Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Niño amenaza con traer sequía en junio o agosto

Podría "no ser severo", según el MARN

PMA: Se necesitan $75 millones para atender a los afectados por sequía en C.A.

La sequía es especialmente acuciante en la zona que se conoce como el Corredor Seco Centroamericano, un enorme territorio que abarca las costas pacíficas desde Guatemala a Panamá

PMA: Se necesitan $75 millones para atender a los afectados por sequía en C.A.

Entre junio y agosto se espera que llegue El Niño. Así lo advirtió ayer el Ministerio de Medio Ambiente que, no obstante, considera que este "no será severo".

Celina Kattán, directora del Observatorio Ambiental del MARN, explicó que El Niño está comenzando a desarrollarse. Sin embargo, para que llegue a formarse es necesario que la temperatura en el océano Pacífico supere en 0.5 grados la temperatura promedio durante más de tres meses.

"Las temperaturas del océano se han estado calentando rápidamente", dijo la técnica, por lo que hay altas probabilidades de que El Niño complete su desarrollo.

Este fenómeno suele generar canículas "de moderadas a fuertes" y sequías. Pero Kattán es optimista: "No esperamos que los impactos sean tan drásticos como podrían ser con un Niño severo".

De ocurrir lo contrario, explicó, podrían ocurrir sequías más severas y canículas más prolongadas. Esto sería una mala noticia para la agricultura, para la generación de energía eléctrica y para otros usos del agua.

Respecto la época lluviosa, el MARN indicó que esta iniciará la segunda quincena de mayo. Por lo que la posibilidad de que se desarrolle El Niño no debería retrasar el inicio de la actividad agrícola.

Indicaron que independientemente de este fenómeno hay altas probabilidades de que ocurra una canícula de moderada a fuerte en julio o agosto. Esta podría afectar la franja costera de la zona Central a la Oriental y los valles interiores de ésta última.

También es probable que se haya periodos secos que iniciarán "desde la segunda quincena de junio, hasta julio y agosto. Estos afectaría la zona costera y los valles interiores de la zona oriental.

El ministerio de Medio Ambiente, Herman Rosa Chávez, aseveró que la posibilidad de lluvias intensas o temporales es baja para junio y septiembre. "Pero esto no significa que no podamos tener esos eventos singulares de lluvias intensas que pueden generar problemas", aclaró.

El Salvador se verá afectado no solo por la disminución de probabilidades de lluvias en la zona costera, sino también por la disminución de esas probabilidades en el sur de Honduras y en el oriente de Guatemala.

Esto afectaría el caudal de los ríos de la zona Norte como el Lempa. Según el MARN, hasta mayo el caudal estaría en el rango histórico, pero de junio a agosto tendría un déficit de hasta el 30 %. Por lo mismo, se espera que el nivel de los embalses de las represas El Guajoyo y Cerrón Grande esté entre 5 y 6 metros por debajo de su cota máxima respectivamente.

La economista agrícola y analista del sector agropecuario Amy Ángel escribió el 27 de marzo en su blog que, de haber Niño este año: "La reducción en la producción de granos puede ser importante, ya que la gran mayoría se cultivan en laderas en suelos frágiles y no tienen ninguna medida de conservación de agua".

La analista hizo un ejercicio

con los rendimientos del sorgo, el maíz, el frijol y el arroz de 1955 a 2010, en años con Niña, Niño y en fase neutra. El resultado, según escribió, es que "los rendimientos de maíz son casi 5 % inferiores en los años cuando sucede El Niño, y el sorgo, 3 %".

No obstante, aclaró, que se trata de cifras promedio y que "las pérdidas varían año con año de 'El Niño'".

El impacto en el cultivo de caña de azúcar sería nulo, pues la tercera parte de las plantaciones cuenta con sistema de riego, recordó Ángel.

En su opinión, El Niño también puede tener un impacto en la pesca. Como las especies pesqueras tradicionales buscan aguas más frescas y profundas, "la extracción pesquera, especialmente de camarón pero también de la pesca artesanal, es afectada". Ángel ha analizado los datos entre 1970 y 1996, según los cuales "la captura de camarón en los años El Niño fue 18 % menos comparado con el resto del periodo".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación