo le restan al frente de la principal comuna del país 55 días, en los cuales espera inaugurar algunas obras como la remodelación de la plaza Francisco Morazán. Foto EDH / Archivo

El alcalde de San Salvador, Norman Quijano, aseguró que dejará una alcaldía "menos endeudada" a la administración que presidirá el edil electo el pasado domingo, Nayib Bukele.

Quijano entró a gobernar la principal alcaldía del país el 1 de mayo de 2009, y desde su primer día dijo que encontró una alcaldía quebrada por la mala administración que hizo la exalcaldesa del FMLN, Violeta Menjívar.

De acuerdo con el edil, cuando llegó a la comuna encontró una deuda de 32 millones de dólares, lo que le impidió invertir en nuevas obras y proyectos comunales.

El monto de las obligaciones que encontró fue posible por medio de una auditoría especial que ordenó cuando tomó posesión del cargo.

"Lo único que puedo decir es que (dejo la alcaldía) menos endeudada en un promedio de cuatro o cinco millones menos a como yo la encontré, y con recursos para (la nueva administración) haga una buena gestión" municipal, explicó el jefe edilicio.

De acuerdo con Quijano, las obligaciones financieras que dejará al alcalde electo rondará entre los 27 millones y 28 millones de dólares.

Para solventar las deuda que encontró el actual edil, tuvo que titularizar fondos que obtenía del pago de tasas que los ciudadanos hacen de sus tasas municipales.

Con la titularización de fondos, la alcaldía obtuvo 20 millones de dólares que le sirvieron para el pago de hipotecas de algunos bienes municipales que la administración de la exalcaldesa, Violeta Menjívar, hizo durante su gestión.

"Los primeros 13 millones de dólares (de la primera titularización) se ocuparon para recuperar el patrimonio de la alcaldía que estaba hipotecado", insistió el edil.

Agregó que se retirará de la comuna sin dejar ningún bien municipal hipotecado.

Otro monto de 4 millones sirvió para pagar proveedores, porque la comuna no disponía de fondos para pagarles.

Según el funcionario municipal, él esperaría "limpiar la mesa en el tema de los proveedores para que él (Nayib Bukele) no tenga dificultades en ese tema".

Parte del dinero que obtuvo de la titularización, la alcaldía lo ocupó para financiar grandes proyectos como la construcción de un mercado en la plaza Libertad.

Ese proyecto ronda entre cuatro o cinco millones de dólares; sin embargo, la comuna no lo pudo ejecutar porque nunca obtuvo los permisos de la Secretaría de Cultura, debido que ahí se encontraron vestigios del pasado colonial de la capital.

"Ese dinero lo tenemos para construir el mercado", dijo Quijano.

La comuna también construiría otro mercado para albergar vendedores en la plaza Hula Hula; pero nunca lo pudo hacer porque la escritura de ese inmueble se encuentra extraviada.

Preparado para la transición

El alcalde también habló de la transición que harán hacia la nueva administración que presidirá Bukele.

Aseguró que se encuentran listos y con su respectivo equipo para que el traspaso no sea desordenado ni traumático al momento de realizarlo.

En ella estarán el director administrativo, el de finanzas, el administrador de mercados, de cementerios y los directores de distritos, entre otros cargos.

Quijano explicó que no liderará la mesa de transición, solo presentará la mesa para que la presida el alcalde entrante.

Agregó que no tiene ningún inconveniente en que las reuniones sean en las instalaciones de la alcaldía capitalina, o fuera de ella.

Estabilidad laboral

Sobre la posibilidad que haya despidos una vez entre el nuevo concejo municipal, Norman Quijano dijo esperar que los empleados se mantengan en sus puestos de trabajo.

"El llamado (para respetar los puestos de los empleados) ya lo he hecho en el pasado y él (Bukele) ha respondido que atendía esa petición; él ha dicho que los va a respetar".

En lo que Quijano no tiene ninguna duda, es que no continuarán los empleados de confianza con los que se rodeó durante su administración municipal.

Agregó que eso él, como alcalde, lo respetará porque "yo dispuse de mis empleados de confianza".

Uno de los primeros problemas que tuvo el edil cuando entró en 2009 fue las protestas por despidos de trabajadores que desempeñaban puestos clave en la administración de Violeta Menjívar.

Aunque tuvo grandes resistencias por parte de los cesados y los sindicatos, quienes acudieron a la Procuraduría de Derechos Humanos, el edil ganó la batalla, no sin antes indemnizarlos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación